jueves, 3 de septiembre de 2009

La ONU advierte de que el Ártico podría quedarse sin hielo en verano en 2030


Ban Ki-moon alerta de que la zona se está calentando más que cualquier otro lugar.

- La supervivencia de las especies depende del acuerdo sobre el cambio climático

AGENCIAS - Ginebra - 03/09/2009


El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha advertido hoy de que "el Ártico se está calentando más rápido que cualquier otro lugar en la Tierra" y "podría quedarse sin hielo en verano para 2030". Tras visitar en los últimos días la base internacional de Ny Ålesund (Noruega), donde ha observado el impacto del cambio climático sobre el Ártico, Ban ha llegado a Ginebra para participar en la Conferencia Mundial sobre el Clima. En el mismo foro, el presidente del Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) ha ido más allá y ha advertido de que la supervivencia de las especies, incluida la humana, depende de lograr un gran acuerdo sobre el cambio climático.

En un discurso ante más de un millar de participantes en este foro, Ban ha instado a los Gobiernos a lograr en la conferencia internacional sobre cambio climático prevista para diciembre próximo en Copenhague un acuerdo que permita "profundos recortes en las emisiones" de gases contaminantes. Reconoce, en ese sentido, que esas negociaciones van con retraso: "solo quedan 15 días de negociaciones, quince días para resolver algunos de los asuntos más complejos", señala.

En el mismo sentido se ha expresado el presidente del IPCC. Rajendra Pachauri ha afirmado que la supervivencia de las especies, incluida la humana, depende de un acuerdo sobre cambio climático que permita estabilizar la temperatura media del planeta. Ante el mismo amplio foro que Ban, Pachauri ha asegurado que el mundo cometerá "un gran error" si no utiliza la oportunidad que ofrece la próxima conferencia sobre cambio climático de Copenhague en diciembre. "Nuestra supervivencia, la de nuestros hijos y nietos, así como de todas las especies, depende de ello", ha advertido. Y ha pedido a los Gobiernos que adopten un acuerdo que "signifique un verdadero cambio" en la conferencia de Copenhague y los ha instado a dejar de lado consideraciones e intereses políticos para actuar guiados por el beneficio común.