viernes, 27 de marzo de 2009

Encuentran a cinco jóvenes asesinados

EL SIGLO DE TORREÓN / TORREÓN

CUATRO CADÁVERES FUERON IDENTIFICADOS, ERAN ALBAÑILES


Apilados en la caja de una camioneta cerrada con el motor encendido, fueron abandonados en la colonia Nuevo México los cuerpos de cinco jóvenes que estaban amordazados, presentando heridas de bala y signos de tortura.

Desde las 5:00 de la mañana del jueves, vecinos del lugar escucharon una ráfaga de arma larga que fue accionada como para avisar del contenido de la camioneta que estaba sobre la calzada Gustavo A. Madero, en un tramo paralelo a las vías del ferrocarril.

Algunos vecinos de la colonia salieron de sus hogares y encontraron a la camioneta GMC Jimmy color dorado, placas 86MSN2, con los faros prendidos y con los cuerpos de varios hombres en la cajuela que estaba abierta, por lo que de inmediato marcaron el teléfono de emergencias 066 para solicitar la presencia de la Policía Municipal de Torreón.

RESGUARDAN EL ÁREA En primer lugar llegaron seis unidades de la Policía Municipal a la citada calzada entre la calle Segunda y la privada B.

Los policías de inmediato resguardaron el área y restringieron el paso a todas las personas para dar tiempo a que llegaran las demás corporaciones e instituciones de competencia judicial y así iniciar la investigación.

Cerca de las 6:45 de la mañana arribaron tres unidades del Ejército Mexicano con más de una veintena de soldados a bordo y cinco minutos después llegaron dos unidades de la Policía Federal; el Ministerio Público se presentó poco antes de las 7:00 horas junto con agentes de la Policía Estatal y Ministerial.

Las autoridades procedieron a revisar la camioneta y el área encontrando cerca de 15 casquillos percutidos calibres 223, 9 milímetros y calibre 45.

Alrededor de las 7:20 sacaron el primer cuerpo y para las 7:45 ya se habían trasladado a todos los ejecutados al anfiteatro para la práctica de la necropsia de Ley.

IDENTIFICAN A CUATRO
Las víctimas eran en su mayoría jóvenes de 17 y 19 años de edad, y sólo uno tenía entre 25 y 30 años, quien hasta ayer en la noce no había sido identificado.

Los muertos son Juan Pablo Olguín Agüero, de 19 años, y Jonathan José Olguín Contreras, de 18, ambos con domicilio en la colonia Camilo Torres.

También fueron identificados por sus familiares Abel Vázquez Estrada, de 19 años, y Cristian Eduardo Ramos Zapata, de 17, con domicilio los dos en la colonia Buenos Aires.

Los cuatro eran albañiles y el más joven a veces trabajaba en la Alianza. La última vez que vieron con vida a los cuatro jóvenes andaban juntos en una camioneta de doble cabina color guinda el pasado domingo 22 de marzo.

Sobre el último sujeto se informó que tenía barba de candado y un tatuaje en el brazo derecho que decía "Santiago y Élida", en el cuello del lado derecho un conejo de "Playboy", en el hombro derecho un tatuaje de Pavorreal y abajo decía "To Love My...".

A este hombre lo torturaron con golpes, heridas cortantes y quemaduras en diferentes partes del cuerpo.

Uno de los cadáveres de los jóvenes tenía al menos dos días de haber fallecido, con impactos de bala en el torax. Otro tenía dos impactos de bala a la altura de la pelvis.

Todos estaban esposados, tenían la boca y los ojos vendados con cinta color gris, estaban descalzos y ninguno tenía algún tipo de identificación entre sus ropas.