miércoles, 30 de septiembre de 2009

ONG: 5 mil migrantes han muerto en frontera México-EU en 15 años

La ACLU demandó a autoridades de ambos países decretar una crisis humanitaria en la zona.

AFP Publicado: 30/09/2009 13:02

Washington. Más de 5 mil personas han muerto al intentar cruzar la frontera entre México y Estados Unidos en los últimos quince años, denunció hoy miércoles la Unión para las libertades Civiles (ACLU), que reclamó decretar una crisis humanitaria en la zona.
Las autoridades de ambos países deberían priorizar la vida humana y deponer políticas que han provocado el aumento de las muertes de los migrantes indocumentados, indicó la ONG de Estados Unidos en un informe en el que evalúa medidas del gobierno estadunidense en la frontera en los últimos años.
"Las políticas actuales implementadas a ambos lados de la frontera han creado una crisis humanitaria que ha significado la muerte de más de 5 mil personas", señaló Kevin Keenan, director ejecutivo de ACLU en San Diego, ciudad fronteriza en California (oeste de Estados Unidos).
Según cifras recopiladas por ACLU, provenientes de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México, 6 mil 607 personas han muerto en el intento de cruzar la frontera desde 1994. De acuerdo con los números del Departamento de Seguridad Interna estadunidense, los fallecimientos han sido 3 mil 861.
ACLU identificó como principal problema la operación Gatekeeper, implementada hace 15 años en Estados Unidos para reforzar la seguridad en las puertas de entrada urbanas, obligando a los inmigrantes a recurrir a inhóspitas zonas para tratar de llegar a suelo estadunidense.
"Por estas prácticas mortíferas y políticas como la operación Gatekeeper, la cifra de muertos continúa en crecimiento a pesar del descenso de los cruces ilegales" debido a la crisis económica que golpeó duramente a Estados Unidos, dijo Keenan.
Se necesitan "políticas migratorias y fronterizas humanas y sensibles que prioricen la vida sobre la muerte", dijo otra directiva de ACLU San Diego, Andrea Guerrero.
ACLU llamó a conformar una oficina binacional que centralice las llamadas de auxilio en la frontera, permitir la labor de ONG para salvar vidas en la zona y destinar mayores recursos de la patrulla fronteriza estadunidense a operaciones de rescate.