domingo, 29 de marzo de 2009

Entre funcionarios de Coahuila vivía "El Canicón"

Era ‘El Canicón’ vecino incómodo
Era el criminal más buscado en el Noreste de México; cobraba derecho de piso para actividades ilícitas del crimen organizado… y para dejar trabajar a muchos comerciantes y empresarios a cambio de cuotas de “protección”. Con ese “currículum”, Sigifredo Nájera Talamantes, “El Canicón”, se coló en uno de los sectores residenciales más exclusivos de Saltillo, donde tenía de vecinos a importantes servidores públicos, incluso del primer círculo del Gobierno Estatal.
Redacción /Vanguardia29-Marzo-2009
A finales del año pasado se desató una ola de robos en residencial San Patricio, la colonia en que el cabecilla del Cártel del Golfo en la región vivió tranquilamente aparentando ser incluso un “joven universitario de familia acomodada”, como dijo una vecina del sector.A partir de entonces, a tan sólo tres cuadras de Paseo de Las Rosas esquina con Paseo de Los Lirios, donde vivió Nájera varios meses, hay presencia de por lo menos una unidad de la Policía Ministerial las 24 horas.Entre los importantes servidores públicos que tenían su domicilio en el amplio sector de San Patricio-Los Pinos cuando se denunciaron los atracos, puede contarse a Armando Luna Canales, secretario de Gobierno; Guadalupe Toca Zavala, subprocuradora de la anterior PGJE, ahora Fiscalía General, y Graciela Arocha, directora de Ecología Municipal.También viven ahí Ricardo Martorell, ex subsecretario de Seguridad Pública del Estado; el diputado federal Javier Guerrero García, y Sergio Peimbert, subsecretario de Turismo, además de importantes ejecutivos de empresas y comerciantes de la localidad.