viernes, 26 de agosto de 2011

El nuevo acto de corrupción causó un daño al erario por 67.3 millones de pesos, señala

Detecta la SFP compra irregular de 200 mil botiquines en el Issste, con Yunes al frente

La adquisición fue “injustificada” y existió incumplimiento en las bases de licitación, indica

Elizabeth Velasco C.

Periódico La Jornada
Viernes 26 de agosto de 2011, p. 12

La Secretaría de la Función Pública (SFP) detectó un nuevo acto de corrupción en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), ocurrido durante la gestión de Miguel Ángel Yunes Linares en la dirección de ese organismo. En este ilícito se reporta un daño al erario por 67.3 millones de pesos.

En esta ocasión se trata de la “adquisición injustificada” de 200 mil botiquines para primeros auxilios, de los cuales 31 mil 265 fueron “donados indebidamente” a los sindicatos Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y Nacional de Trabajadores del Isssste, así como a servidores públicos y derechohabientes de la institución.

De acuerdo con una investigación a cargo de la Función Pública, la mencionada compra se realizó sin tener sustento: “No existió justificación en el número adquirido (de botiquines), ni respecto al criterio tomado para determinar el contenido”.

Aunado a ello, indica la SFP, se detectó “un desvío de recursos por la compra innecesaria de los botiquines y existió incumplimiento de las bases de licitación al aceptar la participación de empresas (tres de cuatro) cuyo objeto social no era la compra, venta y comercialización de botiquines”.

De hecho, el domicilio fiscal de la empresa involucrada en el cohecho, denominada Bolensky SA de CV, resultó ser un departamento ubicado en la colonia Condesa de la ciudad de México. La Función Pública verificó que el citado inmueble se encuentra a nombre de Irma Estrada.
Respecto del representante legal de Bolensky SA de CV, Juan Pablo de la Fuente Álvarez, fue imposible localizarlo en su domicilio particular, en Cuajimalpa de Morelos, Distrito Federal.

Personal de seguridad del conjunto habitacional informó a los enviados de la SFP que De la Fuente tenía más de un año (el informe se rindió en mayo pasado) que no habitaba la casa ubicada en Cedros 76, casa 35, colonia Contadero, y que la propietaria real del inmueble era Adriana Jiménez.

En las irregularidades se encuentra involucrado el ex subdirector de área “B” de Regulación y Atención Hospitalaria del Issste, Miguel Iván Hernández Gutiérrez, quien ya fue destituido e inhabilitado por 10 años para ocupar algún cargo público.

Ernesto González Cancino, coordinador de asesores del titular de la Función Pública, Salvador Vega Casillas, informó que la investigación se desprende que de los 200 mil botiquines adquiridos, 31 mil fueron “regalados o donados discrecionalmente” a dependencias federales, estatales, así como a sindicatos.

Otros 102 mil 490 botiquines se encuentran en desuso y están almacenados en el instituto.