miércoles, 18 de enero de 2012

‘Rating de Torreón pegará al estado

Jesús Jiménez
18 Enero 2012

Calificado como ‘séptimo destino más violento del mundo’ hará más complicada la labor del turismo en toda la entidad: líder gremial

El hecho de que Torreón aparezca como la séptima ciudad más insegura del mundo es “una verdadera catastrofe” para el turismo y para el Estado, “porque impactará directamente no sólo en la intención de viaje de los turistas, sino también de los inversionistas”, afirmó Armando de la Garza Gaytán, presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles en Coahuila,

“No es simplemente un comunicado más, estamos hablando de que Torreón, la segunda ciudad más importante de nuestro estado, aparece clasificada como séptimo lugar mundial como destino violento, y ésta no es una calificación entre las 38 ciudades de la entidad, o entre los 2 mil 550 municipios del país. Es un índice mundial, una calificación global”.

El líder empresarial aseguró que “aunque parezca increíble, en esta clasificación aparece Torreón como una ciudad mucho más violenta e insegura que Mosul, en Iraq, o Johanesburgo, en Sudáfrica, y esto es un verdadero escándalo que se va a reflejar en el número de visitantes y en una disminución importante y severa en las inversiones extranjeras que quizá se interesaban en Coahuila.

“No faltará quién lo minimice, o diga que ‘no corresponde a la realidad’, y serán ‘las habas’, o lo que quieran, pero una ciudad de nuestro estado está clasificada en el séptimo lugar mundial de la inseguridad, y alguien debe, primeramente, responder por ello y decir qué se está haciendo para cambiar tal situación, pero ya, para revertir el daño, el cual será sumamente considerable”, enfatizó de la Garza Gaytán.

El líder gremial expuso que tanto desde la Asociación Mexicana de Hoteles, como en su tiempo desde la Asociación Nacional de Oficinas de Convenciones, “siempre estuvimos señalando y manifestando que urgían cambios en la Fiscalía y en Seguridad Pública del Estado, y lo más grave es que quienes no hicieron nada por cumplir cabalmente con su trabajo, siguen laborando en el aparato estatal, ahora en la nueva administración, como si no pasara nada, y ya tenemos a Torreón entre las siete ciudades más violentas del mundo.

“Quizá para esos funcionarios no signifique nada esta clasificación, pero para la gente que vive del turismo, y para los coahuilenses que siguen esperando nuevos empleos esto es algo sumamente grave y que tendrá muy considerables consecuencias, aun cuando mucha gente puede no darle la importancia necesaria”, concluyó.