domingo, 15 de febrero de 2015

Joven armado ingresa a hospital y mata a paciente


POR: EL SIGLO DE TORREÓN/TORREÓN, COAH.
Joven armado ingresa al Hospital Universitario de Torreón y mata a paciente de un tiro en la cabeza.




Alrededor de las 3:00 de la tarde del sábado el Código Rojo se activó, luego de que al sistema de emergencias 066 se recibieron una serie de llamadas reportando detonaciones al interior del Hospital Universitario (HU).
De inmediato, agentes de las diversas corporaciones policiacas se trasladaron hasta el hospital, donde efectivamente encontraron a un hombre sin vida sobre la camilla número 121, del segundo piso del citado Hospital Universitario.
Los hechos
Según las primeras investigaciones al hospital arribaron dos jóvenes, los cuales se identificaron como sobrinos del paciente y pidieron permiso para ingresar a la cama, logrando entrar tras identificarse oficialmente.
Fue al estar en el segundo piso que uno de los dos jóvenes se quedó en la puerta del cuatro número 121 y el otro entró, mismo que tras dialogar unos instantes con el paciente, sacó de entre sus ropas un arma de fuego con la que le disparó al interno en la mandíbula, para después retirarse ambos del hospital con rumbo desconocido.
Identificado
El ahora occiso, quien se encontraba solo en la habitación, fue identificado por sus familiares como quien en vida respondía al nombre de José Luis Muñoz Torres, de 30 años de edad, con domicilio en Torreón.
Cabe señalar que el ahora occiso ingresó al Hospital Universitario la tarde del martes 10 de febrero tras recibir 4 impactos de bala cuando circulaba a bordo de su camioneta por calles de la colonia Campestre la Rosita de Torreón.
Evidencia
En el lugar de los hechos las autoridades del departamento de Servicios Periciales de la Procuraduría región Laguna I, ubicaron como evidencia 3 casquillos percutidos calibre .9 milímetros.
Conforme a la Ley el cadáver fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) de Torreón para la práctica de la necropsia de rigor.
Hasta el momento las autoridades desconocen el paradero de los presuntos homicidas, sin embargo, ya cuentan con una media filiación de los agresores gracias a las cámaras de seguridad con las que cuenta el hospital.