miércoles, 18 de septiembre de 2013

Guerrero, azotado

 
22 muertos por lluvias en el estado
En Acapulco, inundadas más de 50% de colonias
Al menos 40 mil turistas, varados

Foto
Acapulco, una de los municipios más afectados por las torrenciales lluvias que afectan a gran parte del país. En la imagen, la zona Diamante de esa ciudadFoto Pedro Pardo
De los corresponsales
Periódico La Jornada
Martes 17 de septiembre de 2013, p. 4
 
Las torrenciales lluvias de la tormenta tropical Manuel provocaron el pasado fin de semana la muerte de por lo menos 22 personas en Guerrero, 11 de ellas en el puerto de Acapulco, el cual está totalmente incomunicado por los derrumbes en la Autopista del Sol, la carretera federal y la inundación del aeropuerto y sus pistas.
Desde la populosa colonia Renacimiento hasta la turística zona Diamante están bajo el agua, sin teléfono, Internet y en algunos casos también sin luz. 40 mil turistas que estaban de puente permanecen varados, algunos en improvisados albergues.
La capital, Chilpancingo, al igual que otros 49 municipios –de un total de 81– presentan daños diversos, principalmente por deslaves y desbordamiento de ríos, que han dejado 25 poblados serranos incomunicados. Las fuerza armadas aplican los planes DN-III y Marina en las localidades afectadas.
Los torrenciales aguaceros de las 72 horas recientes tienen a Guerrero en situación de emergencia. En la mayoría de los casos no sólo se interrumpió el sistema de comunicaciones, sino que no hay luz, agua potable y tampoco sistema bancario.
En el puerto de Acapulco se desbordó el río de La Sabana, desde el poblado de La Venta hasta la laguna de Tres Palos, provocando inundaciones en más de 20 colonias, así como en las unidades habitacionales Casa Ara, Rinconada del Mar, Colosio y Arboleda, entre otras.
La Subsecretaría de Protección calculó más de 2 mil damnificados, que se encuentran en 12 albergues. El alcalde, Luis Walton, afirmó que más de 50 por ciento de las zonas del polo turístico están inundadas.
Los aguaceros dañaron gravemente los primeros 25 kilómetros de la carretera federal Acapulco-México, donde se suscitaron 24 derrumbes, 12 de ellos de gran magnitud. En la base militar de Pie de la Cuesta se instaló un puente aéreo para transportar víveres y ayuda a damnificados.
Largas filas de vehículos esperan autorización para circular por la Autopista del Sol, estacionados en las inmediaciones de la caseta de La Venta. En la línea Estrella Blanca, en avenida Cuauhtémoc, se aglutinaron decenas de pasajeros en busca de boletos para la ciudad de México.
Tortillerías y centros comerciales fueron abarrotados en busca de víveres.
La secretaria de Educación en Guerrero, Silvia Romero, anunció que se suspenden las clases en todos los niveles educativos.
En Chilpancingo, el río Huacapa se desbordó y según el alcalde, Mario Moreno Arcos, decenas de vehículos fueron arrastrados por la corriente. Informó que 19 refugios fueron habilitados por las autoridades.
Sergio Hernández, director de obras públicas del municipio de Tlacoapa, en la Montaña Alta, reportó más de 100 casas dañadas por las lluvias: hay varios indígenas desaparecidos, aseguró.
De los decesos por las lluvias en la entidad, 11 ocurrieron en Acapulco, entre ellos los de seis personas que murieron sepultadas luego de que un cerro se desgajó y cayó sobre su vivienda en la colonia Unidos por Guerrero; otras dos perecieron de la misma manera, pero en la colonia La Esperanza, del poblado La Venta. El sábado tres personas murieron al caerles bardas reblandecidas por la humedad en puntos distintos del puerto.
En Chilpancingo hubo nueve fallecimientos atribuidos a la tormenta Manuel, entre ellos los de cuatro niños que murieron tras ser arrastrados por la corriente de un río en el poblado de Petaquillas; los cinco decesos restantes en la capital fueron por deslaves o desplome de bardas. En los municipio de Malinaltepec y Atlamajalcingo del Monte, dos personas fallecieron sepultadas tras deslaves.

Daños en otras entidades
Los remanentes de la tormenta Manuel, que tocó tierra el domingo en Manzanillo, Colima, causaron la muerte de dos personas, decenas de derrumbes carreteros, desbordamiento de ríos y arroyos, desplome de puentes, inundaciones, daños en viviendas, cientos de personas desalojadas y la suspensión de las ceremonia del Grito de Independencia en siete estados.
En Michoacán, los aguaceros asociados a Manuel provocaron la caída de una barda en Tumbiscatío, que mató a una niña de 12 años y dejó lesionada a una adolescente de 15.
Las autoridades reportaron la caída de puentes que han incomunicado varios municipios de la costa, como Lázaro Cárdenas, Aquila, Coahuayana, Caleta de Campos, entre otros. Entre los puentes que se desplomaron están los de la autopista Siglo XXI y en la carretera Lázaro Cárdenas-Caleta de Campos, lo que dejó incomunicado al pueblo de Aquila.
Además se reportó el desbordamiento de los ríos Aguililla, Coalcomán, La Huacana, Frío, Caliente y el Avillal, lo que ha dejado a varios poblados incomunicados.
En Morelos se desbordaron los ríos Amacuzac, el Chalma y el Tembembe, anegando unas 350 viviendas de los municipios de Amacuzac, Puente de Ixtla, Tlalquiltenango y Jojutla, en perjuicio de unas mil habitantes. La autopista Cuernavaca-Chilpancingo permaneció cerrada alrededor de 24 horas, a causa de varios derrumbes.
En Colima, 300 personas fueron desalojadas y trasladadas a albergues, entre ellas 50 familias de la comunidad de Las Conchas, municipio de Ixtlahuacán, que tuvieron que abandonar sus hogares tras el desbordamiento del río Coahuayana, en los límites con Michoacán.
En Jalisco, la circulación en la carretera hacia Colima fue suspendida por derrumbes.
En Guanajuato 34 de los 46 municipios reportaron daños diversos, principalmente por derrumbes carreteros.
Autoridades de Hidalgo reportaron 70 derrumbes que han dejado 60 comunidades aisladas; 200 personas se encuentran en albergues. En Durango se suspendieron clases en todo el estado.