domingo, 22 de febrero de 2015

Cayó más de 220 mil el número de patrones en el país en 2014

Presenta el Inegi los resultados de la encuesta nacional de ocupación y empleo

El sector en el que más bajó la cifra de empleadores fue en comercios y servicios
Foto
Los patrones formales representan apenas 41% respecto al total registrado por el Inegi. La imagen corresponde a una feria del empleo en el DFFoto Marco Peláez
Susana González G.
 
Periódico La Jornada
Domingo 22 de febrero de 2015, p. 23
El año pasado hubo una reducción de 220 mil 190 patrones o empleadores en el país. La cifra implica una caída de 9.6 por ciento respecto a lo registrado un año antes, reveló la más reciente encuesta nacional sobre ocupación y empleo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
Entre esos patrones que dejaron de serlo, lo mismo del sector formal que informal, 80 por ciento son hombres y el porcentaje restante equivale a 412 mil 691 mujeres. Además, el área económica en la que más bajó el número de empleadores fue el de comercios y servicios, seguido de la industria y las actividades agropecuarias.
El IMSS, a su vez, consigna que los patrones de empresas formalmente establecidas aumentaron en 13 mil 583 o 1.6 por ciento en un año: en 2013 había 844 mil 641 patrones y para 2014 ascendieron a 858 mil 224. Esta cifra se redujo en 518 patrones en el primer mes de 2015, equivalentes a 0.06 por ciento.
Los patrones formales representan apenas 41 por ciento respecto al total registrado por el Inegi.
Definidos como los trabajadores independientes que ocupan o emplean a otras personas a cambio de una remuneración económica en dinero o especie, los empleadores que mantuvieron esa condición al concluir 2014 sumaron en conjunto 2 millones 72 mil 609, pero en 2013 eran 2 millones 229 mil 799, según las cifras del instituto.
El mayor descenso del grupo se dio apenas inició el año 2014, cuando entró en vigor la reforma fiscal con nuevos impuestos y la reducción en las deducciones que podían hacer las empresas, como los gravámenes a la minería y de un peso por litro a los refrescos o bebidas saborizadas, la homologación de la tasa del impuesto al valor agregado (IVA) de 11 a 16 por ciento en las ciudades fronterizas con el resto del país o el impuesto especial sobre producción y servicios a alimentos con alto contenido calórico.
Así, los tres primeros meses de la reforma fiscal coincidieron con la desaparición de 171 mil 593 patrones, 7.8 por ciento menos que cuando concluyó 2013, y que puede atribuirse al cierre de empresas o a que el patrón sencillamente dejó de tener tal estatus porque despidió o se quedó sin personal y siguió operando solo con su negocio, como trabajador independiente.
De los 5 millones de unidades económicas que existen en México, 98 por ciento son micro y pequeñas y la mayoría generan 70 por ciento de los empleos.
Sus dueños se convierten también en patrones al tener por lo menos un trabajador, pero dado que la mayoría de las unidades económicas o negocios son microempresas (casi la mitad del total), en muchos casos operan sin empleados.
El Inegi señala que las microempresas contratan desde uno hasta 10 trabajadores, las pequeñas, de 11 a 50 y las medianas, de 51 a 250.
Luego del primer trimestre del año pasado, hubo un repunte de 67 mil 387 patrones (3.3 por ciento) de abril a junio al llegar a 2 millones 101 mil. Sin embargo, durante el segundo semestre otra vez se redujo el grupo y otros 28 mil 393 empleadores dejaron de serlo (7 mil 488 en el tercer trimestre y otros 20 mil 905 en el cuarto).
En cuanto a los sectores productivos, de cada centenar de patrones que dejaron de serlo 54 por ciento se desempeñaba en el comercio y los servicios, 29 por ciento en las diferentes ramas industriales y 16.6 por ciento en actividades agropecuarias.
En su comparativo anual, los patrones agropecuarios bajaron 11.14 por ciento o 43 mil 313 personas. En las industrias la reducción fue de 7 por ciento o 46 mil 367 y en el comercio y servicios la caída fue de 10.5 por ciento o una pérdida de 132 mil 432 empleadores. Un millar de patrones no dijeron a qué sector pertenecían.