jueves, 7 de marzo de 2013

Homero Ramos Gloria igual que Rubén Moreira; “violencia en Coahuila viene de fuera”


 

 
Los asaltos, imparables

 
Juan Monrreal López
Marzo 7 de 2013
http://www.democratanortedemexico.com
http://www.democratanortedemexico.blogspot.com 

 
Saltillo, Coahuila.- Luego del asalto a mano armada que sufrieran el restaurante Las Brazas (Sic) y sus comensales el domingo 3 de marzo, el Procurador del estado, Homero Ramos Gloria, se sumó a la estribillo que viene canturreando el gobernador del estado Rubén Moreira Valdez, de que  en los hechos de violencia y delincuenciales “posiblemente se trata de personas foráneas”.

De acuerdo a Ramos Gloria, los asaltantes no serían de Saltillo. Para afirmarlo tomó como base  la manera en que se cometió el delito, según dijo.

El robo lo realizó un comando de 5 delincuentes, quienes irrumpieron en el establecimiento cubiertos con pasamontañas y armas en la mano.

Una vez controlada la cajera, amenazaron a los comensales.

Luego procedieron a despojarlos de carteras, relojes, teléfonos celulares y un vehículo, en el que a la postre huyeron.

El asunto es que los asaltos a mano armada han seguido; si bien no a negocios, sí a casas habitación.

De los más de 1 mil ejecutados que constan en Coahuila desde que Rubén Moreira Valdez asumió la gubernatura, no se han presentado asesinos confesos, o al menos ante la opinión pública, mucho menos en una cantidad comparable con los asesinatos que se han cometido en la región y el estado.

Rubén Moreira ha dicho reiteradamente que la violencia que existe en la entidad no es propiciada por personas originarias de Coahuila.

Incluso ha manifestado que ningún cartel delincuencial lleva el nombre del estado, pero los ejecutados, extorsiones, robo de autos, asaltos en casas habitación, no cesan, aun y cuando los meses de enero y febrero han sido un respiro de la ola criminal que ha azotado La Laguna de forma recrudecida desde que el alcalde priista Eduardo Olmos Castro prometió rescatar Torreón con el patrocinio de Rubén Moreira, que era en ese entonces presidente estatal del PRI.

El hecho es que sean de donde sean los maleantes, los coahuilenses siguen esperando que la tranquilidad regrese a la entidad, a la vez que quienes generan la inseguridad y la violencia sean castigados.

 
jmonrreall@yahoo.com

Twitter@jmonrreall