domingo, 29 de enero de 2012

Un estate quieto…

AL EX PRESIDENTE VICENTE FOX QUESADA

De manera inopinada, el presidente Felipe Calderón instruyó la semana antepasada a la procuradora Marisela Morales para que sus agentes y peritos realizaran un cateo a diversas propiedades de su predecesor Vicente Fox. Para realizar la ‘diligencia’, la dependencia desempolvó una denuncia penal presentada por el senador petista Ricardo Monreal en 2007 que nunca prosperó. Consultado al respecto, el legislador sostiene que en realidad se trata de un manotazo de Calderón para que Fox, quien ha intensificado las críticas a su gestión en los últimos meses, se esté quieto


domingo, 29 de enero de 2012


VERÓNICA ESPINOSA

GUANAJUATO, GTO. (Apro).- De las "visitas de cortesía" que le han hecho al ex presidente Vicente Fox por lo menos dos de los cinco secretarios de Gobernación a lo largo del sexenio para pedirle mesura y silencio, Felipe Calderón pasó al manotazo y a la intimidación directa.

En un hecho inédito, un grupo de agentes y peritos de la Procuraduría General de la República (PGR) cateó las propiedades de Fox en San Francisco del Rincón. El acto semeja un recurso legal para aplacar a su antecesor —convertido hoy en uno de los principales detractores de su guerra contra el narcotráfico y de uno de los aspirantes a la candidatura panista a la Presidencia, Ernesto Cardero— y quizá no pase de ahí.

No obstante, Calderón recurrió una vez más a su vieja estrategia: echar por delante a la instancia procuradora de justicia con el pretexto de reactivar una investigación contra Fox por enriquecimiento ilícito y por otros nueve delitos iniciada en 2007, si bien estos serían los pecados menores del ex presidente, quien el año pasado reinició su activismo público contra el gobierno de Calderón y su partido.

Entre otras actividades, Fox lanzó una convocatoria nacional para una cruzada por la paz, desaprobó la participación del Ejército en la guerra contra el narco en diversos foros nacionales y extranjeros, criticó las violaciones de derechos humanos denunciadas por diversas organizaciones civiles y propuso en varias ocasiones la legalización de las drogas, postura que fue rechazada de inmediato por el titular de Gobernación, Alejandro Poiré.

APUESTA AL PRI

Encima de todo Fox le apostó al regreso del PRI, elogió a su candidato a la Presidencia, Enrique Peña Nieto, a quien incluso recibió en su rancho San Cristóbal y hasta defendió al mexiquense cuando cometió su dislate en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara al confundir autores y libros que supuestamente leyó.

"Es un soberbio Carlos Fuentes. Bueno, ¿y él qué? ¿Qué se cree? ¿Quiere que leamos sus libros? Ese es un debate falso, inútil… yo quisiera ver a todos los criticones, a todos los que lanzaron la primera piedra a ver si realmente han leído. No nos vayamos con la finta, lo importante es ver qué ideas trae Peña…", dijo Fox luego de que el escritor Carlos Fuentes reprochó a Peña Nieto haberlo confundido con Enrique Krauze.

"Algo hizo Fox… No quiero adelantar vísperas y quiero confiar en la actuación de la procuradora (Marisela) Morales… pero pienso que lo están castigando por atreverse a traicionar a su partido y por estar promoviendo al PRI y a sus candidatos", dice en entrevista vía telefónica el senador Ricardo Monreal, quien promovió la denuncia contra Fox en 2007, cuyo expediente fue el pretexto para los cateos recientes a las propiedades del ex mandatario.

"No parece un asunto estricto de justicia sino de venganza, y en eso nosotros no estamos de acuerdo", sostiene Monreal.

SEÑALES DE VENGANZA

En 2007 Vicente Fox recibió dos visitas del entonces secretario de Gobernación Francisco Ramírez Acuña, confirmó entonces un colaborador de Fox. "Fue un llamado enérgico" de parte del presidente Calderón a quien le entregó la banda presidencial en 2006 sólo porque en una conferencia en Estados Unidos se ufanó de haber arrebatado el triunfo a Andrés Manuel López Obrador y por apoyar abiertamente a Manuel Espino para que presidiera la Internacional Demócrata, dijo.

Entrevistado por la CNN a finales de ese año Fox declaró: "No van a lograr ponerme piedritas en el camino para que yo me quede callado".

En julio de 2009 Fox recibió a Fernando Gómez Mont, sucesor de Juan Camilo Mouriño en la Secretaría de Gobernación. Acababa de consumarse un desplome electoral del PAN y en una carta pública Fox se desmarcó de su partido y de la gestión de Calderón.

Por esas fechas comenzaron las críticas del guanajuatense a su sucesor, que no han parado desde entonces. En diciembre del año pasado, por ejemplo, Fox lanzó una andanada de cuestionamientos por los saldos de la guerra calderonista contra el narco y convocó a una cruzada nacional en un artículo publicado el día 19 en El Universal bajo el título "Basta de guerra, que llegue la paz".

Un mes después vino la reacción de Calderón. Esta vez desenterró un archivo de la PGR para saldar cuentas con su antecesor. Conocida por su displicencia para acatar instrucciones con similares motivaciones –aún se recuerda la pifia en que terminó la investigación contra Jorge Hank Rhon–, esta vez la procuradora Marisela Morales actuó con rapidez.

EL CATEO

A mediados de mes Morales envió a un grupo especial de peritos, así como a agentes del MP y de la Agencia Federal de Investigación (AFI) a catear las propiedades que tiene Fox en San Francisco del Rincón, ubicadas alrededor de la ex hacienda familiar convertida hoy en un centro de estudios que lleva el nombre del ex mandatario.

Los ejidatarios de San Cristóbal no se sorprendieron por el despliegue de los helicópteros y del personal de la PGR en las inmediaciones de Centro Fox. Algunos de ellos mantienen un añejo conflicto agrario con el ex mandatario, a quien acusan de haber violado una resolución del presidente Lázaro Cárdenas y exigen un nuevo deslinde de tierras.

Se quejan porque el pleito languidece y sólo cambia de tribunal. Hoy, dicen, está en manos del magistrado Juan Rodolfo Lara en Aguascalientes, quien posterga audiencias, testimonios y fallos; hoy, insisten, los ejidatarios apoyados por Fox como contraparte viajan allá en un autobús que les proporciona el gobierno de Guanajuato, con gastos y comida incluidos.

Los peritos y agentes federales arribaron a San Cristóbal sin que se notificara a la delegación de la PGR, que se ubica a pocos kilómetros del rancho de Fox, sobre la carretera León-Cuerámaro.

En la zona se ubican La Cabaña, donde Fox recibió al presidente George W. Bush en 2001; el Centro Fox, a cuya construcción se destinaron más de 250 millones de pesos a finales de 2010; y en la parte de enfrente, en Nuevo Jesús del Monte, está La Estancia, un rancho que formó parte de San Cristóbal y que Fox recuperó en 2006 para ampliar su finca.

OJALÁ HAYA VOLUNTAD POLÍTICA

La noticia sobre los "cateos" se conoció el martes 17, cuando la difundió María Idalia Gómez en el portal digital 24 Horas. Con base en la información que le proporcionó un funcionario del gobierno federal, la reportera detalló que se trató de una diligencia ministerial derivada de la denuncia interpuesta ante la PGR en 2007 por Monreal.

Otra fuente cercana a Proceso asegura que los peritos y agentes de la PGR inspeccionaron tres inmuebles el viernes 20. Al día siguiente Marta Sahagún declaró al diario local A.M. que "las autoridades han hecho las investigaciones pertinentes y hubo una indagatoria para que la demanda siga su curso y pueda ser desahogada… No hubo cateo, nada de eso, fue una diligencia".

Adolfo Gómez Velázquez, uno de los cuñados de Fox involucrado en un par de escándalos por corrupción y fraude abordó el asunto el domingo 22 después de la misa: "Vinieron los ingenieros y todo y tomaron medidas", comentó.

Si hubiese sido un peritaje formal, los ingenieros debieron revisar terrenos, límites, construcción y valoración arquitectónica y, con el concurso del MP, elaborar un avalúo de los bienes para integrarlo a la indagatoria, pero los agentes no procedieron de esa forma.

Consultado al respecto, Monreal dice estar sorprendido por la incursión de la PGR en las propiedades del ex presidente: "Es la primera vez que sucede en la historia del país… Sería lamentable que fuera un "estate quieto". Ojalá y no sea eso y lleguen hasta el final", comenta a la reportera.

Convencido de que su denuncia presentada hace cuatro años tiene las bases legales y de que hay elementos constitutivos de los delitos planteados en ella (peculado, enriquecimiento ilícito, corrupción de funcionarios, abuso de autoridad, uso indebido de bienes y facultades, entre otros), Monreal recuerda que cuando la interpuso, fue descalificado por el vocero del PAN y por el mismo Fox, quien afirmó que no procedería.



Alianza perniciosa



"Obviamente nos queda la sensación de que no podía pasar. En un país donde la impunidad es una regla general, donde los presidentes no son tocados, sino cubiertos y protegidos por la impunidad, no parecía que la PGR fuera a proceder. Y ahora me entero por los medios que la denuncia penal que presenté se reactivó".

Coordinador de la precampaña de Andrés Manuel López Obrador por el Movimiento Progresista, Monreal sostiene que la acometida de Calderón contra Fox es sólo un "estate quieto".

"No quiero adelantar vísperas —dice—, pero tengo una opinión positiva de la procuradora y me resisto a creer que acepte recomendaciones o consignas; me resisto a creer que pueda ser una consigna directa, porque para tocar a un ex presidente de la República se requiere, primero, que existan los elementos del delito —que en este caso sí existen—, pero sobre todo voluntad política, y esa la tiene el Presidente".

Y añade: "Ahora sí podría decir con toda seriedad y con toda claridad que Fox se ha sumado a los millones de mexicanos que a diario dicen: ‘Nos habría ido mejor con López Obrador’".

Pero Fox más bien le ha apostado a Peña Nieto, según él mismo ha dicho públicamente —se le señala a Monreal.

"Sin duda. Creo que es una alianza perniciosa que no va a prosperar; son los mismos sinvergüenzas. ¡Qué bueno que se junten! Finalmente son lo mismo uno y otro."

Monreal adelanta que, como promotor de la denuncia, formalizará una petición a la procuradora Marisela Morales para conocer el estado actual de la indagatoria; incluso, dice, llevará el asunto al Senado.

Y remata: "¿Por qué no proponer una comisión plural que coadyuve en la investigación? Pedimos una comisión especial para investigar la denuncia contra Ernesto Zedillo en Estados Unidos (por la matanza de Acteal)… Y si Calderón quiere erigirse ahora como verdugo de Fox, es un asunto que tendrán que revisar ellos (los panistas)".