martes, 7 de abril de 2015

Se disparan más de 100% precios de canasta básica en lo que va del sexenio de Peña


martes, 07 de abril de 2015
México, DF, 6 de abril (apro).— Mientras que los salarios mínimos apenas incrementaron 10.7% en lo que va del gobierno de Enrique Peña Nieto, los precios de algunos productos agropecuarios de la canasta básica se dispararon más de 100%, informó la Alianza Nacional Agropecuaria, Comercializadores y Consumidores AC.
Mediante un comunicado, la organización señaló: “en lo que va de este sexenio, muchos productos de la canasta básica y de los que más consume la población mexicana, han sufrido significativos aumentos de precios, impactando en la capacidad adquisitiva de las familias mexicanas, sobre todo, aquellas que tienen un ingreso de un salario mínimo de dos mil 130 pesos al mes”.
Ejemplificó que del 2012 a la fecha, el precio de la pechuga de pollo reporta un aumento de hasta 180%; el camarón de 46%, mientras que la carne de res ha presentado aumentos de hasta 85.3%.
Otro ejemplo de los aumentos desmedidos en los productos alimenticios, precisó la Alianza, es que por segundo año consecutivo el precio del huevo se disparó y llegó a venderse hasta en 40 pesos el kilogramo, después de que en marzo de 2012 se vendía en 14 pesos.
En otras palabras, el aumento del huevo equivale a 17 veces el incremento del salario mínimo; el del jitomate, 14 veces; la pechuga de pollo 16 veces y la chuleta de res 7 veces.
“Suponiendo que una familia tuviera necesidad de comprar al mismo tiempo un kilogramo de cada uno de estos productos, en 2012 le habrían costado en conjunto $215 pesos y habría necesitado 3.4 salarios mínimos. Ahora, en 2015, le costarían $402 pesos, por lo que requeriría 5.7 salarios mínimos”, precisó la asociación.
De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el ingreso laboral per cápita ha disminuido en función de la canasta alimentaria.
Si se considera el costo de ésta en el último trimestre del 2012, cuando Peña Nieto empezó su mandato, el ingreso laboral era de mil 300 pesos. Si se toma en cuenta el costo de la canasta al último trimestre del 2014, el ingreso ascendió a mil 156 pesos.
El ingreso laboral para adquirir la canasta alimentaria se desplomó 11% en lo que va del gobierno de Peña Nieto.
Juan Carlos Cruz Vargas