domingo, 22 de febrero de 2015

Decálogo para una derrota electoral del PRI-Coahuila


Rubu00E9n Moreira texto rosa febrero
Horizonte ciudadano
Rosa Esther Beltrán Enríquez
Febrero 20 de 2015
Ante las próximas elecciones federales del 7 de junio se observan hechos de la realidad coahuilense que podrían colocar al PRI en una probable derrota  ante el desprestigio y la falta de credibilidad en las que han caído sus administraciones, tanto a nivel local como en el caso del gobierno federal.
Bajo estas premisas, se pueden identificar cuando menos 10 hechos particulares, por los que el PRI estatal, encabezado por Rubén Moreira estaría en riesgo de perder en algunos de los 7 distritos electorales, los hechos son:
1)    El contexto socio-político nacional, adverso generado en la administración de Enrique Peña Nieto para inclinar el voto ciudadano a favor del PRI caracterizado por la corrupción (casas blancas), la inseguridad (Atyozinapa) y la crisis económica, (pérdida del poder adquisitivo de los asalariados, desempleo y reducción del gasto público).
2)    La  megadeuda del Gobierno Estatal que incide negativamente en el desarrollo económico y en la preservación de los beneficios sociales de los coahuilenses al menos en los próximos 30 años.
3)    Mantener todavía, quizá temporalmente la tenencia vehicular, impuesto que Rubén Moreira se comprometió a eliminar en su campaña firmando ante Notario Público.
4)    Aumento a los impuestos estatales de todo tipo y  la “autorización”, a través de un acuerdo aprobado en lo oscurito por parte de la Legislatura 59 para que las administraciones municipales pudieran incrementar en forma discrecional el impuesto predial y las tarifas por el consumo de agua potable, el impuesto predial en San Buenaventura aumentó más de 800 por ciento y en Monclova un 150 por ciento.
5)    Aprobación de leyes polémicas o proyectos de iniciativas de ley por parte del Ejecutivo del Estado que entran en conflicto con instituciones religiosas y con los valores de la mayoría de la población coahuilense, como son la de los matrimonios igualitarios, la adopción de niños por estas parejas, la legalización del aborto y de la renta de vientres femeninos.
6)    Instauración de un Estado represivo, donde abundan los abusos y escándalos de los miembros de las fuerzas policiacas (GATES, GROMS.), con las violaciones evidentes a los derechos humanos de la ciudadanía por ejemplo, la implantación del toque de queda nocturno en  Cuatrociénegas.
7)    El perfil cuestionado de la mayoría de los candidatos priistas a la próxima contienda electoral cuyo único mérito consiste en ser incondicionales y del círculo más cercano de Rubén Moreira, marginando a otros grupos priistas.
8)    Falta de recursos suficientes, a causa de la megadeuda estatal, a fin de efectuar eficientemente la compra y coacción del voto, basta recordar que en la  elección de 2014 para la legislatura local  el pago del voto tuvo que hacerse en abonos o hasta en forma extemporánea, pero en esta la elección federal se prevén mayores restricciones a la inducción ilegal del voto ciudadano.
9)    Escándalos de corrupción e ineptitud en la administración estatal, como la presentada en el Registro Público de la Propiedad o el caso del Ficrea, en donde Gregorio Pérez Mata, incondicional y compañero de pupitre del gobernador Moreira, invirtió más de noventa millones de pesos en esa operación fraudulenta obteniendo por esa cantidad intereses por cerca de cinco millones de pesos anuales  y cuyo destino se desconoce.
10) Enfrentamiento o discrepancias con la Iniciativa Privada de la entidad por el escandaloso retraso del pago de los adeudos a contratistas y proveedores de la administración pasada, retenciones indebidas del impuesto sobre hospedaje, dilaciones en la aplicación del Impuesto sobre Nóminas, falta de obra pública.
El recuento nos conduce a visualizar un panorama desfavorable para un triunfo electoral arrollador del PRI coahuilense y  en el supuesto de que se diera,  éste se debería  a un alto abstencionismo o a una alta fragmentación del voto entre los diferentes partidos de oposición.