jueves, 19 de agosto de 2010

IP reclama colapso de seguridad en NL

El cuerpo sin vida de Cavazos Leal fue encontrado maniatado y vendado de la cabeza en la carretera Santiago-Cola de Caballo ayer por la mañana. El procurador Alejandro Garza y Garza confirmó que presentaba huellas de tortura

19 de agosto de 2010

Juan Cedillo y Horacio Jiménez/ Corresponsal y reportero El Universal


El asesinato del alcalde de Santiago, Nuevo León, Edelmiro Cavazos Leal, generó el repudio del presidente Felipe Calderón, vía Twitter, y del PAN. El panismo estatal exigió al gobierno federal salvar al estado de la inseguridad y que la PGR atraiga la investigación del caso.

El gobernador Rodrigo Medina se sumó a la petición del sector empresarial para que el gobierno federal envíe “de inmediato” más elementos militares y de la Marina.

En un desplegado, la Cámara de la Industria de la Transformación del estado, el Consejo Cívico de Instituciones de Nuevo León y la Confederación Patronal de la República Mexicana llamaron a responder al crimen organizado con decisión, serenidad, fuerza y unidad. “Ya basta de que las autoridades se coordinen con lentitud, de que se echen la culpa, cuando lo que necesitamos es una estrategia común”.

El cuerpo sin vida de Cavazos Leal fue encontrado maniatado y vendado de la cabeza en la carretera Santiago-Cola de Caballo ayer por la mañana. El procurador Alejandro Garza y Garza confirmó que presentaba huellas de tortura.

El alcalde había sido levantado por sujetos que ingresaron a su domicilio en los primeros minutos del lunes y viajaban a bordo de siete vehículos.

En entrevistas de radio, el alcalde de San Pedro, Mauricio Fernández Garza, dijo que Edelmiro Cavazos le reveló que al llegar a la presidencia municipal los grupos criminales le advirtieron que se “alineara”, a lo que él sugirió que se acercara al Ejército. Fernández agregó que Cavazos se sentía “muy copado” por la delincuencia.

En un mensaje colocado en su cuenta de Twitter, el presidente Calderón expresó: “La muerte de Edelmiro nos indigna y nos obliga a redoblar la lucha en contra de estos cobardes criminales que atentan contra ciudadanos”. Lamentó el asesinato, que calificó de “cobarde”, y envió condolencias a la familia del alcalde panista.

El líder nacional del PAN, César Nava, repudió el asesinato y llamó a todos los actores políticos a unirse para construir juntos “una verdadera política de Estado que fortalezca la lucha por la seguridad pública y enfrentar con éxito al crimen”.