jueves, 3 de septiembre de 2009

Descubren científicos canibalismo de galaxias; Andrómeda, una de ellas

El hallazgo fue realizado con el Telescopio Canadá-Francia-Hawai, instalado en dicha isla

*Construyen una imagen en la que se aprecia como ésta se traga a otra más pequeña, la del Triángulo
*El proceso ha ocurrido durante un periodo de 3 mil millones de años, aproximadamente, señalan

Steve Connor
The Independent

De todos los eventos cósmicos extraordinarios, éste es difícil de superar. Científicos han construido una dramática imagen de una galaxia tragándose a otra en un acto caníbal que ocurre a lo largo de un periodo de 3 mil millones de años: más o menos el tiempo que llevó a criaturas terrestres parecidas a la lama evolucionar en seres humanos.

Los astrónomos han podido presenciar un rasgo de la evolución de una galaxia que habían sospechado durante largo tiempo, pero que no habían podido visualizar, en el cual una masa remolineante de estrellas devora a otra que ha penetrado en su esfera de influencia gravitacional.

Un estudio telescópico de la galaxia de Andrómeda, la más cercana a nuestra Vía Láctea –a unos 2.3 millones de años luz y que se puede observar a simple vista–, ha expuesto sus inmensas mareas gravitacionales, que van devorando la galaxia del Triángulo, más pequeña, conforme orbita lentamente en torno a la otra.

Las imágenes capturadas por el equipo Inspección Arqueológica de Andrómeda, empleando el Telescopio Canadá-Francia-Hawai, emplazado cerca de la cima del Mauna Kea, en Hawai, muestran por primera vez las inmensas fuerzas de marea e interacciones que causan que una galaxia devore lentamente las estrellas y gases cósmicos de la otra.

Los hallazgos, publicados en la revista Nature, apoyan una hipótesis central de la cosmología, llamada el “modelo jerárquico”, la cual predice que las galaxias grandes deben de estar rodeadas por los restos de galaxias más pequeñas que han sido digeridas por completo o empiezan a ser tragadas.

“Galaxias como nuestra propia Vía Láctea no nacieron en su estado actual, sino que crecen canibalizando a su paso a otras más pequeñas; eso es lo que ocurre con Andrómeda”, señaló Mike Irwin, del Instituto de Astronomía de la Universidad de Cambdrige y miembro del equipo investigador.

“Lo que estas imágenes nos dicen es que incluso las galaxias de apariencia hermosa y simétrica, al mirarlas al telescopio muestran una estructura e interacciones que no se aprecian a simple vista –añadió–. Es una demostración sorprendentemente visual de la verdadera dimensión de las galaxias. La investigación ha producido un panorama sin paralelo de la estructura galáctica, el cual revela que estos conglomerados celestes son resultado de un proceso de constante agregación e interacción con sus vecinos.”

Los resultados del estudio fueron posibles a causa de la enorme zona del firmamento que cubre la poderosa cámara digital del telescopio. Las observaciones abarcaron un área cuyo diámetro equivale a un millón de años luz, un panorama del espacio que según los científicos es el más amplio y profundo que jamás se ha tenido de una galaxia.

Uno de los problemas de encontrar la evidencia que apoye el modelo jerárquico de la evolución de las galaxias es que todas las “sobras” de la “cena” galáctica son demasiado tenues para ser vistas en un espacio cientos de veces más grande que el disco central de la galaxia, formado por estrellas y gases brillantes. “Trazamos por primera vez el mapa de los contornos inexplorados de Andrómeda y encontramos estrellas y estructuras gigantes que son restos de galaxias menores, las cuales se han incorporado a Andrómeda como parte de su crecimiento constante”, explicó el profesor Geraint Lewis, de la Universidad de Sydney.

“La gran sorpresa en los datos fue encontrar que Andrómeda interactúa con su vecina, la galaxia del Triángulo, la cual es también visible en el hemisferio norte usando un telescopio pequeño. Millones de estrellas de la galaxia más pequeña han sido absorbidas por Andrómeda como parte del encuentro”, expresó el profesor.

Se necesitan unos tres mil millones de años para que las dos galaxias completen un giro de su danza cósmica, pero se espera que con el tiempo se fundan en una sola entidad. Algunas de las estrellas de Andrómeda son tan lejanas del centro de la galaxia que sólo pudieron haberse formado en otra galaxia que ya ha sido absorbida.

© The Independent
Traducción: Jorge Anaya