miércoles, 2 de septiembre de 2009

El júnior Enrique Martínez y Morales, sigue en observación médica

Bajo observación Enrique Martínez luego del accidente
Redacción/Zócalo
02/09/2009 - 04:00 AM

Saltillo, Coah.- Aunque ya fue dado de alta del hospital en que permanecía desde la noche del sábado, el diputado local Enrique Martínez Morales seguirá bajo observación los próximos días, por lo que seguirá en Monterrey.
Y es que, aunque las heridas que sufrió en la cabeza durante el accidente de motocicleta del sábado –cuando tras derrapar cayó a un barranco– no fueron de gravedad, según los médicos, sí ameritó hasta 200 puntos de sutura por su extensión.
Enrique Martínez, hijo del ex gobernador del mismo nombre, paseaba junto a un grupo de amigos en su motocicleta, en un paraje cerca de Rayones, Nuevo León, cuando las malas condiciones del terreno hicieron que cayera y se golpeara la cabeza, se rompiera la nariz y se fracturara un brazo.
LO TRASLADARON EN HELICÓPTERO
El legislador coahuilense fue auxiliado por elementos de Protección Civil de Nuevo León, quienes en helicóptero lo trasladaron un hospital de esa comunidad, de donde fue llevado finalmente al Centro Médico San José, en Monterrey, donde tras ser valorado por los médicos fue dado de alta ayer mismo.
En el transcurso del domingo y parte del día de ayer, antes de abandonar el hospital, Martínez Morales recibió numerosas visitas de familiares y amigos que viajaron desde Saltillo para conocer de primera mano su estado de salud.
El ex gobernador Eliseo Mendoza Berrueto fue uno de los que llegó hasta su habitación y constató la notable mejoría del diputado local, quien hasta se dio tiempo, ayer mismo, de seguir por Internet la transmisión de la sesión del Congreso del Estado.