lunes, 10 de marzo de 2014

Culpa a Gobierno estatal

Por: DIANA GONZÁLEZ / EL SIGLO DE TORREÓN / GÓMEZ PALACIO
Ernesto Cordero Arroyo, senador con licencia del Partido Acción Nacional (PAN) responsabilizó a los gobiernos estatales priistas de Durango y Coahuila por la inseguridad que durante años ha padecido La Laguna.

"Los temas de seguridad son del fuero local, la mayoría de los delitos que tanto agravian a las familias mexicanas como la extorsión, el secuestro, son parte de lo que tienen que hacer las autoridades locales", dijo Cordero.
Lo anterior luego de un cuestionamiento respecto a la percepción de ciertos sectores de la ciudadanía que enfatizan que durante los sexenios panistas se incrementó considerablemente la inseguridad en el país, principalmente en esta región integrada por ambos estados.
El gobernador de Durango Jorge Herrera Caldera y su antecesor Ismael Hernández Deras, así como el gobernador de Coahuila Rubén Moreira Valdez y su hermano (antecesor) Humberto Moreira Valdez -todos militantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI)- han estado al frente de los últimos sexenios en los cuales se han registrado múltiples hechos violentos en la región.
"Ante la debilidad institucional de los municipios son los gobiernos estatales los que tienen mucha de esta responsabilidad al no tener una policía estatal que con firmeza combata la delincuencia y apoye a las policías municipales", dijo el senador, quien confirmó que ambos estados no están haciendo su trabajo en cuanto al combate a la inseguridad de la región.
"Hasta donde yo recuerdo el PAN no ha gobernado lamentablemente ni el Estado de Durango ni el Estado de Coahuila", declaró Cordero, quien además aseguró que: "El tema de delincuencia organizada se gestó desde hace muchos años en el país, desde los setentas y lo dejaron crecer [...], aún ahora creen que porque no se hable del tema el problema desaparece cuando no es así", acotó el senador con licencia.

Visitaron Gómez Palacio

Los aspirantes a la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, Ernesto Cordero y Juan Manuel Oliva estuvieron ayer en Gómez Palacio para recabar las firmas de apoyo necesarias para registrarse oficialmente en el proceso interno para el cual ya rebasaron las 22 mil firmas que son requisito.
El pasado 4 de marzo se abrió el registro y el plazo concluirá el 13 de marzo. En total serán 226 mil militantes del PAN los que votarán.
Hasta el momento se sabe que hay tres aspirantes a dicha presidencia: Ernesto Cordero Arroyo, Gustavo Madero Muñoz y Mario Flores González, luego de que Josefina Vázquez Mota, José Luis Luege Tamargo y Gabriela Ruiz decidieron no participar.
Según Cordero, los resultados de una encuesta levantada con el padrón de la militancia que votará arrojó un 64% de intención de voto en el país a favor de la fórmula "Corderoliva"
"Es un proyecto que significa cambio, unidad y orgullo de ser panista, mucho de la falta de unidad en el partido es la debilidad institucional que tenemos cuando no hay reglas claras, cuando no hay un liderazgo que haga valer los estatutos del partido", dijo Cordero.
Juan Manuel Oliva dijo que ha fallado la consolidación de acuerdos al interior del partido: "Vemos con agrado que el PAN es capaz de dialogar con otro partido político para hacer alianza, pero vemos como un reto fundamental que el PAN dialogue hacia adentro, la primer alianza debe ser panistas con panistas".