lunes, 9 de agosto de 2010

Ismael Hernández Deras, putrefacción absoluta I

A menos de 40 días de que Ismael Hernández, entregue la investidura de gobernador que arrastró durante 6 años, las ejecuciones del crimen organizado siguen llenando caminos y calles; los secuestrados habitan espacios que detestan; los delincuentes con llaves de las cárceles, salen a matar a rivales de otras bandas, pero sobre todo, a ciudadanos inocentes, como los asesinados en la Quinta Italia Inn de Torreón, Coahuila, donde las víctimas eran jóvenes recién graduados de la Universidad del Valle de México y que sólo valió un “ la directora (del penal) traicionó a la sociedad”, cuando el reguero de jóvenes asesinados llegó a 19, más un número similar de heridos; pero los padres de los sacrificados no tienen duda, el primer responsable es él, como se autodenominó en la campaña a gobernador, que por cierto, la inició con dinero mal habido que Elba Esther Gordillo, Natividad González Parás, Tomás Yarrington le entregaron; fondos que usó para “secuestrar” a los delegados afines a José Rosas Aispuro, un sello gubernamental que llevó a cientos de duranguenses a ser privados de su libertad, sin que Hernández Deras se molestara en brindar seguridad pública a los ciudadanos, pero sí a los grupos delincuenciales que incrustó en su gobierno. Las historias de Ismael Hernández, siempre recuerdan que mientras no ocupó puestos públicos, “nunca trajo ni para el camión, era perra flaca”, pero una vez montado en la máquina depredadora priista se convirtió en uno de los personajes más ricos del estado, un floreciente hombre de negocios que se hizo con el desvío de dinero público del combate a la pobreza para construir su emporio ilegal. Los escrúpulos de Hernández Deras, no existen, su dios es el dinero, los apetitos personales de todo tipo; no se olvide que permitió a su hermano Ricardo, usar las camionetas del DIF para pasar contrabando hasta que fue atrapado en la frontera y nunca se le castigó. Lo mismo sucedió con el apoderado jurídico de la institución a cargo de su esposa Gabriela López, quien fue cogido en la frontera cuando intentaba introducir droga usando los vehículos del DIF estatal; que decir de los periodistas asesinados y secuestrados que transformó a Durango, en la entidad donde más periodistas matan. De los archivos de Demócrata Norte de México, rescatamos este texto, escrito casi 5 años atrás, memoria que anunciaba los años brunos que caerían sobre Durango, pero sobre todo, que retrata la pudrición de Ismael Hernández y su gobierno, no de ahora, sino de siempre; él que superó con creces el dicho popular griego de que, “ cuando el pescado esta malo, huele desde la cabeza”; en el caso de Hernández Deras, él nació infecto; que le explique a los padres de los muchachos asesinados en la Quinta Italia, que es probo.
Agosto 9 del 2010
jmonrreall@yahoo.com

Durango, deuda gigante, estado pobre
Miseria, migración rampante, corrupción y encubrimiento; el sello del gobierno de Ismael Alfredo Hernández Deras

Entre tu pueblo y mi pueblo,
Hay un cruel laberinto,
Memorial vacío,
Que huele a soledad.

Arturo Meza

Juan Monrreal López
Enero-10-2006

Durango, Durango.- Hace diez y seis meses, Ismael Alfredo Hernández Deras, asumió la gubernatura con la promesa de tener en “Durango, la razón de nuestro esfuerzo”. Desde entonces, los ofrecimientos tendientes a elevar los índices de bienestar en el estado siguen frustrados, el gobierno pinta para el fracaso.
El fiasco ismaelista, ya se refleja en la reducción de los habitantes de la entidad; 36 de los 39 municipios, mermaron la población.
El chasco es tanto, que los ofrecimientos de campaña y gubernamentales, se forjan con cifras maquilladas.
El primer informe de gobierno, es un modelo. Trata de esconder el fracaso de la actual administración.
Para el año 2006, el presupuesto de Durango, alcanza 11 mil 690 millones 181 mil 558 pesos, sin embargo, también guarda una de las deudas más elevadas del país, con relación a los recursos públicos que se ejercen y como porcentaje del Producto interno bruto estatal (PIBE).
Hernández Deras, dijo en su primera crónica de gobierno, que entre 1998 y el 2004, el débito oficial se había triplicado, es decir, de 838 millones 100 mil pesos, a 2 mil 395 millones de pesos.
El caso es peor.
Sin mencionar las evidentes anomalías cometidas con los recursos públicos por su antecesor priista, Ángel Sergio Guerrero Mier, no sólo mintió en las cantidades de la deuda, también sesgó el discurso para esconder la herencia de más de 3 mil 500 millones de pesos de débito, sin obra pública que lo justifique.
De hecho, en la información entregada por el gobierno del estado a la Consultora Fitch Ratings, quien califica al gobierno estatal para otorgarle grado de ponderación crediticia, se especificó que la deuda total alcanzaba 3 mil 500 millones 800 mil pesos.
El pasivo directo es de 2 mil 313 millones 800 mil pesos. A los acreedores no bancarios, se les deben 809 millones 200 mil pesos. Además, 277 millones 800 mil pesos, que son el aval de las deudas municipales y de algunos organismos descentralizados.
De manera que el pasivo rebasa con mucho el triple – de suyo grave - , el incremento que dijo Ismael Alfredo, se debían en los últimos seis años.
En 1998, cuando el priísta Ángel Sergio Guerrero Mier, asumió la gubernatura, la carga total era de 838 millones 100 mil pesos. Desde entonces, la deuda creció más de cuatro veces.
Lejos de ordenar un arqueo que dilucide a donde fue a parar ese dinero ejercido por la anterior administración priísta, las actitudes asumidas por Hernández Deras, han sido las del encubrimiento. El de ocultar los destinos ilegales de los dineros de los empréstitos.
En este sentido, las lealtades priistas pesan más en el ánimo del gobernante Ismael Hernández.
La aplicación de la Ley, no llegará.
Finalmente, serán los ciudadanos del estado quienes soporten las repercusiones negativas originadas por el pago de esta obligación.
Por ello, la llamada a cuentas del ex gobernador Guerrero Mier, nunca aparecerá. Ángel Sergio, sólo hizo efectivo el lema de su gobierno en él y sus allegados, “al progreso de una vez, tenlo por seguro”.
Puede seguir durmiendo tranquilo.
Durante ese sexenio, la marginación, el atraso y la migración, cundieron en Durango como epidemia.
Aquí el crecimiento poblacional es inferior a la media nacional. Por eso, de acuerdo a las proyecciones del Consejo Nacional de Población (CONAPO) los habitantes de Durango, se mantendrán estables hasta el año 2030, es decir, alrededor de 1 millón 540 mil habitantes.
Con todo y esto, Ismael Alfredo, jamás ha cuestionado la tremenda carga impuesta a la cuenta pública estatal, que mes tras mes, corroe los ingresos de la entidad.
El empleo en el informe de Ismael
Acostumbrados a mentir, Ismael Alfredo, no es la excepción.
En el impreso del resumen de gobierno repartido en miles de casas, dice que en este primer año fueron generados 7 mil 400 empleos, y presume que fueron el doble que durante el año 2004.
El inconveniente es que la realidad dice otra cosa.
Conforme a las cifras del Instituto mexicano del seguro social (IMSS) en octubre de 2004 existían 167 mil 357 asegurados. Para septiembre de 2005, el aumento fue apenas de 2 mil 761 derechohabientes. Un número distante de las 7 mil 400 plazas que mencionó Hernández Deras, haber concretado.
Peor.
Al revisar los números totales del IMSS, se halla que los asegurados permanentes apenas crecieron 643 puestos.
Por otro lado, - siempre de acuerdo a las matrículas del IMSS - los trabajadores eventuales incrementaron presencia.
De 16 mil 852 presentes en octubre de 2004 a 18 mil 970, en septiembre del 2005, es decir, el aumento fue de 2 mil 111 puestos efímeros.
Sin profundizar en esto, la temporalidad de los empleos habla de la calidad de los trabajos que se formaron en la entidad.
Más de la quimera ismaelista.
El secretario general de la CTM gómezpalatina, Hermilo de Jesús Peralta, expuso que en los últimos cuatro años, el número de afiliados disminuyeron en un 50 porciento, y que ahora ni con mucho, la CTM estatal llega a los 45 mil agremiados que la central obrera aglutinaba solamente en Gómez Palacio.
De remate, en el pasquín distribuido puerta por puerta, Ismael Alfredo, aseveró que el empleo en las maquiladoras trepó 18 porciento.
Para desgracia de la fantasía ismaelista, las cifras del Instituto Nacional de Geografía e Informática (INEGI) documentan que la plantilla laboral en este sector de exportación disminuyó de 22 mil 236 a 21 mil 648 lugares de trabajo, en el lapso que corrió entre octubre de 2004 a octubre de 2005.
Tenemos entonces que la expulsión laboral fue de 1412 personas.
Cabría preguntarle al gobernador duranguense, donde se ubican estos supuestos logros.
La zona de conectividad Laguna
Si el fracaso en la generación de empleos se puede maquillar con cifras; resulta imposible hacerlo con los lugares físicos promovidos como nuevos polos de desarrollo industrial.
Así ocurre con el llamado centro de conectividad de la Laguna, divulgado en Gómez Palacio.
Vendido como gran idea por el Secretario de desarrollo económico del estado (SEDECO) Ricardo Rebollo Mendoza, el centro de conectividad es en verdad un yermo hasta el día de hoy.
Rebollo Mendoza, ambiciona con estos proyectos saliva, franquearse el camino hacia la presidencia municipal de Gómez Palacio, dónde por cierto, su hermana Rocío Rebollo, es Sindica municipal, y tanto ella, como Ricardo Rebollo, son proveedores del municipio a través de Madererías Rebollo, pinturas Comex, propiedad familiar.
Creyente de los proyectos saliva, sin vergüenza alguna, Ismael Hernández, aseveró en los anexos gráficos y estadísticos de la primera narración de gobierno, que en esa área de conectividad se da empleo a 150 personas, y además, se encuentra instalada la empresa Santa Regina, compañía que imaginariamente ya invirtió 40 millones de dólares para establecer 250 empleos.
La situación real, es la existencia de un eriazo. Es más, ni siquiera se ha colocado la primera piedra de algo parecido a empresa alguna, después del anuncio de este mega proyecto.
Por si fuera poco, Esteban Rosas, Subsecretario de comercio exterior de la SEDECO, declaró el 2 de enero del presente, que la empresa Santa Regina, empezará a levantar sus naves a principios de marzo y que finalmente tendrá una inversión de 30 millones de dólares, generadores de 200 empleos permanentes.
Como puede verse, ni las cifras, ni las fechas manejadas por este funcionario y las de su jefe Hernández Deras, coinciden.
Una más.
Ricardo Rebollo Mendoza, ha dicho al igual que el gobernador, que será la súper carretera Durango-Mazatlán, el gran detonante de la llamada zona de conectividad Laguna; sólo que la vía será concluida dentro de varios años más.
Vicente Fox, apuntó en agosto del año 2005, que se han invertido en la autopista poco más de mil millones de pesos, en aproximadamente dos años y medio de trabajo, pero aun falta la parte más complicada del levantamiento.
Según Fox, todavía se requieren - cuando menos- 6 mil millones de pesos más.
Más inversiones guajiras
Las giras hechas por Ismael Hernández, buscando promover el estado en busca de inversiones foráneas, son múltiples; también son fracaso.
De las Vegas a la India, sin resultado alguno. Por ello, los negocios de las empresas ya establecidas en la región, son magnificados en la gacetilla del primer informe.
Ejemplo:
La construcción del nuevo centro comercial Soriana. Ubicado sobre el Bulevar Miguel Alemán en Gómez Palacio, es certeza. Pero en el memorial de Ismael Alfredo, lo innegable no concuerda con lo ansiado; específicamente con las fantasías numéricas de la crónica de gobierno.
Resulta que Ismael, anunció una inversión por 749 millones de pesos, en esta tienda de autoservicio; no obstante, Armando Pérez Merodio, Director de desarrollo económico del municipio de Gómez Palacio, confesó que el negocio total de la cadena comercial Soriana llegaría a 253 millones de pesos.
Este, como otro juego de dígitos, es importante para el gobierno duranguense. Se trata que todo cuadre. Presentar logros inexistentes y adolescencias tenues.
Por un lado, se minimiza el tamaño de la deuda y las repercusiones que tiene en la vida cotidiana de los habitantes del estado, mientras que por otro, se enaltecen inversiones que ni siquiera se encuentran establecidas, o simplemente se exageran las que están en proceso.
El remate
En la gacetilla impresa para loar, no para informar a la ciudadanía, Ismael Hernández dice:
Cuentas claras; más ingreso, menos gasto. Pero hasta allí. No aborda el pasivo brutal y a todas luces ilegítimo, que ocasiona cargar al menos 2 mil 272 pesos con 75 centavos de adeudo por cada duranguense.
Tampoco narra acerca de la obra pública o servicios construidos que justifiquen semejante hipoteca.
Las inversiones de estos préstamos, son fantasmas en Durango.
Es tan gravosa la carga, que Ismael Hernández, prácticamente ordenó al Congreso estatal legislar para ganar tiempo; dejar que estalle en otras manos este saldo.
En este marco se inscribe la iniciativa de decreto que envió a la LXIII Legislatura de Durango, el 12 de abril del año 2005.
Los diputados, aprobaron en 9 días los pedidos de Hernández Deras. Nunca se preocuparon de las consecuencias a futuro.
Sumisos, decretaron que el estado puede endeudarse hasta por 2 mil 395 millones para refinanciar y reestructurar el débito.
Al mismo tiempo, autorizaron 220 millones más de empréstitos, destinados a coberturas de las tasas de interés, gastos, comisiones. Todo sin discusión alguna.
Que importan que las garantías hipotecarias sean las participaciones de los ingresos federales, como se encuentra establecido en los Considerandos del proyecto de decreto.
El acta firmada por los diputados, Presidente, Lorenzo Martínez Delgadillo (PAN), Secretario, José Teodoro Ortiz Parra (PRI) y Secretario, Edmundo Ravelo Duarte (diputado independiente); se dieron por bien servidos; felices de servir al gobernador.
El colofón con sobres color manila
Ismael Alfredo, al igual que su antecesor, infla los precios de las obras públicas. Las concesiona a quienes le sirvieron y siguen reverenciándolo.
El análisis de lo dispuesto por este gris gobernante, con relación a las inversiones en obras públicas, ya se verá.
Por lo pronto, la desmaquillada a Ismael Hernández, apenas empieza. No importa que el director de Comunicación social, Amaury Alvardo y Guadalupe Hermosillo, repartan ilegalmente sobres color manila con los “chayotes”, “embutes”, “cocos”, a periodistas y medios de Durango y la Laguna , con el propósito de que hablen o escriban maravillas de los frutos saliva de Ismael Alfredo Hernández Deras.
jmonrreall@yahoo.com