viernes, 4 de septiembre de 2009

La deuda del gobierno llegó a $4.5 billones; duplica la de 2000

Las amortizaciones serán mayores a la inversión productiva en Pemex, CFE y LFC

>Sólo durante este gobierno el endeudamiento creció 34.19%, según anexo del Informe
>A junio, el débito externo totalizó 153 mil 693 mdd, más del doble de la reserva internacional de divisas

Roberto González Amador

El total de compromisos de deuda del gobierno federal llegó en junio de este año a 4 billones 515 mil 380 millones de pesos, cantidad que prácticamente duplicó a la registrada en 2000, al comenzar los gobiernos del Partido Acción Nacional (PAN), y que, en términos comparativos, equivale a 40 por ciento del valor total de bienes y servicios producidos por la economía nacional en un año, indicó información oficial.

Mientras el gobierno federal baraja la posibilidad de contratar mayor deuda el siguiente año para hacer frente a un “boquete” en las finanzas públicas para 2010, calculado en 300 mil millones de pesos, datos oficiales difundidos esta semana dieron cuenta de un creciente endeudamiento de los sectores público y privado, que se ha convertido en factor adicional de presión en la cotización del peso frente al dólar.

La información, contenida en el Anexo estadístico del tercer Informe de gobierno, revela que en los siguientes cuatro años los sectores público y privado deberán realizar amortizaciones de deuda externa por 67 mil 836.9 millones de dólares, unos 268 mil 500 millones de pesos al tipo de cambio actual. Se trata de una cantidad ligeramente superior al gasto en inversión productiva que realizan en un año las empresas estatales de energía: Petróleos Mexicanos (Pemex), la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Luz y Fuerza del Centro, que para 2009 está presupuestado en 267 mil 951.5 millones de pesos.

El total de deuda del sector público, que considera los pasivos contratados por el gobierno federal, paraestatales y banca de desarrollo fuera de México y con la banca que opera en el país, sumó en junio de este año 4 billones 515 mil 380 millones de pesos. Es un monto que prácticamente cuadruplicó al registrado al finalizar 1995, año en que la crisis financiera y de balanza de pagos llevó a la administración a contratar un masivo programa de endeudamiento en el exterior para hacer frente a compromisos de pago inmediatos. En diciembre de 1995 el total de requerimientos financieros del sector público era de 916 mil 641 millones de pesos.

Comparado con el inicio de la actual administración federal, en diciembre de 2006 el saldo del endeudamiento del sector público aumentó de 3 billones 364 mil 700 millones de pesos a los actuales 4 billones 515 mil 38.6 millones, un repunte de 34.19 por ciento. Y, respecto del cierre de 2000, el aumento ha sido de 94.77 por ciento, según el documento.

El monto sobre el endeudamiento del sector público es una medida amplia de los pasivos que gravitan sobre las finanzas del Estado, tanto de los contratados en el exterior como en el mercado interno.

A partir de 2008 incorporan las obligaciones del gobierno federal por la reforma del sistema de pensiones de los burócratas y, desde este año, consideran el efecto del reconocimiento como deuda pública de Pemex de los pasivos de los Proyectos de infraestructura productiva de largo plazo (Pidiregas). Éste es un mecanismo iniciado durante la gestión del ex presidente Ernesto Zedillo (1994-2000), por el que el sector privado realiza y financia obras de infraestructura para Pemex y la CFE.

La deuda externa

En junio de este año, la deuda externa total –que considera los pasivos de los sectores público y privado– alcanzó un saldo neto de 153 mil 693.3 millones de dólares, cantidad que, para efectos comparativos, fue más del doble de la reserva internacional de divisas, que para esa fecha era de 74 mil 380.4 millones de dólares, de acuerdo con el anexo estadístico.

La deuda externa total en junio pasado fue superior en 53.5 por ciento a la registrada en diciembre de 2006, cuando se situó en 100 mil 121.8 millones de dólares.

En particular, el endeudamiento externo del sector público –que incluye al gobierno federal, paraestatales y banca de desarrollo– llegó en junio pasado a 86 mil 82.4 millones de dólares, un incremento de 57.18 por ciento respecto del nivel registrado en diciembre de 2006. En este caso, también, el saldo final incorpora el reconocimiento de la deuda generada por los Pidiregas.

El mismo documento indica que el sector privado mexicano ha registrado una dinámica de endeudamiento comparable a la observada en los años previos a la crisis de 1995.

En junio de este año, la deuda externa del sector privado –sin considerar a los bancos– ascendió a 63 mil 937.6 millones de dólares, cantidad superior en 34 por ciento a los 47 mil 535 millones registrados al cierre de 2006.

La deuda externa del sector privado en 1995 era de 23 mil 457.3 millones de dólares, mientras en 2000 sumó 41 mil 886 millones de dólares.

A la par del endeudamiento externo, el gobierno federal enfrenta pasivos contratados en el mercado interno por 2 billones 469 mil 415.6 millones de pesos, monto superior en 59.6 por ciento respecto del registrado al inicio de la actual administración federal, y de 307 por ciento superior a la registrada al cierre del año 2000, cuando por primera vez un gobierno del Partido Acción Nacional llegó a la Presidencia.