martes, 14 de abril de 2015

Rafael Herrera Piedra; espía periodistas y políticos con permiso de Jorge Herrera Caldera


Rafael Herrera Piedra Mayo
Primo y concuño del gobernador de Durango, amasa riqueza con poder público ilegal
*Parte del triunvirato del poder estatal, amenaza, intimida, acosa y compra opositores
Juan Monrreal López
Abril 14 del 2015

Durango, Durango.- Primo, concuño, socio, miembro militante de grupos religiosos de ultraderecha, Rafael Herrera Piedra, orgullo del nepotismo del gobernador de Durango, ha levantado una red de espionaje contra periodistas, políticos y ciudadanos opositores que controla desde su búnker establecido en la oficinas del Grupo Editorial HADEC (Herrera Álvarez del Castillo), en cuya operación la red de Jefes de Comunicación Social de los 39 municipios duranguenses juegan un papel central surtiendo información cotidiana  acerca de las actividades,- públicas y no-, que efectúan los alcaldes.
Junto con esto, los sub secretarios de Gobierno y agentes de información de las distintas regiones, envían notas, datos, documentos de los ciudadanos a quienes consideran peligro social del poder que ejercen en la entidad el triunvirato del poder conformado por los tres primos Herrera, Jorge Antonio y Rafael.
Además, el orgullo del nepotismo de Jorge Herrera Caldera, opera y controla la vida pública e institucional a pesar de no tener  nombramiento institucional; ejerce poder de facto ilegal del que participa el hermano del gobernante Jorge Herrera Caldera; Antonio, de los mismos apellidos; otra ficha negra del triunvirato del poder que menea la vida pública como si fuese actividad particular.
Con casi todo el poder, Rafael Herrera Piedra (RHP), concreta reuniones con los candidatos del PRI que él mismo ha cernido.
Elabora las listas de los aspirantes a los puestos de elección popular a las que el dirigente del tricolor estatal Manuel Herrera Ruiz “El Meño Herrera”, sólo repasa y da a conocer en las instancias partidistas una vez que las recibe de quien ha dicho de sí mismo “soy Dios” en este sexenio.
Como si lo anterior fuera poco, Rafael Herrera, ha cooptado a los dirigentes de partidos políticos estatales. Sin ser militante  vetó posibles candidatos con presencia y fuerza electoral como sucedió en el PAN donde frenó la candidatura de Gina Campuzano en la ciudad de Durango. Vaticinó en medios la candidatura a modo y favorable al PRI de Carmen Ávalos en el Distrito 02 de Gómez Palacio y Lerdo, luego que el primo, concuño y socio del gobernador pactó primero con el dirigente estatal del PAN Juan Quiñones Ruiz, a quien prometió más obra para las constructoras familiares.
Antes RHP había negociado con Alejandro González Yáñez “Gonzalo” del Partido del Trabajo (PT), así como con los políticos puros y amorosos del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) en la persona de Carlos Francisco Medina Alemán “El Insecto” confiaron trabajadores de Rafael Herrera Piedra a Demócrata Norte de México, quienes aseguran vieron desfilar estos personajes por las oficinas de RHP.
Sin barrera legal y política que lo frene,- a excepción del poder y los intereses de sus primos, los hermanos Herrera Caldera, Jorge y Antonio-, Herrera Piedra ha sido señalado como el responsable de que publicaciones de distribución nacional como Proceso, La Jornada, Reforma, medios locales dejen de circular en la entidad, principalmente en esta capital del estado.
Es por esto que periódicos y revistas no han aparecido en los puestos de venta en el último mes, aunque la práctica se remonta a los inicios de la actual administración estatal.
Clasemediero de medio pelo,- gracias al cúmulo de chayotes que juntaba en la ruta del cochupo-, hasta antes de que su socio y jefe Jorge Herrera Caldera asumiera la gubernatura, Rafael Herrera Piedra, saltó al mundo editorial después de haber sido empleado en el Siglo de Durango, para crear primero el Grupo Análisis Político;  paso inicial hacia la conformación de los pasquines Hojas Políticas dirigida por Benito Ortega; un folleto gubernamental  relleno de boletines oficiales vendidos como noticias; por cierto, uno de los libelos que más cobran en la nómina de medios del estado de Durango, ilegalidad que sanciona la Ley de los Servidores Públicos por el evidente nepotismo.
Conseguida la gubernatura por Jorge Herrera Caldera; Rafael Herrera Piedra, formó el Grupo Editorial HADEC, dirigido por su esposa María del Carmen Álvarez del Castillo, hermana de Teresa Álvarez del Castillo,  esposa del gobernador, cerrando el círculo de primo, concuño, socio, y parte del triunvirato del poder que semeja un peor remedo que el gobierno bicéfalo que los hermanos Humberto y Rubén Moreira (Valdés & Valdez) implantaron en Coahuila con los resultados catastróficos ya conocidos en esa entidad.
En el caso de Durango, el modelo del triunvirato ya presenta focos de alarma por los resultados gubernamentales y sociales que  apuntan al fracaso de  la política de la trinca del poder.
Olas indetenibles de ejecuciones, profundización de la violencia, incremento de extorsiones, aumento de desaparecidos, ascenso de los delitos del orden común como el robo de autos con violencia, robo a casas habitación, asalto a transeúntes, mayor pobreza, nulo empleo, cero crecimiento económico que constituyen verdaderas bombas de tiempo sociales que los primos Herrera, Jorge, Antonio y Rafael, intentan cubrir comprando medios y periodistas, así como líderes de partidos políticos y dirigentes sociales.

Rafael Herrera Piedra, apuntes de su larga y oscura historia Yunquista

Habitante de la colonia marginal Tierra Blanca, desde pequeño, Rafael Herrera Piedra, dio muestras de su ultra conservadurismo católico.
En las afueras de su vivienda precaria resaltaban un Sagrado Corazón y una Virgen de Guadalupe, a los que se les rendía culto a cualquier hora.
Asiduo al catecismo, misa y cualquier fiesta religiosa, “Rafael Herrera, decía a la palomilla que él sería cura, pero un sacerdote distinto; de los que defienden la fe a capa y espada, como los Templarios en la edad media”, dice un amigo de infancia de Rafael a Demócrata Norte de México.
Vecino de  la calle Abasolo de ese barrio popular, pronto se ligó a las Juventudes Católicas de los Caballeros de Colón, donde estructuró aún más el discurso ultra católico que esgrimía para justificar su actitud de revancha en contra del gobierno mexicano “que impidió que el reino de Cristo Rey, se estableciera en México (durante la Guerra Cristera)”, dicen a Demócrata Norte de México, quienes militaron con el tercer hombre más poderoso del actual sexenio en esa época dentro de las organizaciones afines al Yunque.
Ya más pulido en el limitado discurso de la ultra derecha, el dueño de Hojas Política (HP, Herrera Piedra) inició entrenamiento militar y esgrima bíblico, pues concebía a los defensores del catolicismo a ultranza como seres teocráticos, por lo que la intención era formar sacerdotes guerreros, “por ello, realizaban largos retiros en la sierra duranguense en la que no sólo mantenían recogimientos espirituales, también realizaban entrenamientos y prácticas militares, incluidas armas”, confía otro ex militante de las Juventudes Católicas de los Caballeros de Colón, a Demócrata Norte de México.
Así, con ese bagaje llegó a la Preparatoria Diurna de la Universidad Juárez de Durango, donde desató un activismo reclutador enfermizo con la intención de abultar las afiliaciones a las juventudes de los Caballeros de Colón de la que era parte.
En esos días, “los dirigentes de la célula de Rafael Herrera, enfilan sus objetivos a incrustarse a los medios de comunicación, por lo que Herrera Piedra, hace fila para enfocarse a ese objetivo. De esta manera, el bisoño Rafael Herrera Piedra, empieza a prepararse para ejercer el periodismo como un instrumento de Dios y la organización, con claras intenciones de acercarse además al poder”, siguen confiando ex militantes conservadores a Demócrata Norte de México.

Rafael Herrera Piedra, apuntes de su pequeña y oscura historia periodística

Mal reportero desde sus inicios, la fortuna de bienes,-del hoy tercer hombre más poderoso de la máquina gubernamental duranguense-, rayaba en la indigencia, con todo y haberse ligado a la familia Álvarez del Castillo, clase medieros con profunda filiación fanática católica, al igual que él.
Allá por principios de los años 80´s, Rafael Herrera Piedra es recordado,- aun hoy-, por las prácticas  torpes al intentar ejercer el periodismo, pero sobre todo, por el ansia de sujetarse a los hombres del poder mediante zalamerías cotidianas o notas aderezadas, mal escritas.
Por la vía de la unión a los grupos ultraconservadores del catolicismo duranguense, Rafael Herrera Piedra consiguió vincularse con Rodolfo  Elizondo Torres “El Negro”, panista que ganó la presidencia municipal para gobernar en el trienio 1982-1985.
Periodistas entrevistados que se relacionaron con el orgullo del nepotismo duranguense, recuerdan las triquiñuelas de Herrera Piedra al frente de la oficina de Prensa del municipio.
Desde esa dependencia, Rafael Herrera, inició la retirada de la penuria económica, para luego pasar  a ser reportero de fuentes oficiales como retribución a los favores que hizo a los periódicos, radio y televisión, pagando facturas mientras fue funcionario de prensa.
Eso lo llevó a periódicos como El Sol de Durango, El Siglo de Durango, entre otros.
En el primero, chocó con el periodista oficioso Mariano Alvarado Martínez “El Tip Tip”, un reportero esparcidor de rumores de los políticos,- principalmente priistas-, hasta que Herrera Piedra abandonó ese medio.
Peor.
Alvarado Martínez logró colocar como jefe de Comunicación Social en el gobierno de Ismael Hernández Deras a su hijo el chayotero Amaury Alvarado, lo que enfureció aún más a Herrera Piedra, quien durante el mandato de Ángel Sergio Guerrero Mier, se debatió en la pobreza patrimonial pues fue vetado de la nómina de chayotes y apoyos a periodistas.
Después, ya poderoso, Rafael Herrera, filtraría a informadores a su servicio las cantidades,-enormes-, de dinero que el columnista de chistorete Mariano Alvarado Martínez, recibe del gobierno del estado y la administración municipal.

La red de espionaje de Rafael Herrera Piedra

“Para autorizarte prestar servicios de publicidad a la presidencia de Gómez Palacio, primero tengo que informar a Rafael Herrera Piedra, si te consiente”, dijo orondo el jefe de Comunicación Social de ese Ayuntamiento Fernando Alatorre Escobedo, a un periodista que periódicamente publica su medio.
Discrecionales los convenios de publicidad gubernamental, éstos siempre se firman condicionados; en esta época gubernamental,  más.
Rumboso, sintiéndose impune, Fernando Alatorre Escobedo, gacetillero ligado al negocio de los antros de baja estofa, prosiguió, “aquí tenemos que avisarle, informarle al señor Rafael Herrera Piedra, quien va a trabajar con nosotros, incluso antes que al alcalde”, dice el periodista entrevistado por Demócrata Norte de México.
Pero resulta que la postura del jefe de Comunicación Social de Gómez Palacio, no es la excepción, es regla.
Así, casi los 39 jefes de Prensa de los municipios del estado rinden informes diarios a Herrera Piedra, quien ha levantado un sistema de espionaje con estos funcionarios, mismos que también  le notifican acerca de las actividades de los alcaldes, formando un grupo de informantes de primera mano de los primos, concuño y socio de los hermanos Herrera Caldera, Jorge y Antonio; el primero gobernador, el segundo, poder de facto.
Pero no sólo eso.
Los subsecretarios, así como los agentes  informantes del gobierno estatal remiten fichas a las oficinas de Herrera Piedra, lo que constituye un delito, pues como se sabe, el dueño del grupo HADEC, no es funcionario público.
Por si fuera poco, militantes de los partidos de “oposición” pasan por la nómina particular de Rafael Herrera, alimentada con recursos públicos el nepote mayor de Durango,  maneja a su antojo.

El uso que Rafael Herrera Piedra da a  los medios y periodistas amigos (de él)

Soñador de lo absoluto, Rafael Herrera, ha ido cobrando facturas contra periodistas, medios y políticos que de acuerdo a su visión fanática totalitaria se “la deben”.
Por ello, no es extraño que ordene a las oficinas de Transparencia,- municipales y estatales-, que entreguen la información solicitada a los ciudadanos y periodistas que le sirven.
De esta manera, periódicos, revistas y periodistas han recibido datos antes vedados, por el sólo hecho de así convenir al llamado “Zar del Chayote” Rafael Herrera.
La idea es evidenciar a los medios y reporteros que reciben dinero excesivo por la función de difundir publicidad gubernamental, pero sobre todo que antaño confrontaron al dueño de Hojas Políticas (HP, Herrera Piedra).
Para lo anterior, ha usado a supuesto periodistas “radicales estridentistas”, quienes tranquilamente desfilan por las oficinas de Análisis Político, para cobra sus servicios.
HP, es otro de los medios por los que el primer primo del estado cobra, y mucho.
De esta manera, se han conocido, montos y nombres de algunos beneficiarios del gobierno de Jorge Herrera Caldera, nunca las listas completas de los montos y nombres de los medios por los que Rafael Herrera Piedra, recibe carretadas de dinero que suman millones de pesos mensualmente sólo los que comprueban con facturas, sin contabilizar los billetes que circula sin soportes contables.

Rafael Herrera Piedra “El Zar del Chayote”

“Rafael Herrera Piedra, comparte y reparte, pero se queda con la mayor parte de los chayotes que exige a la tesorería del estado” dice un periodista que afirma a Demócrata Norte de México, que él sólo recibe el 50 por ciento de la cantidad que aparece en la nómina particular,-cubierta con dinero público-, del dueño del grupo empresarial HADEC.
“Pero no sólo es mi medio al que se le obliga a firmar recibos con cantidades superiores a las que nos entrega, el Zar del Chayote” dice desencantado el reportero.
Por eso, Rafael Herrera acumuló rápido dinero suficiente para adquirir los aparatos de impresión y foto mecánica más modernos de Durango.
También adquirió la flotilla vehicular más grande de todos los medios, con la  que distribuye sus periódicos y “revistas del corazón” por cafés, hoteles, oficinas de gobierno, restaurantes, clubes e incluso en algunos otros municipios del estado como en La Laguna.
Con el ascenso del primo Jorge Herrera a la gubernatura, Herrera Piedra, convirtió el orgullo de su narcisismo editorial en impreso semanal, luego en un diario.
HP (Hojas Políticas, Herrera Piedra) Hacemos Periodismo (Herrera Piedra), es la madre de todas las “revistas del corazón” que edita el grupo empresarial HADEC.
Pero con las arcas del gobierno estatal abiertas de par en par a sus ambiciones desbocadas de acumulación de capital, HP edita; Soy Norte, Tu Día, Publi center, Duran York, Hola Durango, Promueve, Sí Jefe, sin contar la páginas Web de estos medios junto con Análisis Político, todas marcadas con tendencias empresariales y de “gente bonita” con fuerte tufo religioso de ultraderecha.

Los ataques a periodistas con ética

Entrevistados por Demócrata Norte de México, al menos 5 periodistas de la capital de Durango, dijeron sin dudas que las agresiones a sus personas, pertenecias y atentados frustrados llegaron desde las oficinas de Rafael Herrera Piedra.
Los ataques tuvieron un móvil común; se sustrajeron archivos documentales, digitales, computadoras, y en varios de éstos, los vecinos les avisaron que de camionetas blancas como las de la Dirección Estatal de Investigaciones (DEI) bajaron los agresores que violentaron hogares y oficinas de los reporteros.
Con sendas denuncias, los hechos nunca se han aclarado. Menos se les devolvieron sus pertenecias ni archivos.
Entrevistados algunos diputados federales y senadores,-incluidos algunos del PRI-, dijeron a Demócrata Norte de México, qué Rafael Herrera Piedra, “es capaz de todo, al igual que Antonio Herrera caldera; más ahora que el poder se les va”.

Mariano Herrera Álvarez, jefe de proyectos económicos

Hijo de Rafael, sobrino del gobernador  Jorge Herrera Caldera y la señora Teresa Álvarez; ahora forma grupos empresariales entre éstos los del Mezcal El Baluarte, una fortuna enorme para quien desde niño vio la indigencia económica y todavía hace 10 años atravesaba penurias económicas.

Rafael Herrera Piedra, corazón de tinieblas

“Siendo capaz de todo”, como dicen diputados y senadores duranguenses, Rafael Herrera Piedra, “es un tipo de cuidado”.
Por eso, y con los antecedentes que indican que planeó la agresión a las propiedades y archivos de los periodistas duranguense que no se han plegado a sus dictados, hacemos responsables a Rafael Herrera Piedra de cualquier agresión que sufran las fuentes de Demócrata Norte de México, así como este reportero, sus familiares y propiedades.
No olvidemos que Rafael Herrera Piedra, siente que es un misionero en guerra; un sacerdote guerrero predicador de las más conservadoras doctrinas católicas afines al Yunque.
Twitter@jmonrreall