miércoles, 18 de septiembre de 2013

Piden maestros de La Laguna, renuncia de líder sindical

 

  CRISTAL BARRIENTOS / EL SIGLO DE TORREÓN / TORREÓN
 
De Lerdo salieron más de mil maestros para marchar en contra de la Reforma Educativa, pero a Torreón llegaron menos de 200, quienes se manifestaron en la Sección 35 del SNTE y exigieron la renuncia de Javier Cordero Salazar como secretario general.

La marcha partió a las 9 de la mañana del Parque Victoria de Lerdo, por el bulevar Miguel Alemán para atravesar Gómez Palacio y posteriormente llegar a Torreón. Por los trabajos en el desnivel 11-40 los maestros rodearon por la colonia El Campestre, alargando más su trayecto.
El contingente que inició con poco más de 600 personas al partir, finalizó con más de mil 300, la mayoría caminaron y otros tantos lo hicieron en vehículo.
El tráfico no se vio afectado de manera significativa debido a la amplitud del Miguel Alemán y las diferentes vías alternas que existen para desahogar el tráfico.
Alrededor de las 11:30 horas de ayer martes, llegaron los maestros a Torreón procedentes de Lerdo y Gómez Palacio. Participaron en la primera "megamarcha" regional contra la Reforma Educativa.
Al grito de "Cordero, sal del agujero", los maestros pedían hablar con su representante sindical pero no hubo respuesta, "Cordero nada más sirve para hacer fiestas y cobrar cuotas", agregaron.
Juan Ramos Aranda, uno de los organizadores de la marcha e integrante del Sindicato Independiente del Estado de Durango, no supo explicar por qué no llegaron todos los maestros a la Sección 35 del SNTE para terminar la manifestación.
"No sé, tal vez se quedaron rezagados porque el contingente venía numeroso, tal vez al entrar a Torreón se separaron, pero nosotros seguimos con la manifestación".
Los maestros entregaron una carta de protesta en la Sección 35 del SNTE para Javier Cordero, "le estamos externando nuestra molestia por la falta de representación sindical porque él tiene la obligación de defender nuestros derechos labores, él recupera cuotas de todos nosotros, y si no puede con el cargo o tiene compromisos personales entonces que renuncie".
Juan Ramos Aranda dijo que los maestros inconformes han recibido amenazas de los directores de descontarles el día, pero aseguró que vale la pena la sanción porque tienen el derecho de manifestarse.
Los maestros dijeron que ante la cerrazón de las autoridades para abrir el diálogo, se vieron en la necesidad de realizar la marcha para solidarizarse con los maestros del centro y sur del país que fueron desalojados del Zócalo de la Ciudad de México.
Ramos Aranda dijo que las acciones de protesta continuarán a pesar de las amenazas de descuentos e intimidaciones. El próximo sábado se planean reunir para darle a conocer a los maestros que se pueden amparar contra la Reforma Educativa.
Los maestros señalaron que defenderán sus derechos constitucionales porque existen graves errores en la Ley del Servicio Profesional Docente, como es el hecho de que no se cumplió el plazo mínimo para su análisis.