martes, 17 de enero de 2012

Violencia costaría la presidencia al PAN: Stratfor

José Carreño Figueras/ Especial con información de Notimex
17 Enero 2012

La agencia Stratfor afirma que los problemas subyacentes de México aún se mantienen. La persistencia de la lucha federal y la guerra entre los cárteles son las causas para un año violento, considera

CIUDAD DE MÉXICO.- La violencia en México continuará en 2012, por lo que “el país enfrenta el posible final de 12 años de gobierno del PAN”, según un reporte del grupo de análisis estadunidense Stratfor.

En sus previsiones para este año, la organización hizo notar que el despliegue antinarco encara la condena pública por el “aumento de la violencia”.

El PAN “ha perdido una gran cantidad de credibilidad en los últimos cinco años”, consideró Stratfor, lo que beneficiaría al PRI y a la recientemente unificada coalición lopezobradorista.

En ese sentido, indicó que no espera que se logren medidas legislativas importantes en lo que queda del sexenio.

El análisis sostiene que los problemas subyacentes de México se mantienen y que la guerra antidrogas hace estragos en el país: Los Zetas consolidaron su control en la costa oriente de México y el cártel de Sinaloa hizo lo propio en el oeste.

“Esperamos que los cárteles intensifiquen sus esfuerzos para extender el control en 2012.”



Stratfor alerta más narcoviolencia

La violencia en México continuará en 2012, tanto por la persistencia del gobierno en su lucha contra las drogas, como por la continua rivalidad entre los principales cárteles, afirmó el grupo de análisis estadunidense Stratfor.

En sus previsiones para este año, la organización hizo notar que en la primera mitad de 2012, “México estará envuelto en la campaña para la elección presidencial de uno de julio y el país enfrenta el posible final de 12 años de gobierno del Partido Acción Nacional (PAN)”, que encara la condena pública por el “aumento de la violencia”.

El PAN “ha perdido una gran cantidad de credibilidad en los últimos cinco años”, consideró Stratfor, lo que sería en beneficio del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y la recientemente unificada coalición de izquierda que el análsis de Stratfor identifica con el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

En ese sentido, indicó que no espera se logren medidas legislativas importantes durante lo que queda de la administración del presidente Felipe Calderón, dado que los tres principales partidos compiten por la aprobación del público.

La organización recordó que el nuevo Presidente asumirá el cargo el 1 de diciembre y, por tanto, la mayoría de los movimientos importantes de la nueva administración no se producirán hasta 2013.




Descartan alianza entre capos

Independientemente de cualquier cambio de partido, los problemas subyacentes de México se mantienen. La “guerra contra las drogas” hace estragos en el país con Los Zetas de haber consolidado su control sobre la mayor parte del corredor de la costa del Golfo de México mientras el cártel de Sinaloa hace lo mismo en el oeste.

Ambos cárteles tienen una presencia significativa y creciente en América Central y relaciones con el crimen organizado sudamericano, anotó.

“Esperamos que los cárteles intensifiquen sus esfuerzos para extender el control sobre las cadenas de suministro regionales en 2012, a pesar de que los cárteles mexicanos seguirán dependiendo de las relaciones con el crimen organizado en locales de tránsito y los países productores”.

Siempre, según el análisis, “a pesar del control territorial en México de Sinaloa y Los Zetas, numerosas pequeñas organizaciones criminales todavía están luchando por el acceso a los centros de transporte clave, como Acapulco.

“Mientras tanto, los dos principales cárteles seguirán atacando unos a otros en las ciudades de tránsito críticos, tales como Veracruz y Guadalajara”.

El texto afirmó que la continua competencia entre los cárteles de México evitará cualquier tipo de alianza entre Los Zetas y Sinaloa o abandonar la violencia en favor de condiciones más rentables para el contrabando.

“Del mismo modo, el gobierno se enfrenta a graves limitaciones en sus actividades contra el cártel”, estimó Stratfor al explicar que “no puede permitirse el lujo de aparecer alejado de los intentos de frenar la violencia”

Pero al mismo tiempo, concluyó, “cualquier incremento significativo en las ofensivas militares contra los cárteles se corre el riesgo de intensificación de la violencia.

“El gobierno, por lo tanto, intentará hacer hincapié en políticas sociales y económicas, manteniendo su actual alto ritmo contra los cárteles de estrategia”.




La Fepade desmiente a The Washington Post

Hubo un malentendido con The Washington Post, aclaró el titular de la Fiscalía Especializada para Delitos Electorales (Fepade), José Luis Vargas Valdez, quien aseguró que marcó claramente como hipótesis que el crimen organizado estaría financiando campañas electorales.

Entrevistado por Grupo Imagen Multimedia, el titular de la dependencia indicó que la entrevista que publicó con ese diario estadunidense la dio a principios de diciembre, cuando fue a Washington con diversos organismos internacionales y centros de estudio.

The Washington Post dio a conocer ayer que existen temores sobre el curso futuro de la guerra contra el crimen organizado “por la posibilidad de que el narcotráfico busque influir en las próximas elecciones presidenciales”.

En su artículo “La votación de México en 2012, vulnerable a la narcoamenaza”, el diario estadunidense cita el titular de la Fepade: “El riesgo de que dinero del narcotráfico fluya en algunas campañas es mayor en estas elecciones que en las de 2006, porque las mafias han refinado sus métodos de corrupción”.

Sin embargo, Vargas Valdez aclara que la entrevista tenía como propósito dar algunos temas de contexto de las elecciones en México, de cara al proceso de julio de este año, “dar elementos de certeza y alertar sobre algunas cuestiones que siguen preocupando para el proceso electoral que está en curso”.



Pendiente legislativo

Dijo que respecto de la infiltración del crimen organizado en las elecciones a escala nacional quedó pendiente desde abril pasado una iniciativa de ley que propuso la Fepade, que tiene que ver con dotar de atribuciones a la Fiscalía para que pudiera conocer de dos asuntos:

“Precandidatos y candidatos que pudieran estar involucrados con la delincuencia organizada, frente a una denuncia o indicios que hubiera para poder investigar antes de que pudieran llegar a ocupar cargos de elección popular y, por supuesto, para instalarse en el poder.

“En segundo lugar, cuestiones que tuvieran que ver con el financiamiento de campañas con dinero de procedencia de bandas criminales.

“Desafortunadamente dije al Post que queda poco tiempo, porque la reforma política fue frenada (...) aunque todas las fuerzas políticas decían que la veían muy bien, incluso, la suscribieron y la dictaminaron favorablemente para hacer que se aprobara y que la Fepade tuviera las herramientas para conocer de esos asuntos que preocupan al sistema electoral en su conjunto”, expuso.

Vargas hizo hincapié en que la entrevista la concedió hace más de un mes en Washington y explicó lo que está haciendo para que aun sin esa reforma los ciudadanos sepan que habrá unas elecciones confiables.



Riesgos y protocolos

Vargas agregó que no puede hablar de casos concretos sin elementos de prueba, “lo que sí puedo señalar es que ya hubo casos que son de conocimiento de la opinión pública donde ese tipo de asuntos no están tan alejados de la realidad y que precisamente porque son casos que se viven en elecciones locales, no podemos descartar que se vivan en la elección federal.

“Por lo mismo, lo que se requiere es decir ‘esto no nos va a pasar a nosotros en las elecciones federales’ y establecer medidas precautorias a fin de establecer protocolos muy precisos, mapas de riesgos que nos indiquen dónde están esos problemas en el país...

“De tal forma que podamos garantizar que los candidatos puedan hacer campaña sin temor a que peligre su vida y la de sus compañeros y que el electorado pueda salir a votar libremente sin ninguna amenaza o coacción, eso es lo que le corresponde a la Fepade”.