sábado, 5 de septiembre de 2009

A la imprenta, los dos primeros tomos de la “obra monumental” nueva Gramática del español

Reflejan el trabajo de 22 academias de la Lengua desarrollado durante once años

Armando G. Tejeda
Corresponsal

Madrid, 4 de septiembre. La “obra monumental” sobre el uso correcto del español, la nueva Gramática que durante 11 años elaboraron las 22 academias de la Lengua, por fin llega a la imprenta.
Se trata de los dos primeros volúmenes, los cuales serán presentados en Madrid el próximo 9 diciembre, en un acto solemne con la presencia de académicos de todos los países de habla española.
Con un año de retraso y después de más de una década de intenso trabajo para poner al día la gramática del español, es decir, el empleo correcto de nuestro idioma según los usos y costumbres más actuales, gran parte del original de la nueva Gramática del español ya fue entregada a la editorial Espasa para su publicación.
Los dos primeros volúmenes se dedican a la morfología y a la sintaxis. Suman más de 4 mil 200 páginas en las que se analizan las dudas más recurrentes y, sobre todo, abundan ejemplos prácticos en los que se toman en cuenta las peculiaridades de los países.
El objetivo de la nueva Gramática consiste en servir como herramienta de consulta, pero también de estudio, de los más de 400 millones hispanohablantes, una vez que en esta obra hay muchas novedades y –lo más significativo– se atribuye una importancia mayúscula al español que se habla en América Latina. Y no obstante que en esa regíón es la que tiene más hispanohablantes –hay más de 300 millones–, a lo largo de la historia de las gramáticas los académicos han privilegiado el uso del español en la península ibérica.
El tercer volumen de esa obra monumental estará dedicado a la fonética y la fonología, que además incluirá un dvd con ejemplos sobre la pronunciación del español en las diversas zonas, con el objetivo de exponer con la mayor exactitud posible la radiografía o el retrato del español actual en el mundo.
La edición más reciente de la Gramática del español se publicó en 1931, por la Real Academia Española, si bien en 1973 se difundió un anexo que se denominó Esbozo de una nueva gramática de la lengua española.
Sin embargo, fue en el decimoprimer Congreso de Academias de la Lengua Española, efectuado en Puebla, en 1998, cuando finalmente se llegó a un compromiso formal de las distintas instituciones para trabajar en la redacción de la nueva obra común para hacerla “descriptiva y normativa”.
El reto fue que “los hablantes del mundo hispánico y también los especialistas pudieran encontrar la descripción de las características gramaticales de la lengua española a lo largo y ancho de su territorio”.