martes, 17 de agosto de 2010

Cerco del narcotráfico a la capital financiera de México

El crimen organizado bloquea calles y avenidas de Monterrey
SALVADOR CAMARENA - México - 16/08/2010

Ataques con granadas a una televisión, decenas de calles tomadas durante horas por los narcotraficantes y la desaparición de un alcalde es el balance que ha dejado este fin de semana la criminalidad que padece el Estado de Nuevo León, cuya capital, Monterrey, es la sede del poder industrial de México.


La noticia, surgida ayer, de la desaparición de Edelmiro Cavazos, el joven presidente municipal de Santiago, a 50 kilómetros de Monterrey, coronó la escalada de sucesos que vivieron los neoleonenses en las últimas horas.

En la madrugada del domingo, la sede de la cadena Televisa en Monterrey fue objeto de un atentado con una granada, que causó daños a un vehículo y a inmuebles aledaños. El medio de comunicación ya había sufrido un ataque similar en enero de 2009. La noche del sábado, otra granada fue lanzada contra las instalaciones de Televisa en la ciudad de Matamoros, en Tamaulipas, sin causar víctimas.

Pero el ataque a lacadena no fue el mayor sobresalto que vivieron en Nuevo León el pasado domingo. Como ha ocurrido a lo largo de un año, pero cada vez con mayor desdén a las autoridades, a partir de las 19.30 grupos de narcotraficantes bloquearon calles y avenidas de la capital de ese Estado. Con armas de gran calibre, los delincuentes despojaron decoches y camiones a distintos ciudadanos y cerraron con ellos varias vías. La policía no sólo no hizo nada por evitarlo, sino que en esta ocasión algunas comisarías y el Palacio Municipal, además de sitios turísticos como el Barrio Antiguo, quedaron aislados. Los narcobloqueos (al menos 39, según las autoridades) duraron poco más de tres horas y ocurrieron después de un enfrentamiento entre grupos criminales, que dejó de tres muertos.

Nuevo León vive desde hace más de un año el embate de bandas rivales de narcotraficantes. Las autoridades locales han reconocido que, por la información que poseen, la situación puede empeorar aún más.

La lucha contra el narcotráfico es el eje fundamental del presidente mexicano, Felipe Calderón. En un artículo publicado ayer en el diario francés Le Monde, el mandatario defendió la estrategia de hacer frente a los carteles de la droga, que desde diciembre de 2006 ha dejado 28.000 muertos: "Sé que lo que ocurre hoy en México puede dar una impresión errónea sobre la amplitud de la inseguridad en el país. Lo que ocurre, en realidad, es que ponemos orden en donde antes no lo había. De modo que si usted ve polvo, es porque estamos limpiando la casa", escribió Calderón.