jueves, 26 de marzo de 2009

Ser o parecer narco

Ricardo Alemán
Itinerario Político
26 de marzo de 2009/El Universal



En las próximas horas Germán Martínez podría denunciar ante la PGR a Héctor Murguía por presuntos vínculos con el narcotráfico —entre otros delitos—, mientras el PRI analiza retirar la candidatura a diputado federal del ex alcalde de Juárez.

Como se sabe, en la Convención Bancaria el líder del PAN arreció sus críticas al PRI por presuntos vínculos con el narco. Ejemplificó su dicho con el aspirante a diputado federal, Murguía, ex alcalde de Juárez por el PRI, a quien se relaciona con grupos mafiosos.

Lo dicho por Martínez extremó la disputa PAN-PRI, arreció la andanada contra el jefe azul por el PRI nacional y el de Chihuahua —que desacreditó un supuesto informe de la DEA que vinculaba a Murguía con el narco—, y derivó en una denuncia contra el jefe del PAN, a quien Murguía acusó de mentiroso. ¿Mintió el líder de Acción Nacional? Acaso no exista el supuesto informe de la DEA que vincula a Murguía con las mafias, lo cierto es que el que fuera su secretario de Seguridad Pública en la alcaldía de Juárez, Saulo Reyes, fue detenido en Texas por narco.

Y durante meses nadie desmintió una investigación periodística de El Diario de Juárez que confirma —por decir lo menos— una sospechosa relación de Murguía —motejado como El Teto— con Saulo Reyes, procesado en Estados Unidos por sus vínculos con el cártel de Juárez. La investigación arrancó cuando el actual alcalde de Juárez, José Reyes Ferriz, denunció públicamente —en un foro municipal realizado en León, Guanajuato— que al tomar posesión como alcalde de Juárez encontró “una Secretaría de Seguridad Pública envuelta en la más profunda corrupción”.

Confirmó “la punta de la madeja”, que desde 1996 documentó El Diario de Juárez, al revelar que durante el gobierno municipal de El Teto Murguía por lo menos una tercera parte de las compras municipales fueron acaparadas por seis empresas, todas creadas al inicio del gobierno de El Teto, de las que —según el Registro Público de Comercio— Saulo Reyes era socio.

Cuando era alcalde de Juárez, Murguía nombró a Reyes secretario de Seguridad Pública, quien fue detenido por sus vínculos con el narco, en tanto que Murguía logró ser candidato del PRI a diputado federal. A su vez, Saulo se benefició con empresas proveedoras del municipio. De nada de ello se percató Murguía. Aun así lo sostiene el PRI. ¿Por qué? Por la misma razón que hizo candidato al gobierno de Colima a Mario Anguiano, integrante de familia de narcos. Si no son narcos, cómo se parecen. ¿Y eso a quién le importa?