lunes, 16 de septiembre de 2013

Alerta en Europa

INTERNACIONALISMO MUSULMÁN

 

Al-Qaeda recluta a jóvenes musulmanes radicales para mandarlos a Siria
Alerta en Europa
Jóvenes musulmanes radicales son mandados a Siria, como los enviaban antes a los conflictos de Chechenia, Irak y Afganistán.
domingo, 15 de septiembre de 2013
MADRID, ESPAÑA.- Con turbante y empuñando un fusil de asalto, Rachid Hossain Mohamed, Wahbi, mira a la cámara y lanza proclamas en árabe. Luego responde preguntas de un interlocutor e incluso ambos sonríen. Así empieza un video de 8:47 minutos distribuido en un chat utilizado por yihadistas y descubierto por los servicios de inteligencia españoles.
En la siguiente toma, Wahbi aparece con uniforme y casco de camuflaje y se despide de algunos milicianos para luego subir a un camión militar y sentarse al volante. El video tiene como fondo musical cantos en árabe que exaltan el martirio.
Después el camión conducido por Rachid avanza por un camino vecinal. En la siguiente escena, desde lejos se aprecia el vehículo acelerando cerca de un complejo de edificios; segundos después estalla y deja una inmensa nube de humo negro. La toma de la explosión se repite desde tres ángulos.
Wahbi, de 33 años, hasta antes de inmolarse --el 1 de junio de 2012-- era taxista en Ceuta, la ciudad autónoma de España en el norte de África. Y las proclamas que lanza en el video dan gracias a Alá y anuncian su determinación de hacer la yihad (guerra religiosa) contra el régimen de Bashar Al-Assad, presidente sirio.
El Ministerio del Interior español difundió este video el pasado 21 de julio para dar a conocer que el atentado de este ciudadano español causó 130 muertos en el cuartel militar sirio de Idlib.
Aunque es poco habitual que el Ministerio difunda estos videos, esta vez lo hizo en una conferencia de prensa del ministro Jorge Fernández Díaz, quien anunció la captura de ocho miembros de una célula hispano-marroquí de Al-Qaeda que opera en Ceuta y en la ciudad marroquí de Castillejos, a la cual atribuyó la cooptación de por lo menos 50 jóvenes enviados a combatir contra el régimen de Assad.
No es la única red de Al-Qaeda que recluta en Europa a jóvenes musulmanes radicales para mandarlos a Siria, como los enviaba antes a los conflictos de Chechenia, Irak y Afganistán.
Ante la falta de información consensuada entre sus miembros, el Consejo de la Unión Europea dio por buenos los datos aportados por un análisis del Centro Internacional de Estudios sobre Radicalización del King’s College de Londres, ICSR Insight: European Foreign Fighters in Syria, donde se afirma que hasta 600 jóvenes de países europeos se han sumado a la insurgencia contra Assad.
Estos musulmanes de origen europeo representan entre 7 y 11% del total de combatientes extranjeros en Siria y la mayoría proceden de Holanda, Reino Unido, Francia, Bélgica y Alemania. Aunque el estudio del King’s College registra sólo seis casos desde España, las autoridades hablan de 50 jóvenes reclutados en este país: 12 españoles y 38 marroquíes.
ALERTA EN EUROPA
La alerta de las autoridades europeas se disparó porque las investigaciones del caso español evidencian que esta célula alienta a los nuevos milicianos a actuar en el futuro como "lobos solitarios", cometiendo atentados en el territorio comunitario, como ya ha ocurrido en París y Londres e incluso en Boston, Estados Unidos.
Una fuente de la policía española reconoció que el desmantelamiento de esa célula de reclutadores no garantiza que se haya detenido desde España el flujo de jóvenes a Siria.
Al respecto Fernando Reinares, investigador del Real Instituto Elcano --fundación privada española de estudios estratégicos--, alertó sobre el surgimiento de una "segunda generación de terrorismo" formada por hijos de los inmigrantes ya integrados a los países europeos pero expuestos a "focos de radicalización de la ideología yihadista", citó la agencia mexicana Notimex.
Al dar a conocer los resultados de un estudio acerca de países como el Reino Unido, Italia y Alemania, Reinares consideró que en el caso de España las investigaciones arrojan que "todos han actuado en conjunción con otros, en células".
FRONTERAS EUROPEAS
Ceuta, de unos 84 mil habitantes, es un enclave español en el norte de África, colindante con Marruecos y en la costa del Estrecho de Gibraltar, en el Mediterráneo. Conviviendo ahí con los católicos vive la población musulmana más numerosa de España.
Melilla (también bajo autoridad española) y Ceuta se consideran territorios periféricos de la Unión Europea en África; colindan con Marruecos en una frontera donde abundan los problemas de migración, comercio y contrabando de drogas.
Pero desde la década pasada los gobiernos de España y Marruecos se han dedicado principalmente a combatir las acciones en la creciente marea de radicalización de los jóvenes musulmanes absorbidos por la yihad.
Al continuo ambiente de tensión y radicalización en estas ciudades se suman las múltiples proclamas de Al-Qaeda por restaurar el califato de Al Andalús, que en la antigüedad incluyó gran parte de España, para lo cual alientan actos terroristas en Ceuta y Melilla contra lo que llaman la "usurpación de los infieles". Además, esa organización tiene en los países vecinos del desierto del Sahel el asiento de su rama Al Qaeda en el Magreb Islámico.
Entre los jóvenes reclutados para viajar a Siria hay un menor de edad, Nordin Abderrayat, de 16 años, hijo de Ahmed Abderrayat Laarbi. Éste, de 45 años, a quien el diario El País entrevistó e identificó como uno de los 11 detenidos en 2006 en la Operación Duna por pertenecer a la organización Al Haraka Salafiya Yihadia, fue absuelto por falta de pruebas en 2012.
Ahmed Abderrayat está abatido: da por hecho que su hijo encontrará la muerte en Siria, país al cual ingresó con el pasaporte de su hermano mayor.
MARQUITOS
Tres días después de la conferencia del Ministro del Interior, el juzgado número 2 de la Audiencia Nacional de España dictó prisión provisional contra los ocho miembros de la célula de reclutadores, que encabezaba Karim Abdeselam Mohamed, Marquitos, por el presunto delito de integración en organización terrorista.
El juez Ismael Moreno Chamarro señala en su fallo (diligencia previa 2/2009) que este dirigente radical es un "referente del yihadismo" en la frontera hispano-marroquí, y ya había sido detenido en la Operación Duna, la cual encabezó el juez Baltasar Garzón en diciembre de 2006. Es decir, en la misma operación en la que fue detenido el padre del menor Nordin Abderrayat.
El documento señala que los cuerpos antiterroristas de la Policía Nacional y la Guardia Civil identificaron que desde entonces Marquitos se convirtió en "un líder" y "extendió su red yihadista a nivel internacional, alcanzando no sólo Marruecos y España, sino Bélgica, Turquía y Siria".
El fallo del juez, cuya copia tiene Proceso, hace hincapié en que esta red envió a Siria por lo menos a 50 españoles y marroquíes en seis grupos. Todos, "tras ser ayudados a cruzar la frontera de Turquía a Siria, alcanzaban los campos de entrenamiento". Según el juez, parte de los enviados son convertidos en "terroristas suicidas" mientras otros son "entrenados para insertarse en comandos para el combate".
Después de enunciar por nombre a una docena de ellos, el juez destaca el fallecimiento de cinco en Siria, tras inmolarse causando numerosas víctimas, entre ellos Rachid (del video citado), sus amigos Mustafa Mohamed Layachi y Mustafa Mohamed Abdeselam y otros dos de nacionalidad marroquí pero residentes en España: Abdellatif el Morabet y Bilal el Helka.
Por Alejandro Gutiérrez / APRO