martes, 17 de enero de 2012

Páginas web sobre el narco en México, en la mira de Estados Unidos

Carmen Álvarez (Excélsior)
17 Enero 2012

El Departamento de Seguridad Interior hará monitoreo durante cinco años de redes sociales y sitios sobre seguridad

CIUDAD DE MÉXICO.- Sitios de internet mexicanos como El Blog del Narco y Guerra contra el Narco son vigilados por el Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés), encabezado por la secretaria Janet Napolitano, y encargado de prevenir actos terroristas, desastres naturales y cualquier acción que mine la seguridad y tranquilidad de ese país.

El Centro de Información sobre la Privacidad Electrónica (EPIC, por sus siglas en inglés), organización civil con sede en Washington, informó en su sitio web que obtuvo casi 300 páginas de documentos que detallan cómo funciona y quién maneja el programa de vigilancia a medios y redes sociales del Departamento de Seguridad Interior.

El organismo, dedicado a la investigación y divulgación de temas sobre la protección a la privacidad en la era de la informática, así como a la defensa de las leyes constitucionales en Estados Unidos, dio a conocer un documento en el que se revela que la empresa General Dynamics, uno de los principales contratistas militares del mundo, ganó una licitación por 11 millones 319 mil dólares para realizar el monitoreo a internet, que comienza en 2012 y se extenderá por cinco años.

El reporte de EPIC sobre estos documentos va acompañado de una demanda contra el Departamento de Seguridad Interior por el presunto uso de información delicada de usuarios de internet sin que éstos tengan conocimiento.

Los documentos del Departamento de Seguridad Interior (que fueron desclasificados bajo las leyes de transparencia de EU conocidas por sus siglas como FOIA) incluyen varias listas de sitios y redes sociales que están en la mira de Washington, entre ellos Facebook y MySpace, así como las cuentas de Twitter de los grandes periódicos en el mundo.

En una de las listas se incluye a los sitios mexicanos El Blog del Narco, Guerra contra el Narco, Tribuna Regional y MexiData, así como las páginas Borderland Beat y Borderfire Report, que tocan temas de la frontera entre México y Estados Unidos.




Descubren planes de EU para denuncia anónima en México

Otro de los documentos refiere uno de los proyectos de la Casa Blanca que fue discutido en México para facilitar la denuncia anónima de hechos violentos relacionados con el narcotráfico.

“Hillary Clinton (secretaria de Estado del gobierno de Barack Obama) está considerando el desarrollo de un servicio de mensajes de texto que permitiría a los mexicanos reportar en forma anónima incidentes de violencia relacionados con drogas.

“En octubre de 2009 un equipo de expertos en tecnología, incluido el presidente de Twitter, viajaron a la Ciudad de México a discutir el financiamiento de un sistema de mensajes de texto gratuitos”, dice otro de los documentos.

El proyecto de monitoreo pone particular énfasis en la detección de la ubicación donde se encuentra la institución o la persona monitoreada, apoyado no sólo en textos, sino también por medio de imágenes. Otro criterio para el monitoreo es la exhaustiva recolección de datos personales.

Documentos similares a los divulgados por EPIC ya habían sido difundidos a lo largo del año pasado por el sitio Cryptome, antecesor de WikiLeaks fundado en 1996.



Los criterios para el monitoreo

Un ejemplo del tipo de información prioritaria para la Casa Blanca que está incluida en el proyecto de monitoreo, de acuerdo con los documentos desclasificados, es la cápsula informativa titulada “Zetas Evolving Into a Business Oriented and Strategic Organization (Los Zetas evolucionan hacia una organización estratégica orientada a los negocios)”, basada en datos reales del periódico Dallas Morning News.

Esta cápsula es utilizada como ejemplo de cómo deben redactarse los despachos del monitoreo.

“El Centro Nacional de Operaciones (NOC por sus siglas en inglés) retendrá solamente la información generada por el usuario que éste haya puesto a la disposición de las redes sociales en línea”, dice un documento de junio de 2010, desclasificado por Cryptome, que también es monitoreado por el proyecto de DHS.

Sin embargo, la demanda legal interpuesta por EPIC contra DHS señala en su punto nueve, que dicho plan de monitoreo podría permitir que la dependencia genere nombres de usuarios y claves de acceso “ficticios”, para crear perfiles encubiertos con el fin de espiar a otros usuarios.

A primera vista, la descripción de la forma de trabajar del personal que deberá llevar a cabo esta tarea sugiere que existe una estructura operativa muy similar a la de las grandes agencias de noticias internacionales, con la diferencia de que no almacena información.

“El NOC que opera las 24 horas del día, los siete días de la semana, los 365 días al año (24/7/365), coordina la forma en que se comparte la información para ayudar a evitar, detectar, prevenir actos terroristas y manejar incidentes internos”, dice uno de los documentos que en inglés se titula Servicios de Soporte para el Monitoreo de los Medios y las Redes Sociales para el Centro Nacional de Operaciónes, de DHS.

Lo que según EPIC se traduce en la vigilancia de los medios y de las organizaciones de crítica y de oposición política.



El Gran Hermano

El Manual del Analista de redes sociales y de medios electrónicos, al servicio del Departamento de Seguridad Interior (DHS) de Estados Unidos, desclasificado para EPIC, el Centro de Información de Privacidad Electrónica de Washington, propone siete servicios:

Tips, alertas de noticias o incidentes con un sumario, alertas con un breve análisis, reportes especiales, resúmenes de las últimas 24 horas, resúmenes semanales y resúmenes mensuales sometidos a evaluación de desempeño.

Dos ejemplos de cómo se redacta una alerta con sumario señalan que las autoridades mexicanas matan a plagiarios en un rescate de víctimas en Cuencamé, Durango, y que Los Zetas ya operan simultáneamente en el ámbito legal e ilegal, lo que los hace más peligrosos.

El manual, con fecha de febrero de 2010, destaca la eficacia y rapidez de las redes sociales para alertar de catástrofes con imágenes que facilitan su ubicación.

Y muestra un ejemplo de que esos datos permitieron detectar a fugitivos de la justicia estadunidense, a través de un hecho aparentemente aislado en Pakistán.