miércoles, 2 de septiembre de 2009

Crece pobreza alimentaria 13.6% en trienio calderonista

PATRICIA DÁVILA

MÉXICO, D.F., 1 de septiembre (apro).- El presidente Felipe Calderón se lavó las manos en torno al incremento de mexicanos que viven en pobreza alimentaria, al atribuirlo al entorno económico mundial adverso.

De acuerdo con el III Informe de Gobierno que esta noche Calderón envió al Congreso de la Unión, 19.5 millones de mexicanos sufre de pobreza alimentaria, cifra que representa 18.2% del total de habitantes que tiene el país, según los resultados de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH).

El resultado de la ENIGH, revela que en los tres años del gobierno de Felipe Calderón la pobreza alimentaria en el país creció 13.6%.

Sin embargo, aunque en el Informe Calderón omitió la cifra de los habitantes que viven en pobreza extrema, señala que el responsable de esta pauperización es "el entorno económico mundial adverso", ya que provocó "efectos económicos negativos" sobre la actividad económica interna, así como el aumento de los precios de los productos básicos.

En el documento, el presidente explicó que por tamaño de localidad, del total de habitantes en situación de pobreza alimentaria, 12.2 millones de personas viven en zonas rurales y 7.2 millones, en localidades urbanas; en estos casos, el número de personas en situación de pobreza alimentaria se incrementó 2.8 millones en las zonas rurales y 2.2 millones en las urbanas, respecto a 2006.

La población en pobreza de capacidades es de 26.8 millones y la población en pobreza de patrimonio, 50.6 millones; en 2008 fue superior a la estimada para 2006, en 5.1 y 5.9 millones, respectivamente.

En lo que se refiere a la pobreza patrimonial, 23.4 millones residían en localidades rurales y 27.2 millones en zonas urbanas. En ambos casos, la pobreza se extendió a 2.4 y 3.6 millones, respectivamente, de acuerdo al 2006.Según el informe, el incremento se generó a pesar de "las acciones adoptadas en el marco de la Estrategia Vivir Mejor", puesta en marcha por Calderón en 2008, la cual, según Calderón, impidió que 2.6 millones de personas más cayeran en algún tipo de pobreza.

El programa al que más recursos canalizó el gobierno federal para atender los tres tipos de pobreza fue Oportunidades, que cubre las áreas de educación, salud y nutrición. A junio de 2009, de los 27 millones 253 mil pobres alimentarios y de capacidades, en el medio rural, el programa atiende a 21 millones 239 mil personas (80%) del total.

Los estados de Chiapas, Durango, Guerrero, Nayarit, Puebla, Oaxaca y Veracruz, siguen siendo los que menor índice de desarrollo registran en el país.

En contraparte al incremento de la pobreza, en el 2008 el gasto de desarrollo social se incrementó solo 7.4%. En el periodo de enero a junio de 2009, los recursos ejercidos en este rubro de gasto ascendieron a 623,209 millones de pesos, cifra 8.5% superior en términos reales a la del periodo similar en 2008.

De este monto, señala el informe, el 36.9% se canalizó a educación, el 26.1% a seguridad social, 17.9% a salud, 12.5% a urbanización y vivienda y desarrollo regional, 5.2% a asistencia social y el restante 1.4% a agua potable y alcantarillado.

Proceso02/09/2009