martes, 7 de abril de 2015

Familiares de desaparecidos en Ayotzinapa protestan frente a la Casa Blanca


Un pequeño grupo de familiares de los 43 normalistas desaparecidos hace más de seis meses en Ayotzinapa, Guerrero, se manifestó frente a la Casa Blanca para exigir el apoyo de Estados Unidos y la ayuda militar del Pentágono al gobierno de Enrique Pena Nieto.
martes, 07 de abril de 2015
WASHINGTON, (proceso.com.mx).- “El caso de los 43 estudiantes no está cerrado”, declaró a nombre de la comitiva Felipe de la Cruz Sandoval, vocero de la llamada Caravana 43, que, dividida en tres grupos, realiza una gira por territorio estadunidense.
Los manifestantes que se apostaron frente a la Casa Blanca con un manta pidiendo el fin del apoyo militar de Estados Unidos a México, y pancartas con la fotografía de dos de los 43 normalistas desaparecidos indicaron que la comunidad internacional no puede dejar pasar un crimen de lesa humanidad.
La demanda de los integrantes de la Caravana 43 al gobierno de Barack Obama se centró en pedir que el Pentágono deje de entregar equipo militar al gobierno de Enrique Peña Nieto bajo el marco de cooperación bilateral de la lucha contra el narcotráfico definido por la Iniciativa Mérida.
“Mérida no sirvió de nada, el gobierno de Peña Nieto está usando al equipo militar para violar derechos humanos y no para combatir al crimen organizado, el gobierno de Estados Unidos necesita imponer una supervisión al uso del equipo militar”, señaló De la Cruz Sandoval.
Los integrantes de la Caravana 43, que dividida en tres grupos inició su recorrido por Estados Unidos el pasado 12 de marzo frente la Casa Blanca, reiteró su exigencia de dar con el paradero de los normalistas.
“No vamos a descansar hasta encontrarlos”, “vivos se los llevaron, vivos los queremos”; “los 43 estudiantes están vivos, los vamos a encontrar”, fueron algunos de los lemas que gritaron los manifestantes frente a la residencia donde vive Barack Obama y su familia, en la capital de los Estados Unidos.
La protesta por los normalistas de Ayotzinapa coincidió con la filmación frente a la Casa Blanca de una manifestación actuada, ya que al momento de que la Caravana de los 43 se ubicó frente al número 1300 de la Avenida Pensilvania, el productor y director de cine Oliver Stone filmaba una escena con varias decenas de “dobles” sobre el repudio a la guerra contra Irak en la era presidencial de George W. Bush para su película sobre Edward Snowden, el famoso exempleado del gobierno estadunidense quien en junio de 2013 reveló que el gobierno de su país ilegalmente espiaba a sus ciudadanos.
El recorrido por Estados Unidos de la Caravana de los 43 concluirá el próximo 26 de abril en la ciudad de Nueva York, y luego de que los tres grupos que la integran hayan recorrido 43 ciudades de la Unión Americana.