martes, 8 de septiembre de 2009

La fuga del mexicano sentenciado en España, una decisión de familia

La madre del estudiante dijo que los ocho años de condena para su hijo son una injusticia.

Carlos García, corresponsal Publicado: 08/09/2009 18:01

Salamanca, Gto. El estudiante guanajuatense Alejandro Ordaz Moreno acordó con su familia huir de España porque “se iba a cometer una injusticia” al purgar una pena de ocho años de cárcel por un crimen que no cometió, comentó su madre, Isabel Moreno Martínez.
“Ellos (los jueces) no fueron justos, no nos dejaron otra alternativa, la única alternativa es que se saliera de España, fue una cuestión de padre, madre e hijo, todo lo que sea por el bien de mi hijo se iba hacer”, comentó a La Jornada la señora Moreno Martínez mientras atendía su negocio de comida rápida.
Ordaz Moreno, quien fue condenado a ocho años y cuatro meses de cárcel por la justicia de española debido a un altercado con la policía ibérica, quien lo acusó de tentativa de homicidio, está con paradero desconocido.
El ingeniero originario de Guanajuato, denunció vejaciones y agresiones xénofobas durante su reclusión en España.
La fiscalía solicitó la intervención de la Policía Internacional (Interpol) para localizar, arrestar y poner a disposición de la justicia española a Ordaz Moreno quien cursaba en Sevilla un doctorado en energías renovables con una beca del Conacyt.
“La decisión se tomó por la injusticia que hubo en el juicio, se quisieron hacer las cosas bien, pero desgraciadamente los jueces andaluces no lo quisieron así, por eso se tomó esa determinación” de que Alejandro escapara de España, comentó la madre del estudiante.