miércoles, 30 de octubre de 2013

Jon Lee Anderson: México, donde más periodistas son asesinados


4MÉXICO, D.F.- América Latina es la región más violenta del mundo para el ejercicio del periodismo y en medio de este fenómeno, México es en donde más comunicadores son asesinados, consideró el periodista estadounidense, Jon Lee Anderson. Al participar en el seminario internacional "El Estado del Periodismo y los Medios", Anderson ubicó a México en cuanto a las agresiones a periodistas con Pakistán, Afganistán, Rusia y El Congo. A este país lo señaló junto con Honduras, en donde "matan periodistas como ovejeros matan a ovejas".
Destacó que en este marco de violencia predomina la impunidad. "Cuando el criminal se siente impune, sigue actuando. Como Caro Quintero, que es buena señal para los demás".
En el caso de México, mencionó que es un país complejo que opera en diferente dimensión, pues una parte busca un estado de derecho y otra parte lo domina y socava, y hasta que esto último no esté resuelto, no puede haber un periodismo que opere en esta República.
En una mesa moderada por Javier Solórzano y Guillermo Osorno, Jon Lee Anderson, sostuvo que la prensa escrita está condenada a desaparecer ante el crecimiento de la utilización de smart phone, a través de los cuales la gente se comunica y tiene información a una gran velocidad, consideró el periodista estadounidense.
Manifestó su desacuerdo al uso de redes sociales a través de esta tecnología, pues "todos hablan entre sí y perdemos posibilidad de distinguir entre lo importante y lo frívolo o un comentario valido y de buenas intenciones", dijo en el acto organizado por el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).
"Con el uso de un Iphone, se fregó el foto periodismo", subrayó Jon Lee Anderson, quien consideró sin embargo que ante la realidad actual, alguien no puede ser periodista con un aparato de esas características, pero si puede ayudar en su labor.
El periodista, quien trabaja para "The New Yorker" señaló que un twitt, sirve para que se lea algo, pero es como una señal de humo que no ofrece nada trascendental del momento, al menos, dijo, en el campo literario si comienza una interacción, por ejemplo, de poetas fijos en 140 caracteres.
Para Lee Anderson, este tipo de comunicación no aporta mucho y va dejando de lado géneros importantes del periodismo como la crónica o la práctica narrativa. Ahora mencionó, se resume, plasma y entrega la noticia al público sin la necesidad de mayor arte, como lo puede ser el periodismo narrativo.
Utilizar un smartphone, insistió, "es como el hombre en solitario en el calabozo, que está libre en soñar, pero termina en el calabozo. Hay un gran riesgo en esta especie de libertad virtual y una gran distinción entre lo virtual y lo real".
Por otro lado, manifestó su desacuerdo con filtraciones y principalmente de la información difundida a través de lo que han hecho el periodista Glenn Greenwald o el espía Edward Snowden, quien dijo, hasta ahora no sabe, quien es realmente.
Este último, así como Julian Assange, dijo, están exiliados en sendos países que se han caracterizado por ir en contra de la libertad de expresión y la clave de su poder es la tenencia de documentos.
Al respecto apuntó que siempre ha habido filtraciones de información en el periodismo, pero "yo no me he sentido cómodo con esto", porque siempre hay un interés de quien lo proporciona a un periodista o medio de comunicación y en el caso de las personas mencionadas, reconoció que hay un riesgo de que puede ser utilizado por el terrorismo. La información en este contexto, expuso, tiende a ser amarillista.