martes, 1 de septiembre de 2009

El nimotuzumab fue patentado por una compañía canadiense y un centro de estudios de la isla

*Detiene el crecimiento de las células enfermas, al atacar los receptores de factor de crecimiento epidérmicos, según oncóloga de la Universidad de Florida

*Se experimentará en tumores inoperables

Dpa

Miami, 31 de agosto. Estados Unidos efectúa por primera vez en 50 años pruebas clínicas por medio de un medicamento desarrollado en Cuba a pacientes con diferentes tipos de cáncer inoperables informó el periódico El Nuevo Herald.
El medicamento, denominado nimotuzumab y en fase experimental en la Universidad de Florida, está destinado a combatir células cancerosas, entre ellas algunas letales, como el glioma.
La potente droga está patentada por la compañía canadiense CIMYN, que tiene los derechos para desarrollarla en América del Norte, Europa y Japón, así como en otras regiones, de acuerdo con la nota aparecida en el diario de Miami.
Pero 80 por ciento de CIMYM pertenece a YM Biosciences, compañía radicada en Canadá, y el otro 20 por ciento es propiedad del Centro de Inmunología Molecular de Cuba, que se ha encargado de obtener la licencia en 20 países, entre ellos China e India.
Todavía no ha sido aprobado en América del Norte, Europa y Japón, pero hay cerca de 20 pruebas en proceso, precisó.
Para probar el medicamento en Estados Unidos, YM Biosciences necesitó una excepción del embargo impuesto a Cuba, la cual fue aprobada por el Departamento del Tesoro en 2006 para hacer pruebas con nimotuzumab, en ese momento limitadas solamente a niños con tumores inoperables en el cerebro.
Las pruebas todavía están en proceso y se espera que los resultados se alcancen a finales de 2010.
En fecha más reciente YM Biosciences solicitó nuevamente probar el fármaco cubano en pacientes con todo tipo de cáncer y la aprobación llegó hace pocos días.
“Estamos en el negocio de desarrollar medicamentos”, dijo David GP Allan, jefe de YM Biosciences. “No nos importa el aspecto político”, subrayó.
De acuerdo con el diario, la Agencia Europea de Medicinas rechazó en marzo una solicitud para comercializar la droga, citando 27 objeciones serias, entre ellos “grandes deficiencias en el control, consistencia y validación de la sustancia de del medicamento” en la fábrica de La Habana.
Allan dijo que la solicitud había sido hecha por una compañía europea que YM Biosciences había subcontratado y estaba “basada en una información pobre”, que no podía ser aprobada. La próxima vez la petición será mucho mejor, afirmó.
Amy Smith, pediatra neuroncóloga de la Universidad de la Florida, declaró que en teoría la droga detiene el crecimiento de las células cancerosas, al atacar los receptores de factor de crecimiento epidérmicos.
Smith afirmó que anteriores estudios en Europa habían mostrado que el fármaco había tenido resultados muy prometedores para prolongar la vida de niños que tienen glioma inoperable en el tallo cerebral. Aun con radiación, esos niños generalmente sólo sobreviven entre 8 y 15 meses.
Se espera que las pruebas en Estados Unidos tomen de tres a cuatro años. De ser exitosas, la firma canadiense necesitaría un cambio en la ley del embargo estadunidense sobre Cuba para comenzar la comercialización del producto.