miércoles, 31 de agosto de 2011

Hallan nuevas mentiras a Moreira


Los motivos de las nuevas denuncias serán similares a los de la primera: uso de documentos alterados y falsificados para contratar créditos

Gonzalo Soto y César Sánchez

Ciudad de México (31 agosto 2011).- La Procuraduría Fiscal de la Federación prepara dos denuncias más contra quienes resulten responsables de contratar créditos bancarios con irregularidades en el Gobierno de Coahuila durante el mandato de Humberto Moreira.

Esas acusaciones se agregarán a la que ya se presentó ante la PGR por otro préstamo, indicó en entrevista el titular de esa dependencia, Javier Laynez.

El motivo de las nuevas denuncias, señaló, será similar al de la primera: uso de documentos alterados y falsificados para contratar créditos con bancos tomando participaciones federales como garantía.

"Tienes ahorita la que ya todo mundo ha comentado y estamos revisando porque habrá dos más por hechos muy similares y vamos contra quienes resulten responsables", aseguró.

Por separado, fuentes cercanas al proceso que pidieron el anonimato indicaron que las nuevas denuncias incluirán dos créditos con Santander y dos con BBVA Bancomer.

En el caso del primero de los bancos, uno es por mil 100 millones de pesos, contratado el 12 de julio de 2010 y el otro por mil 100 millones de pesos con fecha del 28 de marzo de 2011.

Bancomer tiene uno por mil 650 millones de pesos con fecha del 2 de diciembre de 2009 y otro por 550 millones del 2 de septiembre del año pasado.

El crédito irregular con Banco del Bajío, ya denunciado, es por mil millones de pesos y tiene fecha del 16 de diciembre de 2010.

"(También presentaron) documentos con sellos y firmas de recibidos en Hacienda, que comprobaban que ya habían sido registrados estos créditos en esa dependencia y quedaban con participaciones como garantías, pero alguien de adentro de la Secretaría no completó el registro", indicó otra fuente bancaria que pidió no ser identificada.

Fiscaliza Hacienda a otras entidades

La Secretaría de Hacienda revisa la licitud de los procesos de endeudamiento no sólo de Coahuila, sino también de otros estados, señaló Javier Laynez, Procurador Fiscal de la Federación.

"Hacienda únicamente inscribe los créditos que están garantizados o tienen como fuente de pago las participaciones de los estados, lógicamente a raíz de este suceso (de Coahuila) la unidad que tiene estos registros está checando que no vaya a haber otros que estén en el mismo supuesto", explicó.

De presentarse una situación de falsificación de documentos para la contratación de deuda, aseguró el funcionario, la Procuraduría tomará medidas similares a las aplicadas con el Gobierno de Coahuila.

Sobre la primera denuncia, que involucra al Banco del Bajío, expuso que aún no hay respuesta, pues el Ministerio Público apenas está levantando una primera investigación para conocer quiénes intervinieron en la alteración de los documentos.

Los hechos de ese primer caso se conocieron cuando el Gobierno de Coahuila acudió a la Tesorería de la Federación para solicitar la afectación de las participaciones para cubrir un crédito, relató Laynez; sin embargo, dijo, cuando se buscó el expediente de dicha deuda, no se encontró registro.

"La Tesorería es la que, coloquialmente, suelta la lana, la Unidad (de Coordinación con Entidades Federativas) le dice 'permíteme', va a ver su archivo y no hay nada, no existe ése crédito, no está registrado.

"Un mes después vino Banco del Bajío y pregunta por esa afectación de participaciones, fue ahí cuando el banco dice que sí tiene un registro y vimos que el documento es falso", agregó.

Modus operandi

Directivos bancarios explicaron cómo se operó en el caso de Coahuila.

"Lo que ellos (funcionarios estatales) modificaron fueron dos decretos (el 476 y el 318) en el Periódico Oficial del Estado... imprimieron un periódico falso y lo presentaron a los bancos para obtener los préstamos, los decretos verdaderos eran sobre otros temas", detalló un directivo bancario.

"(También presentaron) documentos con sellos y firmas de recibidos en Hacienda, que comprobaban que ya habían sido registrados estos créditos en esa dependencia y quedaban con participaciones como garantías, pero alguien de adentro de la Secretaría no completó el registro", indicó otra fuente.

Añadió que las firmas de recibido de esos documentos no registrados, son de Jaime René Jiménez, quien durante años fue director de Deuda Pública de la Unidad de Coordinación con Entidades Federativas de Hacienda, y fue despedido de la dependencia en marzo de este año.

Las fuentes explicaron que esta información se descubrió cuando las instituciones de crédito solicitaron a la Tesorería de la Federación oficializar las garantías de las participaciones, y ésta a su vez solicitó a la Secretaría Hacienda verificar el registro de esos créditos, y al revisar registros y documentación de los créditos, se percataron de las irregularidades.