lunes, 30 de agosto de 2010

Mario Calderón Cigarroa “porquería de hombre” porquería de informe

Su compinche Ismael Hernández, despreció el Tercer informe del saqueo a la ciudad

*Sólo lo acompañaron sus “padrinos” Rocío y Ricardo Rebollo Mendoza
Juan Monrreal López
Agosto 30 del 2010
http://www.democratanortedemexico.com
http://www.democratanortedemexico.blogspot.com

Gómez Palacio, Durango.- Desdeñado por Ismael Hernández Deras, e incluso por los propios funcionarios de su administración, el alcalde sustituto Mario Calderón Cigarroa, “una porquería de hombre, un títere”, -según declaró el candidato a la diputación del Distrito X por la coalición “Durango, nos Une”, Gerardo Lozano Palomares-, rindió en 20 minutos, el tercer informe de la administración municipal en el Teatro Alberto M. Alvarado, semivacío, sin la presencia de llamada clase política, tan sólo acompañado de sus “padrinos” el senador suplente, alcalde con licencia y actual diputado Federal, Ricardo Rebollo Mendoza y su hermana Rocío, la alcaldesa electa, de los mismos apellidos.

Convertido en bunker, el Teatro Alvarado estuvo rodeado de policías estatales, municipales, tránsitos y hasta el ejército.

Adentro, el presídium estuvo ocupado por personajes menores de los distintos poderes del estado.

En representación del Congreso, llegó el diputado local, ahora regidor electo, Gabriel Rodríguez.
Oliverio Reza Cuéllar, se presentó en lugar del gobernador Ismael Hernández Deras, quien luego de escuchar el informe del alcalde sustituto lerdense Gerardo de la Torre Monarrez, se regresó a Durango.

Por el poder Judicial se apersonó Guillermo Aragón, quienes al final fueron “convidados de piedra” en una reseña por demás vacua.

En primera fila, junto con Rocío y Ricardo Rebollo, estuvieron el Obispo de Gómez Palacio, José Guadalupe Torres Campos, el presidente de COPARMEX, Roberto Rodríguez Cruz.

La nota del informe la dieron el grupo de proveedores, constructores y representantes de medios quienes se dedicaron a “cazar”, al corrupto tesorero, el neo millonario, Luis Felipe Cantú Robles, al director de egresos municipal, Fabio Pérez, quienes con el argumento de la solemnidad del acto, evadieron responder acerca de la liquidación de facturas, hasta con más de un año de atraso, pese a que el Ayuntamiento acaba de ejercer un préstamo de 182 millones de pesos, monto que elevó la deuda del municipio en alrededor de 500 millones de pesos.

Apoyado por videos plañideros, el sustituto Mario Calderón Cigarroa, “la porquería de hombre”, se dedicó a mostrar cifras amañadas, que convirtieron a la ciudad en “Mariolandia”, una ciudad inexistente; un sitio donde la violencia no existe, pese a los cientos de secuestros, 640 ejecutados en 19 meses “desde su imposición como alcalde en un golpe de estado técnico”, asesinatos de periodistas, levantones a 6 reporteros, convertir el municipio en el más peligroso del mundo para ejercer el periodismo, la quinta ciudad más violenta del país e incluso más temible que Nueva Orleáns, la ciudad con mayor criminalidad de los Estados Unidos.

Allí desde el estrado del teatro, “la porquería” del Tercer Informe de gobierno, no registró la deuda municipal de 500 millones de pesos, la más grande del estado.

Tampoco las calles roñosas, las decenas de colonias de la mancha urbana sin drenaje, sin agua, sin pavimento, sin cordonería, que los “10 Cómos (Sic)” de Ricardo Rebollo Mendoza, daban como un hecho, junto con la introducción de agua y drenaje en todos los ejidos de Gómez Palacio.
En “Mariolandia”, tampoco se habló de los miles de desempleados de la ciudad, toda vez que la violencia ha mandado al cierre a la industria restaurantera, a los centros nocturnos, a las pequeñas y medianas empresas, cuyos propietarios fueron lanzados a la indigencia una vez que pagaron rescate para ser liberados del secuestro, o simplemente por cubrir las extorsiones para no ser plagiados.

Allí desde la tarima del Teatro Alberto M. Alvarado, Mario Calderón Cigarroa, “la porquería de hombre”, mencionó que el III Informe ya se encontraba en el Internet, un mamotreto de 221 páginas que hace recuento de tres años, donde todo es cuasi perfecto, mientras en la realidad, la ciudad se cae a pedazos, pese a que se ejercieron alrededor de 3 mil millones de pesos en tres años, más la deuda de 500 millones de pesos.
Sin empleos, con un campo en agonía, con una ciudad industrial sin pavimento, con la industria restaurantera cerrando negocios, con la violencia cada vez más exacerbada, con una clase política cada vez más rapiñera, el panorama de la ciudad pinta negro, aunque existan 221 páginas de informe en el mundo de “Mariolandia”.

Así, mientras el pequeño intelecto de Calderón Cigarroa, leía en 20 minutos el supuesto trabajo de un año, en las butacas se frotaba las manos, José Miguel Campillo Carrete, - el falsificador de patentes industriales junto con Calderón Cigarroa-, de quien se dice será el próximo tesorero de Rocío Rebollo Mendoza.

jmonrreal@yahoo.com