domingo, 15 de febrero de 2015

Los partidos, causa de apatía en jóvenes para participar en política

Sondeo presentado a diputados indica que 45% de encuestados no simpatiza con ninguno

El documento señala que 19.5% dice que los candidatos electos no cumplen promesas de campaña
En la lista nominal electoral, el sector lo intregran más de 25 millones de votantes potenciales
Roberto Garduño
 
Periódico La Jornada
Domingo 15 de febrero de 2015, p. 5
El Índice Nacional de Participación Juvenil (INPJ) 2014 presentado en la Cámara de Diputados considera que los partidos políticos en México carecen de auténtica vinculación con el sector juvenil, pese a que 29.27 por ciento de la lista nominal del Instituto Nacional Electoral está integrado por jóvenes de entre 18 y 29 años. El porcentaje equivale a 25 millones 297 mil votantes potenciales.
La escasa importancia que para los partidos políticos representa el sector se manifiesta con la participación de legisladores jóvenes en el Congreso federal, pues sólo 3.5 por ciento de éstos son menores de 30 años.
El documento, que se sustenta en datos proporcionados por la Encuesta Nacional de Valores en Juventud, elaborado por el Instituto Mexicano de la Juventud y el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, también revela que 45 por ciento de los muchachos encuestados no simpatiza con ningún partido político.
De la muestra alcanzada por el ejercicio, 31 por ciento manifestó no tener interés alguno por la política; 19.5 por ciento cree que los candidatos electos no cumplen lo que prometen en campaña, y sólo 15.6 por ciento piensa que el ejercicio de la política es muy importante, mientras para 22.1 por ciento apenas tiene algo de importancia.
El resultado establece que uno de los principales obstáculos de la participación juvenil en la polítcia obedece a la apatía frente a los partidos, el estrecho margen de interés por lo que ahí se desempeña, la desconfianza y la creencia que se genera por la necesidad de unpadrino.
Por el contrario, los muchachos en México se inclinan por el trabajo en organizaciones de la sociedad. En ellas, siete de cada 10 de sus integrantes son jóvenes. El interés manifiesto por participar en esas instancias, no obstante, se ve desalentado por la ausencia de oportunidades de desarrollo y los bajos salarios que ahí se otorgan.
El escenario para ese sector de la población, de acuerdo con la encuesta, es sombrío, pues sólo tres de cada 10 –entre 19 y 23 años– tienen acceso a la educación superior. Tal situación se agrava porque en un promedio de uno a seis meses, tras ingresar a una institución de educación superior, entre 35 y 40 por ciento de los jóvenes que comenzaron una carrera se ven obligados a abandonarla, por motivos económicos y, en menor medida, por elección equivocada de la carrera, o un plan de estudios que no satisface las espectativas del demandante.