jueves, 19 de enero de 2012

Sólo el cártel de Sinaloa y los Zetas disputan territorios: PGR

Rubén Mosso (Milenio)
19 Enero 2012

El cártel de Sinaloa y sus rivales pelean por plazas estratégicas para el trasiego de droga, como Ciudad Juárez, Acapulco, Tijuana y el puerto de Veracruz; ambas agrupaciones criminales ya controlan a bandas debilitadas y son responsables del reciente incremento de violencia

México.- A pesar de que el gobierno federal ha logrado debilitar algunos grupos del crimen organizado, dichas acciones han sido aprovechadas por el cártel de Sinaloa, que encabeza Joaquín El Chapo Guzmán, quien ha tomado el control de los territorios de sus mayores enemigos.

La caída de líderes y operadores de los cárteles de La Familia, de Tijuana y los Beltrán Leyva, y el proceso de desarticulación del de Juárez, propició que El Chapo y su socio, El Mayo Zambada, comenzaran a tomar el control de puntos estratégicos para el trasiego de drogas, como Ciudad Juárez, Acapulco, Tijuana y el puerto de Veracruz.

Funcionarios de la Procuraduría General de la República aseguraron que la verdadera disputa territorial en el país es entre el cártel de Sinaloa y Los Zetas, considerados los más violentos.

Ambas agrupaciones delictivas —que han formado alianzas con grupos debilitados— son responsables de la mayor parte de la violencia generada en los últimos nueve años en México.

La pelea comenzó en la gestión del presidente Vicente Fox, cuando el cártel de Sinaloa envió al grupo de sicarios conocidos como Los Negros, bajo la dirección de Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, a tomar el control de Tamaulipas, lo que propició la guerra entre bandas.

Sin embargo, el cártel de Sinaloa no ha podido tener el control de esa plaza, pese a que el cártel del Golfo rompió con su brazo armado, Los Zetas.

A 11 años de la fuga de Joaquín El Chapo Guzmán del penal de máxima de seguridad de Puente Grande, Jalisco, el capo también ha tenido que enfrentar problemas en su organización, debido a traiciones que se le adjudican, particularmente contra los hermanos Beltrán Leyva yNacho Coronel, con quienes también dirigía el cártel.

Arturo Beltrán Leyva, El Barbas, financió, junto con El Mayo Zambada, la fuga de El Chapo, indicaron las autoridades consultadas.

El 21 de enero de 2008, Alfredo Beltrán Leyva fue detenido en Sinaloa, lo que provocó un rompimiento entre El Chapo y Arturo Beltrán, quien fue abatido el 16 de diciembre de 2009 durante un operativo de la Marina en Cuernavaca.

Posteriormente vino la muerte del otro dirigente del cártel de Sinaloa, Nacho Coronel, en un operativo del Ejército mexicano en Jalisco, en julio de 2010.

Aunque en los últimos meses han caído operadores de El Chapo, las acciones del grupo no se han visto minadas, ni por los decomisos que se han logrado en su contra.




El factor EU

Tras la muerte del terrorista Osama Bin Laden, El Chapo Guzmán se convirtió en el hombre más buscado del planeta. Así lo ha dado a conocer el gobierno de Estados Unidos, que ofrece una recompensa de 5 millones de dólares para lograr su captura. El gobierno de México puso un precio a su cabeza de 30 millones de pesos.

No sólo es el más buscado, sino que este personaje ascendió cinco lugares en la lista de los 70 hombres más poderosos del mundo, de acuerdo con la revista Forbes, al pasar del puesto 60 al 55, además de que lo ubica en el lugar 1140 como uno de los más ricos, con una fortuna que se presume en un billón de dólares.

El Chapo es considerado “el padrino del mundo de la droga”, debido a que tiene más poder que el que tuvo el colombiano Pablo Escobar en la década de los 80.

En el terreno judicial en México, El Chapo cuenta con ocho sentencias absolutorias y con cinco autos de libertad por falta de elementos.

De igual manera, existe una resolución que quedó insubsistente (sin efectos) contra una orden de aprehensión.