domingo, 30 de marzo de 2014

Estado de México, con potencial más explosivo que Michoacán

GUERRA ENTRE BANDAS DIEZMA A LA POBLACIÓN

 

La gente evita salir de sus casas, y cuando saben que hay violencia piden sus alimentos por teléfono, para no exponerse a robos, asaltos, extorsiones o asesinatos
Estado de México, con potencial más explosivo que Michoacán
La violencia es mayor en Tamaulipas, Durango, Sinaloa, Chihuahua y Guerrero, el incremento de la misma en el Estado de México es un foco rojo que debe atenderse de inmediato.
domingo, 30 de marzo de 2014
CUAUTITLÁN IZCALLI, MÉX. (Aro)- Hasta no hace mucho tiempo este municipio estaba lleno de campos de cultivo, árboles, milpas y zanjas de agua limpia. La Facultad de Estudios Superiores de la UNAM en los campos Uno y Dos eran las principales construcciones de la zona. Pero en un par de décadas se llenó de unidades habitacionales y centros comerciales. Hoy es el municipio más violento del Estado de México y está controlado por Los Zetas, aunque se los disputa el Cártel del Golfo.
La guerra entre las bandas del crimen organizado diezma a la población. Algunos vecinos confiesan que evitan salir de sus casas, y cuando saben que hay violencia piden sus alimentos por teléfono, para no exponerse a robos, asaltos, extorsiones o asesinatos.
"La gente ya no quiere ir al centro del municipio a pagar sus servicios. Tampoco a las plazas, porque ahí roban los carros y atracan a la gente. Cuando tocan a las puertas de nuestra casa para vendernos cualquier cosa, mejor no abrimos ni contestamos porque luego nos asaltan. La semana pasada mi hijo se fue a trabajar y al llegar al Cedis —centro de distribución de mercancías— vio que dejaron ahí cuatro cabezas y mejor se regresó. Es un infierno", dice una mujer, ama de casa, que pide no publicar su nombre.
Ubica como las zonas más peligrosas la unidad de Infonavit Norte, El Gallinero, Cofradía, San Antonio, La Aurora, Tepojaco, San Martín Tepetlixpan y Perinorte. Recuerda que el pasado 23 de febrero, en el puente peatonal cercano a la unidad habitacional militar del Campo Uno, en el centro del municipio, colgaron una manta donde supuestamente el Cártel del Golfo advertía a las autoridades que no quería problemas con ellas, y aseguraba a la ciudadanía que habían llegado para limpiar las calles de rateros, secuestradores, violadores y extorsionadores.
VECINOS VIGILANTES
Dice que por eso se formó la agrupación Vecinos Vigilantes, que corren las alertas por teléfono o en las redes sociales, pero admite que esto no es suficiente.
Un hombre que vive en Cuautitlán Izcalli desde hace 25 años recuerda que desde hace seis la seguridad empezó a deteriorarse en el municipio, pero en los tres últimos, y sobre todo el último año y medio, la situación está fuera de control. Ya no puede salir a bares, a restaurantes y a veces ni al supermercado.
De acuerdo con un conteo periodístico, hasta principios de marzo se registraron 31 ejecuciones en este municipio, dejando en segundo lugar a Ecatepec (con 16), que antes fue el más violento, así como a Nezahualcóyotl (14), Naucalpan (11) y Chalco (10).
El presidente municipal, Karim Carvallo argumentó que los asesinatos, asaltos y extorsiones se deben a la pelea por el territorio que libran los narcomenudistas. Pero de acuerdo con los documentos oficiales que consultó Proceso, la causa de fondo es la que existe entre Los Zetas y el Cártel del Golfo, las organizaciones delictivas que también se pelean el control de Tamaulipas, Veracruz, Nuevo León, Coahuila y Zacatecas.
De acuerdo con el diario Reforma, en el Estado de México en el primer bimestre de 2014 se han registrado 160 ejecuciones, 19.3% de ellas en Cuautitlán Izcalli.
HACIA LA AUTODEFENSA
El jueves 27, una de las notas más difundidas en los medios de comunicación fue sobre la muerte de un asaltante en Naucalpan. En el cruce de Periférico Norte y Joselillo, los pasajeros de una camioneta de transporte público se enfrentaron con un par de atracadores; uno de ellos murió por un disparo y el otro recibió una golpiza.
El día anterior, en la comunidad de San José de los Leones, Naucalpan, los habitantes encararon al alcalde David R. Sánchez Guevara y le reclamaron su ineficacia en materia de seguridad. La representante vecinal, Verónica González advirtió que si la autoridad no respondía pronto, los ciudadanos formarían sus propios grupos de autodefensa, como en Michoacán, y tomarían en sus manos la vigilancia.
El pasado 27 de febrero, en San Francisco Chimalpa, municipio de Naucalpan, los habitantes detuvieron a dos presuntos extorsionadores que se presentaron como miembros de La Familia Michoacana ante el dueño de una tlapalería para exigirle dinero. El afectado pidió auxilio y la población se reunió, logró detener a los dos sujetos y los hubiera linchado si no los rescata la Policía Municipal. "Si la policía no hace nada, nosotros sí", gritaban los colonos enfurecidos, que bloquearon por cinco horas la carretera libre Naucalpan-Toluca.
Raúl Chaparro, presidente de la Asociación de Empresarios y Ciudadanos del Estado de México, encabezó el domingo 23 una manifestación en la explanada de las Torres de Satélite, símbolo de esta zona de clase media alta que habitan sobre todo empresarios, profesionistas, funcionarios de gobierno y comerciantes. Salieron a la calle luego de que el hijo de un miembro de la asociación fue secuestrado durante más de una semana y sometido a tortura, hasta que se hizo el pago y sus captores lo liberaron.
"Por eso salimos a hacer una manifestación por la paz, la no violencia, contra los robos, por la participación ciudadana y para que nos dijeran la realidad de las cosas. Sin embargo, algunos en el gobierno piensan que estamos en su contra, pero no estamos contra nadie: lo que queremos es que nos tomen en cuenta, que nos digan en qué podemos colaborar", explica Chaparro en entrevista.
Aunque colocaron en el puente peatonal unas mantas que traían para protestar, tuvieron que quitarlas ante las amenazas del presidente municipal Sánchez Guevara de que las mandaría arrancar.
'TOQUE DE QUEDA'
¿La violencia ha empeorado con el paso del tiempo?
—Claro, ha ido empeorando porque no hacemos nada. Cuando mandaron a Alfredo Castillo como mediador de Michoacán, yo pregunté por qué no tomó ese trabajo la PGR, porque esa es labor del Procurador. Tuvieron que poner a alguien que sí tiene los tamaños para enfrentar a la delincuencia.
Aquí debe pasar lo mismo, eso hace falta porque tememos que se dé el efecto cucaracha: si están enfrentando a los criminales en Michoacán, se van a venir acá.
—En Cuautitlán Izcalli hay gente que ya no quiere salir a la calle.
—¡Claro! En ese municipio hay una especie de toque de queda por la situación que se está viviendo. Pero si el presidente municipal no acepta que se ha equivocado en el manejo de la presunta seguridad que prometió, no va a resolver nada. Por eso está así el municipio, porque él no tiene el valor de reconocer que necesita ayuda y capacitar a la gente.
No obstante, el empresario dice que es igual de grave lo que ocurre en Naucalpan, donde los índices de delincuencia se han disparado en los últimos meses. "Estoy preocupado por el índice tan alto de delincuencia que existe en Satélite. Todo el mundo tiene miedo, en todo momento arriesgamos nuestras vidas. La inseguridad ha aumentado muchísimo. En las 84 zonas industriales que hay en el Estado de México se ven muchos anuncios de venta, está horrible. La zona industrial de Cuautitlán Izcalli es un cementerio de empresas que anuncian: se renta, se vende, se traspasa".
—Entre las cosas que el Gobernador no toma en cuenta están las voces de ustedes.
—Nosotros lo hemos invitado tres o cuatro veces y no ha aceptado, no nos considera sus aliados. Le pedimos que viniera o nos recibiera en sus oficinas, pero tampoco nos ha contestado. Pero cuando estuvo en campaña sí nos tomó en cuenta, hasta nos invitó.
La Asociación de Empresarios y Ciudadanos del Estado de México tiene 827 afiliados de la zona del valle de México, Metepec, Lerdo, Toluca, Cuautitlán, Tultitlán, Coacalco, Naucalpan, Tlalnepantla y Huixquilucan. Es una de las pocas organizaciones que se han manifestado públicamente en contra de la violencia en la entidad.
Su presidente, Raúl Chaparro, reconoce que tienen miedo, pero lo vencen por la necesidad de manifestarse: "Esto es un grito desesperado y ojalá comprendan el gobernador y los presidentes municipales que no estamos contra ellos, sino que queremos ayudar".
Como otro ejemplo de la inseguridad, el empresario agrega: "En la calle donde vivo, de 52 casas 90% han sido asaltadas, se han cometido secuestros y robo de autopartes, todos con una historia diferente".
‘PEOR QUE MICHOACÁN’
Desde el pasado 5 de febrero el Ejército patrulla algunas de las calles de Ecatepec. Además, la Policía Federal, la Estatal y la Municipal formaron una unidad de las Bases de Operaciones Mixtas (BOM) en la colonia Urbana Ixhuatepec, con lo que este municipio es el único que tiene dos de estas agrupaciones. A pesar de ello la lucha entre cárteles y por consiguiente la inseguridad continúa cobrando víctimas en este municipio conurbado con el Distrito Federal.
Lo mismo ocurre en 32 municipios con altos índices de delincuencia. Tres de ellos —Ecatepec, Nezahualcóyotl y Toluca— recibieron este año partidas especiales del Programa Nacional de Prevención del Delito: el primero, 55 millones; el segundo, 36, y el tercero, 40 millones. Pero de nada sirvió.
Toluca, la capital del estado, es parte de este torbellino de violencia. La Familia Michoacana y Los Caballeros Templarios operan en barrios como El Coporo, el mercado Palmillas y la colonia Seminario, donde exigen cuotas a los comerciantes. La calle Santos Degollado, justo detrás de Palacio de Gobierno, es muy peligrosa por los frecuentes asaltos, ante la complacencia de las policías Estatal y Municipal.
Alejandro Encinas, senador del PRD y ex candidato a gobernador del Estado de México, advierte que las condiciones de la entidad "son más graves porque el impacto social, político, y el hecho de permitir que lleguen a la zona metropolitana ese tipo de grupos delictivos configuran un coctel mucho más explosivo que el de Michoacán, no solamente por la densidad demográfica, sino por el perfil de la población que está ahí establecida: es gente en condición de marginación y pobreza extrema, desintegración familiar, que pueden optar por la actividad delictiva con mucha facilidad".
AUMENTAN HECHOS DELICTIVOS
Añade: "Lo hemos visto hasta en las zonas residenciales de Huixquilucan, pero en lo particular creo que los focos de atención están en el oriente y en el corredor de Tepotzotlán hasta Huehuetoca, Zumpango, Coyotepec, Cuautitlán Izcalli y Tultitlán, que es donde se están registrando los incrementos más significativos en los índices de delitos".
Se le plantea a Encinas si lo que ocurre en el Estado de México es para Enrique Peña Nieto lo que le pasó a Calderón con Michoacán, donde le declaró la "guerra" al narcotráfico y la perdió.
Encinas acepta la comparación, pero aclara que en el Estado de México también tiene que considerarse el conflicto entre los grupos políticos, como son el del Valle de México, al que pertenece el gobernador Eruviel Ávila, y el de Toluca, del que forma parte Peña Nieto:
"Considero que a veces, como dicen, se calienta la plaza por los diferendos que existen entre el propio PRI con el Gobierno del estado, entre el grupo Toluca y el grupo del Valle de México. Esta diferencia alienta la falta de coordinación y de operación del conjunto del gobierno y las áreas de seguridad".
El senador perredista advierte que por cuestiones políticas la situación de violencia se agrava más, a pesar de que el Gobernador aceptó esta semana la seriedad del problema y pidió la ayuda del Ejército y la Policía Federal, como lo hizo Fausto Vallejo, el gobernador de Michoacán, también priísta.
"Lamentablemente —dice Encinas—, si vemos los indicadores del primer bimestre respecto de los años anteriores, vemos que se incrementan los índices delictivos, la diversificación de los delitos y el aumento en otras regiones que antes no tenían el nivel de conflicto como el año pasado".
JOSÉ GIL OLMOS