viernes, 27 de marzo de 2009

Revocan pena de 36 años al ex gobernador Villanueva

Ordenan se le dicte una nueva; seguirá en la cárcel por un juicio de extradición

Carlos Avilés
El Universal
Viernes 27 de marzo de 2009

Un tribunal federal dejó sin efecto la sentencia que se le había dictado al ex gobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva, de 36 años de prisión por diversos delitos relacionados con el narcotráfico y sus vínculos con el cártel de Juárez, y ordenó que se le dicte una nueva.

Sin embargo, el ex mandatario estatal seguirá en prisión, en el Reclusorio Norte, debido a que hay una petición de detención con fines de extradición a Estados Unidos, país que lo solicitó para juzgarlo por diversos delitos relacionados con la introducción de droga a su territorio.

Hasta el momento la extradición se encuentra detenida porque la defensa de Villanueva promovió un juicio de amparo en contra de la decisión de la secretaría de Relaciones Exteriores de aprobar su envío a EU.

En el caso de la sentencia que dejó sin efectos el Tercer Tribunal Colegiado se refiere a la que le dictaron en junio de 2008 por 36 años nueve meses de prisión, 515 días de multa, equivalentes a seis mil 205 pesos con 75 centavos, y una inhabilitación para desempeñar cargos públicos durante 26 años.

En esa ocasión el Segundo Tribunal Unitario, con sede también en el Estado de México, consideró a Mario Villanueva responsable de formar parte de una célula del cártel de Juárez, encabezada por Alcides Ramón Magaña.

Además de colaborar al fomento de varios delitos contra la salud al facilitar el hangar del gobierno del Estado en el aeropuerto de Chetumal, para que descendieran cargamentos de cocaína procedentes de países de Sudamérica.

Y de participar en múltiples reuniones con personas ligadas al cártel de Juárez con quienes acordó que les brindaría apoyo al designar a jefes policíacos afines a la organización criminal.

Con base en esos elementos, dicho tribunal resolvió aumentar la sanción que inicialmente un juez le había fijado en seis años. Y ahora, otro tribunal decidió dejarla sin efecto y ordenar que se le dicte una nueva.