domingo, 22 de febrero de 2015

Fallan controles en fondos federales en Torreón y Gómez Palacio


POR: YOLANDA RÍOS Y MARÍA ELENA HOLGUÍN / EL SIGLO DE TORREÓN/ TORREÓN
DETECTA AUDITORÍA SUPERIOR DE LA FEDERACIÓN DEBILIDADES EN USO DE RECURSOS FEDERALES EN TORREÓN Y GP
La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó debilidades en el ejercicio de los recursos procedentes de fondos federales en Torreón y Gómez Palacio.





Fondos como el de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios (Fortamun) y de Infraestructura Social Municipal (FISM), o el Subsidio para la Seguridad en los Municipios (Subsemun), entre otros, representan aproximadamente un 36 por ciento de los recursos que ejercen en sus presupuestos los ayuntamiento del país.
No obstante, en su Informe de Resultados de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2013, la ASF detectó la falta de sistemas de control interno, manuales operativos, manuales de procedimiento y hasta de capacitación de los funcionarios.
En el caso de Torreón no se encontraron fallas en la aplicación de recursos que afectaran la hacienda pública dentro de los mencionados programas. Tampoco hubo subejercicios ni se tuvieron que reintegrar recursos a la Federación.
Pero en materia de transparencia, observancia de la normativa, así como en la presentación de los informes de resultados respecto a los indicadores de desempeño, indicadores de efectividad, eficiencia y logros de los programas, se hicieron diversas observaciones, la mayoría de ellas de carácter administrativo y recibió recomendaciones para mejorar en las áreas de oportunidad.
Por ejemplo, en el caso del Fortamun, que operó con 310.9 millones de pesos, tuvo 21 observaciones, de las cuales sólo 9 fueron solventadas y del resto se derivaron recomendaciones. Caso similar ocurrió con el FISM, en el que se ejercieron 43.8 millones de pesos.
Por lo que respecta al Subsemun, se ejercieron 30.5 millones de pesos y los resultados de la ASF indican que debido a que le faltaron varios informes, no realizó la evaluación sobre los resultados del subsidio, lo que impidió conocer sus debilidades, fortalezas y en conclusión, el ayuntamiento de Torreón no realizó una gestión transparente de los recursos.
En el caso de Gómez Palacio, la ASF detectó también falta de transparencia y de eficiencia en el FISM. De acuerdo con las observaciones, el ayuntamiento tendrá que recuperar un monto superior a los 1.2 millones de pesos que se destinaron al suministro e instalación de micromedidores, rubro que no está contemplado en el fondo.
Las conclusiones de la ASF señalan que las metas establecidas para los indicadores oficiales de desempeño del FISM se cumplieron parcialmente.
En el aspecto de control interno, el Municipio carece de un sistema adecuado para identificar y atender los riesgos que limitan el cumplimiento de los objetivos del fondo, la observancia de su normativa y el manejo ordenado, eficiente y transparente de los recursos, lo que incidió en las irregularidades determinadas en el informe de la Auditoría.
Se registraron también incumplimientos en las obligaciones de transparencia sobre la gestión del fondo.