martes, 17 de agosto de 2010

"El país, cada vez más cerca del colapso institucional": Diego Valadés

Jenaro Villamil

MÉXICO, D.F., 16 de agosto (apro).- El país está cada vez más cerca “del colapso institucional”, sentenció el exprocurador general de la República e integrante del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Diego Valadés, al asegurar que el tiempo para la Reforma del Estado “tal vez ya pasó” y que el sistema presidencial está caduco desde hace tiempo.

En la exposición de su ponencia “Regímenes políticos, formas de gobierno y coaliciones políticas”, Valadés criticó la falta de reforma de los dos últimos gobiernos panistas.

Sobre Vicente Fox, Valadés afirmó que “al asumir el poder, un grupo de dueños de empresas de refrescos operó la cultura personalista y se pensó que, en lugar de una reforma del Estado, bastaba con un cambio de estilo en el poder”.

Valadés afirmó que la crisis del sistema presidencialista es el resultado de la alta concentración de facultades en una sola persona; de la irresponsabilidad ante la nación de quienes desempeñan funciones de gobierno; de la asimetría que se plantea entre el nuevo pluralismo del Congreso, por la excesiva duración del periodo presidencial, y de la “baja calidad de los integrantes del gobierno”.

Destacó que la configuración del sistema presidencial mexicano es la clave de la crisis: “No depende de la persona ni del partido que ocupe la presidencia, sino de la forma en que la presidencia está estructurada”.

Ningún partido o individuo podrá corregir por sí solo esta crisis sin una reforma institucional, acotó.

El jurista participó en el seminario internacional “Regímenes políticos, formas de gobierno y coaliciones políticas”, organizado por el Instituto Belisario Domínguez, del Senado; la Fundación Manuel Giménez Abad de Estudios Parlamentarios de España, y el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

En su participación, el embajador español Manuel Alabart Fernández Cavada afirmó que México padece “la lacra del crimen organizado y el narcotráfico”, pero confió en que se logrará vencer la adversidad.

A su vez, el director del Instituto de Investigaciones Jurídicas, Héctor Fix Fierro, puntualizó que uno de los objetivos del foro es analizar las coaliciones políticas tanto en regímenes presidenciales como en estados políticamente descentralizados.

Fix Fierro recordó que le corresponderá al Senado incorporar las conclusiones de este debate en las iniciativas que ya se presentaron sobre la reforma del Estado.

Por su lado, el presidente del Instituto Belisario Domínguez, el senador priista Manlio Fabio Beltrones afirmó que resulta paradójico que “los Poderes de la Unión o sus integrantes requieren hablar o interactuar y carecen de los instrumentos formales para hacerlo y, cuando finalmente dialogan, son sujetos de sorna y sospecha”.

El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Carlos Navarrete, se pronunció por “hacer un nuevo esfuerzo” para concretar la reforma política y evitar que persista el sistema “disfuncional” de gobierno.

“Es una visión totalmente errónea y equivocada pensar que lo que requiere el régimen político mexicano y el país es sólo cambiar de presidente cada seis años, con la esperanza del que venga, del partido que sea, sí sepa gobernar y tener capacidad de coaligarse parlamentariamente para aprobar su programa de gobierno”, afirmó.

Proceso
17/08/2010