miércoles, 4 de febrero de 2015

Esteban Villegas Villarreal, se operó la nariz porque quiere gobernar Durango


Esteban Villegas Villarreal 13 de enero 2015.jpg1
Como preparación hacia la gubernatura, afila su perfil
Juan Monrreal López
Febrero 5  del 2015
Durango, Durango.- Asido a su narcisismo desde la época en que deseaba despuntar y ser admirado cantando música vernácula, el alcalde de Durango, Esteban Villegas Villarreal, aleccionado por sus asesores de imagen y publirrelacionistas, decidió operarse la nariz como paso necesario en posicionar un perfil “más gentil, más afilado, más estético”, frente al potencial electorado y fuerzas políticas, “todo con tal de ganar la  candidatura a gobernador en el año 2016”, confiaron a Demócrata Norte de México un grupo de funcionarios priistas de Durango, contrarios a la imposición del presidente municipal de este ayuntamiento como candidato del PRI por “puro capricho del gobernador  Jorge Herrera Caldera”.
Esteban Villegas Villarreal, es considerado el delfín político del gobernador para sucederlo, “de hecho, parte de la estructura del PRI estatal y la de algunos municipios, junto con algunos funcionarios públicos, diputados federales, locales, etcétera, están moviéndose con ese rumbo; Esteban Villegas, gobernador,promueven, pese a que éste mantiene una administración de relumbrón” dicen los tricolores a este medio en clara referencia a la administración socialmente insignificante que mantiene Villegas Villarreal en la ciudad capital.
Confrontado con los grupos políticos más fuertes del PRI a nivel estatal, el gobernador Jorge Herrera Caldera metió a la cárcel al ex alcalde de Durango, Adán Soria, parte del grupo del ex gobernador, Ismael Alfredo Hernández Deras. Recluyó en el CEFERESO al Notario Público, ex alcalde de Gómez Palacio, ex presidente del Congreso de Durango, Octaviano Rendón Arce, miembro del grupo de Carlos Herrera Araluce. Luego se siguió contra varios líderes, como el gómezpalatino, Víctor Sánchez, ex presidente del PRI y después miembro del Movimiento Ciudadano (MC). Junto con esto, marginó de la administración al ex alcalde de Gómez Palacio, Ricardo Rebollo Mendoza, formado en el grupo de Ismael Hernández Deras, aunque su hermana Rocío Rebollo, será candidata a diputada federal por el Distrito II.
Así, a Jorge Herrera Caldera, le urge “posicionar a Esteban Villegas” a como dé lugar.
La intención es, subirlo al andamiaje de la estructura del PRI para que el presupuesto público estatal y de los municipios, aceiten los medios de comunicación con el propósito de apuntalar el montaje de imposición de un político caricatura, cuya estrategia y táctica política han sido traicionar a su anterior promotor,- el ex gobernador, Ismael Alfredo Hernández Deras-, junto con la lamisconería que a diario practica con el triunvirato del poder en Durango; el gobernador, Jorge Herrera Caldera; Antonio Herrera Caldera, “el político violento” y  el orgullo del nepotismo, el primo Rafael Herrera Piedra, quien dice de sí mismo “soy Dios”.
Alcalde paseado por el gobernador
Esteban Villegas Villarreal, es el alcalde que más pasea y presume el gobernador.
Lo mismo le trae a los cónsules norteamericanos para que lo conozcan; que invita al embajador de Estados Unidos para que le dé el visto bueno a “su gallo”.
También lo presumió ante Enrique Peña Nieto, en su pasada gira por el estado.
Villegas, no desaprovechó la ocasión. Siempre trató de estar en el  cuadro visual del cuestionado presidente de la República, quien de acuerdo a diversas encuestas se encuentra reprobado como gobernante.
Pero Esteban Villegas, también se promueve sólo, pese a tener un gobierno de bagatela y vacuidad.
Lo mismo impulsa organismos sociales de contraloría con gente del PRI que luego premia como logro de transparencia administrativa, que difunde a Durango, como la capital con mayores oportunidades de empleo a nivel nacional apoyándose en encuestas de empresas de dudosa reputación como la compañía intermediaria de contrataciones, Manpower.
Enredado en sus desórdenes administrativos y mentales, Villegas Villarreal, declaró después de las visitas de los cónsules norteamericanos que Durango, es “centro de turismo y cultura”, cuando su presupuesto para pagar a medios de información es casi 200 por ciento más que el destinado al turismo y la cultura.
 Enero, continuación de la vacuidad y ambiciones de Esteban Villegas
 Villegas Villarreal arrastra 17 meses de vaciedad gubernamental. En este periodo ha ejercido más de 2 mil 200 millones de pesos, según asienta el presupuesto de egresos municipal. Las cantidades de dinero gastadas, no tienen sustento en obras.
Pero tiene padrino y se llama Jorge Herrera Caldera, con quien al entrar el año, compartió la Rosca el día de Reyes, y además, cursi, lo hizo notar en su Facebook, “que este año (la rosca) llegó a tener una longitud de casi 2 kilómetros dando varias vueltas alrededor del Lago de los Patos”, escribió.
Tan publicitada estuvo la rosca compartida, que Esteban Villegas volvió a repartir la rosquilla en la plaza Cuarto Centenario, dónde algunos de los medios de comunicación preferidos,- “Gracias a don Ricardo Garza Limón, a su hermano Don Carlos Garza y todo el equipo de La Tremenda y el Órale (Esteban Villegas, dixit)” Heber García Cuéllar, entre otros-, se dedicaron a enaltecer la simple repartición del pan de Reyes.
Ya encarrilado en el montaje de la sucesión duranguense, Villegas Villarreal, alcanzó el momento cumbre cuando Enrique Peña Nieto visitó Durango, para inaugurar el Centro Logístico e Industrial de esta ciudad (CLID), evento donde Esteban fue engrandecido en corto ante el habitante de Los Pinos.
En esa tesitura, Esteban Villegas Villarreal, entregó las Llaves de la ciudad al Embajador de los Estado Unidos de América, Anthony Wayne.
El alcalde duranguense, estableció, tal como si fuera gobernador que “Ellos (embajador y cónsules, norteamericanos) reconocen la seguridad y crecimiento que tiene nuestra ciudad, ven un futuro prometedor en el tema de la cinematografía y valoran nuestra vocación minera.
En Durango estamos listos para tener una relación cercana y fortalecer los lazos entre México y Estados Unidos”.
Pero eso fue lo público.
La realidad es que la misión norteamericana, exigió mayor aplicación para crear un sistema de seguridad pública eficaz, puesto que Durango ha aparecido recurrentemente como una de las ciudades más peligrosas de México, versión, que confirmaron a Demócrata Norte de México, funcionarios de la secretaría de Gobierno y de la propia presidencia municipal.
Y es que desde antes que se cerraran los registros hacia las pre candidaturas a las diputaciones federales, Esteban Villegas Villarreal, conoció que no seguiría la misma ruta que su padrino Jorge Herrera Caldera, hacia la gubernatura,- alcalde, diputado federal, gobernador-, por tanto no sería aspirante a legislador federal.
Por ello, el 7 de enero, lo hizo público.
Ese día, el peón del gobernador escribió que, “estoy muy contento de responder cuando me preguntan si me iré a contender por alguna diputación que NO, que mi prioridad siempre ha sido hacer el mejor papel como Alcalde y lo voy a cumplir de la mano de la sociedad, con el liderazgo en el estado por parte del gobernador Jorge Herrera (Sic)”.
El caso es que el 21 de enero, Villegas Villarreal anunció que se sometería a una operación de la nariz, porque, “Esta intervención quirúrgica que había venido posponiendo por distintas circunstancias, según los médicos resulta necesaria para detener diversos padecimientos que he venido registrando en vías respiratorias, sobre todo por la falta de atención a la desviación de tabique nasal y las secuelas que ha dejado con el tiempo (Sic)”.
La realidad es que dada la banalidad de Esteban Villegas Villarreal, desde que entonaba música vernácula, resolvió operarse la nariz para presentar un perfil “más gentil, más afilado, más estético”, en la creación de andamiaje fotogénico hacia la gubernatura, según dijeron a este medio, priistas municipales y del gobierno del estado con la condición del anonimato.
Por ello, al iniciar febrero, Jorge Herrera Caldera, sigue desesperado paseando a Esteban Villegas con cualquier pretexto.
Lo mismo pueden aparecer juntos en un hospital, que inaugurando el inicio de la maquila de confección de uniformes escolares, como fue el día de hoy.
Sin embargo, lo esencial sigue sin enfrentarlo.
Tan limitada es su visión de generación de empleos, que al margen de promoverse con encuestas de dudosa metodología, Villegas Villarreal salió a decir en un evento de CCE y CANACO-Durango que regalaría 300 tablets a las “micro, pequeñas y medianas empresas… para mejorar las condiciones de nuestra gente de Durango, de la gente que se arriesga y que abre sus negocios, a ellos debemos darle todas las facilidades para que sus comercios sean prósperos”, cuando en verdad los empleos escasean y el aspirante a gobernar el estado, no cuenta con políticas públicas que promuevan fuentes de trabajo más allá de los intereses del gobernador Jorge Herrera y su grupo de plutócratas.
Con esa banalidad, Esteban Villegas Villarreal, escribió igualmente que Durango es una ciudad para la vida, cuando la capital que gobierna es el cementerio clandestino más grande de México, con sus 371 ejecutados descubiertos en narcofosas encima del centro de la ciudad; más los 383 desparecidos existentes, sin que hasta el momento haya declarado nada al respecto. Vamos, ni siquiera palabras hipócritas de solidaridad con los familiares dolientes.
Este son algunas líneas  del perfil de Esteban Villegas Villarreal, delfín político del triunvirato,-Jorge, Antonio y Rafael Herrera-, en el poder, que ya preparan para sentarlo en el Palacio de Zambrano.
Falta que digan los votos de los duranguenses en el año 2016.
Twitter@jmonrreall