martes, 24 de marzo de 2009

Violencia pega a escuelas

EL SIGLO DE TORREÓN / COMARCA LAGUNERA

ADELANTAN HORARIOS EN ESCUELAS UBICADAS EN ZONAS DONDE SE HAN REGISTRADO HECHOS VIOLENTOS

Dejan a criterio de directivos de planteles cerrar o cambiar horarios.

La ola de violencia en la Comarca Lagunera ha afectado a las escuelas pues ante la ocurrencia de balaceras, padres de familia han optado por no enviar a sus hijos a la escuela o los directivos de los planteles ha optado por adelantar la salida de clases o cancelar actividades.

El problema se ha manifestado más en Gómez Palacio, donde la semana pasada entre 1,800 y dos mil alumnos de preescolar y primaria se quedaron sin clases el viernes de la semana pasada.
Ayer, ante rumores de enfrentamientos se presentó una situación similar en planteles de nivel básico que se localizan en distintas partes de la ciudad.

La Subsecretaría de Educación en La Laguna de Durango no tenía un reporte de las escuelas que interrumpieron labores, pero informó que escuelas en sectores como Chapala, Felipe Ángeles, José Rebollo Acosta, Filadelfia, San Alberto y Hamburgo, adelantaron la salida de clases o los padres de familia no mandaron a sus hijos.

En Torreón, la Subsecretaría de Educación en La Laguna de Coahuila no ha reportado el cierre de escuelas públicas ante rumores o hechos violentos.

Sin embargo, algunos colegios particulares en o cerca de colonias donde se han registrado enfrentamientos sí han modificado horarios o reciben menor asistencia ante hechos violentos.

Jesús Rentería, subsecretario de Educación en La Laguna de Coahuila, dijo que no está de acuerdo en que las escuelas terminen sus clases antes del horario establecido y exhortó a padres de familia y a maestros mantener la calma ante el clima de violencia que impera en la región.

Dijo que los profesores tienen la indicación de proteger a los alumnos en caso de emergencia y que los directores de los planteles tienen la opción de dejar salir temprano a los alumnos en caso de un hecho violento.

En Gómez Palacio, autoridades educativas señalaron que va quedar a criterio de los directores modificar los horarios y es decisión de los padres el enviar o no a sus hijos, de acuerdo con las condiciones de seguridad en el entorno de los planteles.