lunes, 9 de febrero de 2015

Busca PGR desacreditar informe de los peritos argentinos


El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, descalificó al Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) después de que éste se desmarcó de la “verdad histórica” de la PGR, al señalar que “no hay evidencia científica” de que los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero, fueron asesinados y luego incinerados en el basurero de Cocula para después ser arrojados al río San Juan.
lunes, 09 de febrero de 2015
 MEXICO, DF, 9 de febrero (apro).- El martes 27 de enero, Murillo Karam involucró a los argentinos como testigos de los peritajes realizados en el basurero de Cocula y el río San Juan, en los cuales se apoyó para dar su “verdad histórica”.
Ese día Murillo Karam señaló que “las declaraciones vertidas por los detenidos, y que fueron confirmadas por los elementos materiales, dictámenes científicos, pruebas periciales, testimonios y confesiones, dejan clara la dimensión y la profundidad de la investigación, dándonos la posibilidad y la certeza legal de que los normalistas fueron muertos en las circunstancias descritas”.
En respuesta, el sábado pasado el EAAF emitió el Documento inicial sobre investigaciones en el basurero de Cocula y río San Juan, en el que hace referencia a imprecisiones y problemas detectados en la indagatoria de Ayotzinapa plasmados en seis conclusiones y tres recomendaciones:
“La investigación sobre Ayotzinapa no puede darse por concluida toda vez que aún falta procesar una cantidad importante de evidencia tanto por los peritos de la PGR como del EAAF. Se necesita mayor tiempo de análisis de los restos óseos y toda evidencia asociada a ellos. Esta tarea llevará varios meses más de trabajo”, advirtieron los especialistas argentinos.
La respuesta de PGR no se hizo esperar.
En un comunicado, la PGR advirtió que el Equipo Argentino de Antropología Forense “en ningún momento ha actuado como perito independiente de las familias de los 43 jóvenes normalistas desaparecidos en los hechos de Iguala y Cocula, ya que desde el primer momento se les incorporó a la investigación como peritos habilitados de esta institución, a pesar de que solamente dominaban las disciplinas de antropología, criminalística y genética, por lo que sus alcances en conocimiento de otros dictámenes no son válidos como expertos”.
Pese a ello y dado el interés de los familiares y defensores autorizados en la investigación, según la PGR, se hizo entrega al equipo argentino de los dictámenes, diligencias y evidencias de todas las actuaciones practicadas en el caso.
Sobre el señalamiento de que el EAAF no estuvo presente cuando se recuperó la bolsa con fragmentos óseos en el río San Juan, la dependencia admitió que los expertos argentinos “no estuvieron presentes en el momento del hallazgo a pesar de que les fue comunicado el inicio de la diligencia la noche anterior, por parte del equipo de la Procuraduría General de la República”.
Sin embargo, en la conferencia de prensa del 27 de enero, cuando la dependencia federal dio a conocer su “verdad histórica”, el director en jefe de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, Tomás Zerón de Lucio, aseguró:
“Como ustedes podrán ver en el video, en todos los eventos, en el río, están los peritos argentinos. Esto, sumado a que también el embalaje que hacemos en el lugar de los hechos viene firmado por ellos. Entonces tenemos los elementos para poder acreditar que estuvieron en cada uno de los eventos”, justificó el titular de la AIC.
Murillo Karam agregó: “Y déjenme decirles que nosotros estamos muy agradecidos con su trabajo --de los argentinos--, son muy profesionales”.
No obstante, en su más reciente comunicado la PGR se contradice: “La mañana del 29 de octubre de 2014, el EAAF decidió darle prioridad al basurero de Cocula y se dirigió a él, en lugar de al río San Juan, aun cuando el vehículo que los transportaba tenía como primer arribo el río, lugar al que llegó y descendió personal de la Procuraduría (incluyendo peritos) para realizar dicha diligencia”.
En esta ocasión, la PGR señala que actuó conforme a sus facultades y no acepta duda alguna en que la diligencia practicada y los indicios encontrados tienen validez jurídica dentro de la investigación, a pesar de no haber estado presente el EAAF.
 En relación con el señalamiento del equipo argentino, respecto de que no firmó la “cadena de custodia” de los hallazgos encontrados en el río San Juan, la PGR indica que el EAAF no es autoridad y su función se circunscribe únicamente al análisis antropológico y genético.
Y pese a lo declarado el 27 de enero por Murillo Karam, en el comunicado de este lunes 9 la PGR recuerda al equipo argentino que “la petición hecha de que les sea entregada la cadena de custodia de dicha diligencia, rebasa con creces su función de peritos habilitados”.