miércoles, 25 de agosto de 2010

Suena PRI tambores de guerra

Los miembros del tricolor acusan que la Administración panista los acosa y trata de derribarlos

Claudia Guerrero y Claudia Salazar


Acapulco (25 agosto 2010).- Diputados y senadores del PRI arremetieron ayer contra el Presidente Felipe Calderón, como parte de una estrategia de endurecimiento ante lo que consideran ataques del Gobierno federal.

En Acapulco, al terminar la plenaria de su bancada, el senador Manlio Fabio Beltrones expresó que, pese a toda la colaboración del Poder Legislativo, al Gobierno de Calderón "no se le quita lo inepto".

"Hemos concluido que, no obstante todas las modificaciones a las distintas leyes que hemos hecho en los últimos tres años para dar mejores instrumentos al Gobierno en turno, no han servido para que el Gobierno nos dé mejores condiciones de seguridad en los últimos años", denunció.

Incluso, Beltrones se burló del anuncio presidencial de que no incrementará los impuestos.

"Sólo eso faltaba. Que el Gobierno federal y el Presidente quisieran más impuestos. Ya con los que tenemos es suficiente, y que no han dado resultados. Este es un Gobierno rico, con resultados pobres", enfatizó el sonorense.

En Tonatico, Estado de México, donde acudió a la plenaria de diputados del PRI, la presidenta de ese partido, Beatriz Paredes, reprochó al Gobierno federal y al PAN que, cuando los necesitaron los llamaron para formar coaliciones y ahora piensan que pueden ignorarlos.

"¡Qué olvido!, ¡se les olvida quiénes somos la mayoría!", recriminó.

Mientras que el coordinador de la bancada, Francisco Rojas, dijo que su partido no puede permanecer pasivo ante los ataques del Gobierno federal y el blanquiazul.

"El espectáculo cínicamente mostrado por el Gobierno y su partido, para acosar y tratar de derribar al PRI, no puede ser, ni debe ser una opción que aceptemos pasivamente", advirtió.

"El Gobierno federal no se ha cansado de mostrarnos que está dispuesto a todo, antes que permitir nuestro ascenso electoral. No entendió nuestra sensatez y nuestra prudencia, que incluso le permitió su arribo a la Presidencia de la República".

A Calderón, sostuvo Rojas, sólo le interesa salvar el momento, transitar las crisis coyunturales y luego reiniciar el acoso contra el tricolor.

"Hemos actuado como Oposición responsable, que no ingenua", expuso en la ex Hacienda Los Amates.

Tras convocar a una acción común de los legisladores priistas, Rojas propuso escuchar la opinión de la dirigencia del partido, de los gobernadores y de los legisladores locales.

"Se trata de que esta nueva oportunidad la aprovechemos sumando el gran talento del PRI como partido, como unidad, como fuerza", arengó.

El Gobernador Enrique Peña Nieto también condenó el incumplimiento de los acuerdos con el Gobierno de Calderón.

"El PRI no escatima su apoyo a las instituciones del País. El PRI resuelve con la prudencia de la razón y no con las exigencias de la desesperación", expuso.

"Es una Oposición responsable y decidida. Hace política cumpliendo lo que promete, honrando lo que acuerda".

A la sesión inaugural asistieron 17 de los 19 gobernadores priistas, los Mandatarios de Nuevo León y Nayarit no llegaron, siete de los nueve Mandatarios electos, además de los coordinadores de Congresos locales y hasta la bancada del PVEM en San Lázaro.

Reforma
25/08/2010