martes, 17 de enero de 2012

Impunidad en Torreón; pocas condenas

Reforma


17/01/2012 - 04:05 AM

México, DF.- Trece ciudades violentas del país destacaron en 2010 por sus altos índices de impunidad, indica un estudio el Consejo Nacional para la Seguridad Pública y Justicia Penal.

“Hay un desinterés, hay un abandono, hay un olvido en aplicar la ley, es la obligación de los funcionarios hacerlo, y esta falta de aplicación de la ley es lo que provoca la impunidad y como consecuencia el aumento de los homicidios en el país”, dijo José Antonio Ortega, presidente del Consejo.

“Los violentos saben que no los van a castigar, les sale muy barato asesinar porque tienen la certeza de que no va haber castigo”, remarcó.

Ciudades dolosas

Juárez, Durango, Chihuahua, Torreón, Mazatlán, Tepic, Culiacán, Acapulco, Cuernavaca, Tijuana, Reynosa, Matamoros y Nuevo Laredo, registraron en ese año 9 mil 797 asesinatos y las Procuradurías estatales sólo reportan 406 sentencias condenatorias por homicidio doloso.

De acuerdo con el estudio del Consejo, a nivel nacional el porcentaje de impunidad se ha disparado desde 2005.

El reporte establece que en ese año se registró un 57% de impunidad, en 2006 se elevó a 59, en 2007 a 61, en 2008 a 67; en 2009 se incrementó a 77 y en 2010 aumentó a 85 por ciento.

A la par, las tasas de condena se han reducido.

En 2005 se registró 43%, el 2006 el 41%, en 2007 disminuyó a 39 por ciento, en 2008 bajó a 33%, para 2009 el porcentaje cayó a 23 y en 2010 la cifra fue del 15 por ciento.

El Consejo detalla que en Ciudad Juárez se reportaron en 2010 un total de 3 mil 951 homicidios y sólo se contabilizaron 32 sentencias por ese delito, lo que arroja una tasa de condena del 0.08 por ciento.

Pocas condenas

“La causa de la violencia homicida es por la falta de aplicación de la ley y que se refleja en las pocas condenas por el delito de homicidio en el 2010.

“Aquí hay un fenómeno muy claro, ni la Policía Preventiva está previniendo ni los Ministerios Públicos están investigando, y es su trabajo”, expresó Ortega.

De acuerdo con el documento, Durango arrojó en 2010 456 homicidios y sólo se reportaron nueve condenas; en Chihuahua se registraron mil 76 asesinatos y sólo 32 sentencias; mientras que Torreón se contabilizaron 831 homicidios y 28 condenas por ese delito.

“La información es la más reciente, porque la de 2011 estará disponible en un año”, destacó Ortega.

Mazatlán registró 388 crímenes y 28 condenas; Tepic 343 y sólo 14 sentencias por homicidio doloso.

En tanto Culiacán, que reportó 754 homicidios, contabilizó apenas 36 condenas.

“No hay voluntad política para investigar en las entidades, y esto viene desde arriba, desde el propio Gobernador, no les interesa”, acusó Ortega.

A nivel nacional, añadió el activista, en 2007 se reportó la tasa más baja de homicidios en el país por cada 100 mil habitantes.

“Tuvimos 11 por cada 100 mil habitantes, pero como se dejó de investigar, de perseguir y de castigar los homicidios, la tasa aumentó de 11 hasta que llegamos el año pasado a 25.5”, lamentó Ortega.

El Consejo calcula un mayor número de muertes que las recopiladas por el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) y el INEGI.

El Consejo indica que en 2010 contabilizó 28 mil 292 homicidios dolosos con una tasa de castigo del 15.15 por ciento.

En tanto el INEGI recopiló información sobre 25 mil 757 asesinatos con una tasa del castigo de 16.64 y al SNSP, las Procuradurías estatales reportaron en ese año 20 mil 585 crímenes con una tasa de condena de 20.82 por ciento.