jueves, 7 de marzo de 2013

Se desmarca SEA de los negocios PGR-RaJet

Luis Gerardo García, director de SEA, también se deslindó del mantenimiento que se le da a las aeronaves, pues ambos son asuntos que competen directamente a la Comandancia de Aeronáutica Civil, cuyo titular Alejandro Martínez, no mostró disponibilidad para conceder una entrevista
  • José Reyes
  • 07 marzo 2013
Saltillo.- Servicios Estatales Aeroportuarios se “desmarcó” del asunto en el que la empresa RaJet Aeroservicios se vio involucrada con la PGR en el arrendamiento millonario de aviones.
Asimismo, Luis Gerardo García, director de SEA, también se deslindó del mantenimiento que se le da a las aeronaves, pues ambos son asuntos que competen directamente a la Comandancia de Aeronáutica Civil, cuyo titular Alejandro Martínez, no mostró disponibilidad para conceder una entrevista.
VANGUARDIA publicó ayer que bajo el argumento de que la flota de la PGR estaba inservible, a tres meses de concluir la anterior administración federal, se contrataron los servicios de la empresa RaJet con 10 aeronaves, que estarían disponibles para la dependencia.
Los precios por el arrendamiento de esta flotilla alcanzaron los 1.3 millones de dólares quincenales.
Sin embargo, jamás hubo disponibilidad total. Las aeronaves tenían fallos mecánicos y en el caso de dos aviones y un helicóptero, nunca llegaron a la dependencia.
“Son movimientos internos de las empresas que están en el aeropuerto y esas empresas”, dijo García, “te puedo poner el ejemplo de TDM, de RaJet, pues ellos pagan por ocupar un espacio”.
“Pero que yo esté informado de sus contratos, de sus operaciones, movimientos privados que tengan, pues esas ya son cosas privadas de ellos”, añadió el funcionario , quien asumió la Dirección de SEA en julio de 2012.
Señaló que si RaJet o cualquier otra empresa tiene un contrato con alguna empresa o dependencia, SEA no tiene por qué estar informado.
“Y si la empresa queda mal, tanto RaJet, o si no cumple el contrato, ya son asuntos de ellos, es un asunto privado”, subrayó.