jueves, 25 de agosto de 2011

Es un intento de PAN por impedir el “inevitable” triunfo del PRI

Pronostica Rubén Moreira más “ataques” por deuda de estados

Lo gastado en la Estela de luz equvale a 10% del pasivo de Coahuila

Leopoldo Ramos
Corresponsal
Periódico La Jornada
Jueves 25 de agosto de 2011, p. 31
Saltillo, Coah., 24 de agosto. El gobernador electo de Coahuila, Rubén Moreira, aseguró que su partido, el Revolucionario Institucional (PRI), espera “nuevos ataques de Acción Nacional (PAN) y del gobierno federal, en un intento por frenar el inevitable triunfo que el PRI tendrá en la elección presidencial del 2012.

“No creo que sean el último ataque ni el último actor político al que vayan a atacar”, dijo en referencia a los señalamientos contra su hermano Humberto sobre la deuda pública de 33 mil millones de pesos que adquirió durante sus cinco años de gobierno y que legó antes de irse a presidir el PRI nacional.

“Los electores van tomando conciencia y decisiones. El año que entra el PRI gobernará este país, y se trata de evitar que llegue, pero las cartas están echadas: el PRI ganará la Presidencia de la República, es inevitable, porque los resultados del partido en el gobierno son desastrosos, lamentables, y los electores quieren que quienes gobernamos nos hagamos cargo de las cosas, no que las andemos evadiendo”, consideró en conferencia de prensa.

Dijo que los cuestionamientos sobre los pasivos de Coahuila son “parciales”, pues no se mencionan deudas de otros gobiernos ni casos como el dispendio en la Estela de luz que el gobierno federal panista aún construye en la capital del país; se trata de “una obra de 50 metros cuadrados que implicó recursos equivalentes a 10 por ciento de la deuda estatal (de Coahuila)”.

Los créditos, para obra y fomento al empleo, dice

Aseguró que la magnitud de la deuda estatal está justificada con obras públicas y combate al desempleo durante la crisis económica de 2008.
“La deuda se contrajo para financiar desarrollo, para la construcción de puentes vehiculares. Las mismas calificadoras (financieras) señalan que perciben gran cantidad de infraestructura; además, el gobierno entró al quite cuando cayó el empleo y hubo una cantidad de dinero que se ocupó para eso.

“A partir de que ahora tenemos más infraestructura, más obras viales, más hospitales y escuelas, más carreteras, somos más competitivos. En todo caso, me hubiera preocupado tener deuda y que no supiéramos en qué se invirtió.”

Rubén Moreira, quien asumirá el mandato el primero de diciembre, lamentó que los opositores utilicen este asunto para golpear al PRI “con una estrategia, voceros y canales muy bien definidos”.

También respondió a quienes critican a su partido por proponer reformas a la Ley de Coordinación Fiscal a fin de aumentar las participaciones federales a estados y municipios. “Olvidan que es una decisión de la Conferencia Nacional de Gobernadores y fue propuesta por un gobernador, en este caso un jefe de Gobierno (Marcelo Ebrard, del Distrito Federal) de otro partido, no del PRI.

“Pero en el afán de golpear al PRI –anotó–, se les ha olvidado de dónde salió esa iniciativa y, en esa lógica, entiendo que se trata de ataques políticos, de los cuales habrá muchos más.”

El gobernador electo acudió este miércoles a la sede del Congreso estatal para anticipar a los diputados locales que enviará un paquete de reformas para modificar, entre otras, la ley de derechos humanos con el propósito de que las pruebas que reúna la Comisión Estatal de los Derechos Humanos sean consideradas por el Ministerio Público y los jueces.