viernes, 27 de marzo de 2009

Sangriento jueves: decapitados, encajuelados, policías asesinados...

LA REDACCIÓN

México, D.F., 26 de marzo (apro).- El saldo de las víctimas del narcotráfico este jueves dejó a un Marshal asesinado, a un policía municipal tiroteado, a cinco jóvenes abandonados muertos en una camioneta, a un decapitado en Guerrero y a un hombre ultimado por la presión de un torniquete.
En suma: 19 ejecuciones. Abarcan: Coahuila, Guerrero, Jalisco, Hidalgo, Chihuahua, Sinaloa y Durango.
En Coahuila, en una camioneta utilitaria fueron abandonados cinco cadáveres con los ojos vendados y el tiro de gracia.
Los ejecutados aparentaban entre 25 y 30 años de edad y usaban ropa holgada del tipo cholo.
El reporte llegó a las autoridades cerca de las 6 de la mañana, y los cuerpos ya estaban en estado inicial de descomposición, lo que hace sospechar que tendrían al menos un día abandonados.
En el lugar del crimen había casquillos de bala calibre .223 y .9 milímetros.
En Costa Grande, Guerrero, fue abandonada una cabeza humana de un hombre de aproximadamente 40 años de edad.
Los restos fueron arrojados en la comunidad de Los Almendros, perteneciente al municipio de Zihuatanejo, informó la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil estatal.
En Culiacán, Sinaloa, fueron ejecutados dos hombres mientras bebían cerveza en la cochera de una casa del fraccionamiento Mezquitillo.
Fueron tiroteados en el ataque el expolicía municipal Mario Humberto Castillo Báez, de 31 años de edad, y exmiembro de la Dirección de Seguridad Pública de Culiacán, así como Luis Alberto Aldana, de 30.
Ambos fueron ejecutados con pistolas calibre 0.38 súper.
En otro crimen cometido en Sinaloa, fue ultimado Alberto Gastélum, después de haber sido privado de su libertad cerca del medio día. Tres horas después, apareció su cadáver dentro de un automóvil compacto.
Además, en Culiacán, un cadáver fue arrojado a una bolsa. El cuerpo tenía un torniquete en el cuello y fue encontrado en la colonia Revolución.
Aparte, en Ciudad Juárez, Chihuahua, fue ultimado Antonio Elizandro Romero, de 60 años de edad.
Fue muerto a golpes y encontrado a las 6 de la mañana en la calle Lauro Gómez.
Más noche, se registró un tiroteo en la colonia Las Américas, que cobró la vida de dos personas y dejó herida a una tercera. En el lugar se encontraron 10 casquillos de calibre 40 milímetros.
A la par, un hombre fue baleado y muerto en el cruce de la 10 y Julián Carrillo. En el lugar del crimen quedaron cinco casquillos de bala. La víctima permanece en calidad de desconocido.
Por si fuera poco, el Marshal de Estados Unidos Vicente Paul Bustamante fue acribillado y abandonado en un canal de irrigación cercano al fraccionamiento Campos Elíseos.
Si bien el crimen ocurrió el miércoles, fue este jueves cuando Daniela González Lara, vocera de la subprocuraduría de Justicia del estado, reveló que el cuerpo encontrado ese día correspondía a dicha autoridad, que es similar a un sheriff –autoridad política y de justicia en Estados Unidos.
En Durango, un hombre fue tirado muerto en el poblado de Cristóbal Colón. No hay más datos al respecto.
En otro hecho, la noche del miércoles, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Jalisco encontró un automóvil abandonado modelo Honda Accord; en la cajuela del vehículo fue depositado el cuerpo de un hombre.
El hallazgo se registró en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga, en la carretera que conduce a Chapala.
Por último, en Pachuca, Hidalgo, hubo un enfrentamiento entre agentes federales y secuestradores, que cobró la vida de un agente federal cuyo nombre aún no es dado a conocer por las autoridades.
Como parte del tiroteo quedaron heridos 10 sicarios.
Proceso27/03/2009