sábado, 28 de enero de 2012

Saltillenses huyen de ‘sector caliente’

VIOLETA RODRÍGUEZ
28 Enero 2012

Debido a los actos de violencia y exceso de presencia policiaca, se duplica la venta o renta de residencias al norte, como en San Alberto y Los Pinos

Saltillo.- Tras los repetidos tiroteos registrados en los últimos meses en exclusivos sectores residenciales que antes tenían gran demanda; como Los Pinos y San Alberto, fraccionamiento al que se mudó el gobernador Rubén Moreira Valdez; ahora crece el número de residentes que buscan cambiarse.

En esos y otros fraccionamientos cercanos del norte de la ciudad, como Los Reales y San Patricio, cada vez es común ver residencias con letreros de “En Venta o Renta”, aunque hay otras casas que también están ofertándose y no se anuncian así.

Corredores que conocen bien la zona, reconocen que la reciente violencia es el principal factor para que algunas familias quieran cambiar su residencia.

“Además, ante el riesgo de convertirse en blanco de grupos criminales, prácticamente ya no hay ventas de casa directas, todas se hacen por medio de corredores inmobiliarios”, dijo uno de ellos.

Explicó que aunque hay muchas casas con letreros para vender o rentar casas, muchas otras no los ponen por miedo y sólo son ofertadas por los vendedores de bienes raíces.

“Son varias las casas que tenemos en venta”, dijo la representante de una de las inmobiliarias que promueve San Alberto, colonia en la que incluso un grupo de sicarios baleó hace semanas la entrada principal, aunque no precisó el número de viviendas.

La promotora dijo que algunas residencias fueron deshabitadas recientemente, a pesar de que el precio de las propiedades fluctúa a los 4 millones de pesos, pero expuso que desconocen los motivos del abandono.

Y, en efecto, en un recorrido por el fraccionamiento bardado, es fácil constatar que son varias las casas con letreros de venta.

Vecinos de San Alberto comentaron que su vida diaria tuvo que modificarse radicalmente desde mediados del año pasado, cuando la caseta de vigilancia fue baleada por desconocidos y posteriormente, el 25 de diciembre, los escoltas del Gobernador fueron atacados a balazos por delincuentes.

Los habitantes del residencial ahora se someten a una estricta vigilancia y muchos temen sufrir un daño colateral.

De hecho, desde la Navidad del 2011 los bulevares de la zona: Eulalio Gutiérrez, Luis Donaldo Colosio y José Musa, tienen vigilancia permanente de patrullas estatales y federales.

Para ingresar al fraccionamiento residencial bardado, albañiles, trabajadores y empleados no fijos, deben presentar un permiso de acceso, cuyo trámite deben realizar los propietarios.

De su lado, la inmobiliaria destaca que la vigilancia que se ha extremado en el sector, se ofrece como un plus para las ventas.