miércoles, 12 de marzo de 2014

“El Chapo” permitió a televisoras extranjeras conocer sus dominios

 

Escena del documental presentado en Texas
Escena del documental presentado en Texas
MÉXICO, D.F. (Proceso).- En la cima de la montaña más alta de La Tuna, en Badiraguato, Sinaloa, entre una base del Ejército y la finca rosada de doña Consuelo Loera, madre del capo más famoso de México, se yergue una propiedad que destaca por sus altos cipreses, verdísimos jardines, naranjales, coloridos rosales y una enorme palapa. Se llama El Cielo y era una de las guaridas de Joaquín El Chapo Guzmán, quien siempre estuvo a la vista de un gobierno que supuestamente lo persiguió 13 años.
Angus MacQueen y Guillermo Galdós –directores del documental The Legend of Shorty (La leyenda del Chapo), coproducción de Canal 4 de Inglaterra y de las compañías estadunidenses Discovery Channel y Public Broadcast Service (PBS)– hace dos años establecieron contacto con el líder del Cártel de Sinaloa para entrevistarlo.
A finales del pasado diciembre Guzmán se negó a dar “por el momento” una entrevista, pero durante dos años les abrió a MacQueen y Galdós una de las puertas del mundo en el que vivió.
La premier del documental tuvo lugar el viernes 7 en el South by Southwest Festival, en Austin, Texas.

El Cielo

“Él desde chiquillo aspiró siempre a moverse”, dijo doña Consuelo Loera desde su finca en La Tuna refiriéndose a su hijo El Chapo en entrevista para el documental, obtenida, según los directores, por instrucciones del capo…
Fragmento del reportaje que se publica en la edición 1949 de la revista Proceso,